Destacamos
Archivo.

Los trabajadores de La Esperanza pedirán garantías de que no haya despidos por diez años 

La semana próxima, los trabajadores del Ingenio La Esperanza van a formalizar ante el gobierno la contrapropuesta que votaron en asamblea. En principio, aceptarían la media indemnización que ofreció el Grupo Omega pero solo si se actualizan los montos, que están congelados desde 2014. Además, quieren garantías de que no habrá despidos masivos durante diez años. Según explicó a El Submarino Radio (91.5) Sergio Juárez, secretario general del Sindicato de Obreros Azucareros del Ingenio La Esperanza (Soeaile), a pesar de que el gobierno no está poniendo plata, los sueldos están al día gracias a la venta anticipada de azúcar. Además esperan con ansiedad el inicio de la zafra, porque recibirán para moler 150 mil toneladas de caña del ingenio salteño San Isidro, que está cerrado desde hace varios meses.

-¿Qué debatieron en la asamblea? 

-En todos los medios decían que iban a pagar el 50 por ciento de las indemnizaciones, pero no teníamos información oficial. Entonces hace una semana y media nos reunimos con el ministro Abud Robles. Fuimos la Comisión Directiva y el cuerpo de delegados. Decían que la venta del ingenio estaba trabada porque el Grupo Omega había presentado una revocatoria donde uno de los puntos era que los trabajadores tenían que tener antigüedad cero. Decían que no estaban en peligro los 600 trabajadores, solo querían las antigüedades a cero. Entonces el gobierno hizo la propuesta de pagar a los trabajadores un 50 por ciento de las indemnizaciones, en dos pagos. Y nos dijeron que si el grupo Omega no acepta a todos los trabajadores, no viene al ingenio. Hicimos una asamblea porque el trabajador lo tenían que saber. Venían hablando el gobernador, el ministro Carlos Sadir y la doctora Clara Falcone. Decían que no iban a poner más plata en el ingenio, que esta era la única salida y si no, se iba a remate a fin de año. Toda una presión que ponía a los trabajadores entre la espada y la pared. Nosotros comunicamos a la asamblea y se votó llevar una contrapropuesta.

-¿En qué consiste?

-Ellos toman el tope indemnizatorio de 23 mil, que es de 2014 y no está actualizado. Es una vergüenza. Entonces queremos que el Ministerio de Trabajo lo actualice, porque no es lo mismo 23 mil que 35 o 40 mil pesos. Por otro lado, no hemos tenido paritarias en 2017, así que necesitamos que se regularice ese tema con retroactividad, porque esa es una cantidad de plata que se le debe al trabajador. Estamos calculando que serán entre 80 y 90 mil pesos por cada trabajador. Y además queremos garantías de que esta empresa no va a venir a desguazar a los trabajadores, que en diez años no va haber despidos masivos.

-Eso quiere decir que aceptarían media indemnización actualizada y que la empresa los vuelva a tomar. ¿Cómo saben que van a cumplir?

-Nosotros desconfiamos de este grupo y del gobierno, por eso queremos garantías en un acuerdo homologado por el juez de la quiebra el doctor Calderón.

-¿El único que les da garantías es el juez?

-Hoy nadie nos da garantías de que se vaya a cumplir, pero tampoco le creemos a la jefa del Superior Tribunal, que dijo que a fin de año esto va a remate, porque esto ya lo hemos vivido el 20 de diciembre pasado.

-¿Cómo sigue ahora? ¿Están hablando con el gobierno? 

-Ayer hablé con el ministro Robles, me dijo que volvía de Buenos Aires y llama. Entre lunes o martes nos estaríamos reuniendo para llevar la contrapropuesta y de ahí, según lo que nos digan, haremos otra asamblea para ver si se aceptan o no las condiciones.

-¿En la última asamblea votaron esa contrapropuesta por unanimidad? ¿O hay trabajadores que no están de acuerdo? 

-No, acá el cien por ciento de acuerdo no se va a encontrar, siempre va a haber algunos compañeros que no están de acuerdo. Por eso se hizo la asamblea, para que aquellos trabajadores que no estén de acuerdo nos digan cuál sería el camino, porque como gremio no queremos que a fin de año el gobierno deje de poner plata, se cierre y nos echen la culpa a nosotros, al sindicato. Entre todos vamos a decidir cuál va a ser la solución para el ingenio.

-¿La gente está trabajando normalmente?

-La gente está normalizando. La zafra estaría comenzando la primera quincena de julio y los sueldos están al día. Hoy la quincena se pagó en tiempo y forma, aunque el gobierno no está poniendo plata. Se hicieron ventas anticipadas de azúcar porque el gobierno no puso plata el mes que pasó, ni la quincena, entonces estamos esperando ansiosos que comience la zafra porque sabemos que la caña de los cañeros independientes de San Isidro se va a moler aquí y son más de 150 mil toneladas. Eso va a hacer que tengamos más trabajo y producción en el ingenio.

 

x

Check Also

Docentes marcharon por el avasallamiento de sus derechos que realiza el gobierno

Este miércoles, los docentes de Adep, junto a los docentes que conforman la Corriente Nacional “Corti-Santoro” marcharon a la sede del ...