Destacamos
caj

Los trabajadores de los Centros de Actividades Juveniles exigen cobrar sus salarios

cajPor Miguel López. Son 700 los trabajadores de los Centros de Actividades Juveniles que no cobran sus salarios desde hace 8 meses. Los jóvenes docentes protestan, una vez más, frente al Ministerio de Educación.

Estos jóvenes docentes son los llamados talleristas, el sector más precarizado de la docencia, ya que perciben de remuneración mensual $1.600 los full time y $800 part time, pago que siempre se da con meses de retraso.

Los Centros de Actividades Juveniles son una respuesta estatal posterior a la crisis del 2001 que venía a palear el fracaso y la deserción escolar. Por eso es que el programa se propone a través del dictado de talleres de artes, cultura, cine, radio, teatro, medio ambiente y recreación a los estudiantes de las escuelas secundarias, entre cruzar la educación formal con la educación no formal, con un objetivo mínimo ligado a la contención de los adolescentes en la escuela pública.

Esta situación de desfinanciamiento y retraso en el pago de salarios que lleva años toma estado público porque “la gota que rebalso el vaso” es que los talleristas de los CAJ van a finalizar el año 2016 sin haber cobrado un peso por el trabajo realizado. Siendo que su labor que implico un esfuerzo mayúsculo debido a que el gobierno no giro fondos ni para el pago de talleristas ni para gastos operativos para el CAJ. A su vez, los coordinadores del programa de cada escuela, unos 144 docentes en toda la provincia, la última vez que cobraron su sueldo fue en el mes de julio, es decir que a la fecha acumulan 5 meses sin percibir su salario.

La precarización laboral en las escuelas

El retraso en el pago de talleristas y coordinadores, los salarios de indigencia que venían cobrando, la no llegada de fondos para gastos operativos, se suma otra cuestión no menor, esta es la realidad de precarización que padece este sector de la docencia.

Los talleristas además de vivir con magros salarios, no cuentan con aportes jubilatorios ni obra social, y los coordinadores son docentes monotributistas que trabajo bajo contratos de locación de obra o servicio, facturan al estado (rentas de la provincia y afip) y de este modo cubren sus aportes y obra social.

Un ahogo presupuestario inducido

La realidad que padece el personal docente del CAJ salta a la luz porque hay una política manifiesta del gobernador Morales y el presidente Macri de ahogo presupuestario a estos programas educativos. El desfinanciamiento del programa fue una política consciente del gobernador y su Ministra de Educación, Isolda Calsina, que buscaba la renuncia masiva del personal docente en el año 2016, para relanzarlo en el 2017 con un personal docente puesto a dedo por los nuevos funcionarios gubernamentales.

Esta maniobra vil del gobernador Morales contra los trabajadores, se puso nuevamente en evidencia cuando Alejandra Mollon, Coordinadora de políticas socioeducativas del gobierno provincial, ante el reclamo de coordinadores dijo que los fondos nacionales estaban, pero que por un problema burocrático no se liquidaban todavía a las escuelas.

Cabe agregar que esta funcionaria es la misma que a principio de marzo en una reunión que mantuvo con coordinadores de CAJ de las 5 regiones de la provincia dilataba una resolución de permanencia de los coordinadores, talleristas y el proyecto en su conjunto, sosteniendo que “lo que le pedimos a la Ministra es alargar hasta junio los contratos, de ahí en adelante veremos como seguimos.

Ese tiempo nos permitirá organizarnos. En dos meses y medio es imposible dar respuestas totales y concretas. Queremos acompañar lo que se viene haciendo con nuestra impronta de cómo vemos la educación”.

Pese a que decenas de Centro de Actividades Juveniles se quedaron sin coordinadores por este desfinanciamiento inducido, la mayoría de los CAJ continuaron funcionando producto del esfuerzo puesto por los docentes precarizados y la inscripción en talleres de un promedio de 100 estudiantes por escuela secundaria.

Por pago de sueldos, aumento salarial y pase a planta

Ante esta situación de injusticia, los talleristas salieron a la calle a reclamar por los salarios adeudados y el pago en tiempo y forma. La protesta docente que se realizó el miércoles pasado frente al Ministerio de Educación obtuvo como respuestas de los funcionarios meras dilaciones. Por eso volvieron este miércoles 7 de Diciembre a hacerse escuchar, pero la respuesta sigue siendo que esperen unas semanas más, pero el tiempo corre y los talleristas no quieren pasar las fiestas navideñas sin cobrar los sueldos que le adeuda el gobierno.

El gobierno busca patear el problema para el 2017, mientras en un cronograma firmado por funcionarias del Ministerio de Educación exige un balance anual a todos los CAJ, la firma de directores de renovación del contrato de coordinadores, a la par convoca a docentes para cubrir vacantes en varias escuelas para los puestos de coordinador y tallerista de dicho programa.

Los talleristas del CAJ están desesperados por cobrar y van a continuar con las protestas. Además del pago de los salarios adeudados, de la ingreso de fondos en tiempo y forma, los trabajadores deben exigir el pase a planta permanente de todos los talleristas y coordinadores del Centro de Actividades Juveniles, para terminar con la precarización laboral y los salarios de hambre de la docencia.

x

Check Also

Casas dijo que la sociedad tiene generar sistemas educativos tendientes al desarrollo

El candidato a diputado provincial en primer término del Frente Primero Jujuy (FPJ), René Casas, participó de los festejos por el ...