Destacamos

La oferta de trabajo en Cauchari para los despedidos de Glencore es “solo un salvavidas por tres meses”

Diez puestos son los que están disponibles en Cauchari para los más de 100 obreros de la fundición Aguilar de Palpalá que cerró a comienzos de año. Además, la tercerizada que trabaja en la planta solar demanda mano de obra de la construcción, cuando los cesanteados son en su mayoría metalúrgicos, y ofrece por ahora contratos de solamente tres meses.

La fundición palpaleña propiedad de la multinacional Glencore presentó un procedimiento preventivo de crisis a comienzos de este año y cerró la planta en la que empleaba a unos 200 trabajadores, la mayoría de ellos metalúrgicos, además de administrativos y personal de seguridad.

Los despedidos firmaron con el Ministerio de Trabajo de la Nación un acuerdo mediante el cual entraron en un programa de transferencia productiva, según el cual cobran un fondo de desempleo de unos 12.500 pesos, en lugar de los 6000 pesos básicos. Además, en caso de ser tomados por otra empresa, el estado va a subsidiar 7000 pesos del salario de cada uno de los contratados.

Por ahora, no cobraron nada. El fondo de desempleo, según les dijeron, estará disponible a partir de fines de este mes.

“Tuvimos una reunión y nos hablaron de Cauchari”, relató a El Submarino Radio (91.5) Guillermo Tito, uno de los despedidos de Glencore. En ese encuentro, fueron informados de que una empresa tercerizada que realiza trabajos en la planta solar estaba dispuesta a contratar a diez obreros por tres meses.

La oferta, ciertamente, no viene a paliar la difícil situación de los más de cien despedidos. “Es un salvavidas por tres meses, nada más”, describió Tito.

“No estamos conformes. Al gobierno de la provincia le pedimos otra cosa. No le pedimos que nos consiga trabajo, queríamos conservar las fuentes de trabajo de la multinacional”, comentó.

La preocupación no tiene que ver solo con la precariedad de la oferta laboral. “Nosotros somos metalúrgicos, pero esta empresa es de construcción, buscan albañilería y esas cosas, así que estamos un poquito cruzados. No es nuestro oficio”, describió Tito.

-¿Cobraron la indemnización? 

-Sí, pero el despido fue de un día para el otro. Nosotros teníamos un trabajo estable que permitía sacar crédito, sacar deudas. Tenemos compañeros que usaron la plata para pagar los créditos de sus casas. La plata entró y se fue.

-¿Cuántos son el total?

-Los despedidos somos 128 metalúrgicos, además de los administrativos, que están fuera de convenio, y los tercerizados, que se les cortó el contrato. Todavía siguen los de seguridad, pero ya se les acaba. En total seremos entre 180 y 200 personas.

-¿Cuál es la situación de los despedidos?  

-Ahora estamos buscando laburo. Algunos están trabajando en negro en otras fundiciones de Palpalá, pero éramos la empresa de mayor estabilidad. No sé qué pasará con la ciudad. Los compañeros no saben para dónde correr.

Trabajadores de El Aguilar pasan a Cauchari

Glencore acordó con los trabajadores despedidos: 100% de indemnización y un fondo de desempleo

Consulta el Padron
x

Tal vez te interese

Un Blaquier fue fiscal en las PASO, rompió el telegrama y casi va preso

El ex titular del Fondo de Garantía de Sustentabilidad Luis María Blaquier, integrante del clan familiar que es dueña del Ingenio ...