Luis Cevasco: “El juicio político está hecho para sacar corruptos, no a quien piensa distinto”

En las últimas horas se conoció un durísimo documento firmado por el Consejo Federal de Política Criminal y el Consejo de Procuradores, Fiscales, Defensores y Asesores Generales de la República Argentina en el que se cuestiona el pedido de juicio político contra el fiscal general de Jujuy, Alejandro Ficoseco. El Submarino Radio dialogó con el presidente del primero de esos cuerpos, el ex juez Luis Cevasco, actual fiscal general de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, quien calificó de “totalmente absurdo” el pedido de juicio político contra Ficoseco y agregó: “El juicio político está hecho para sacar a los corruptos, no a quien piensa distinto”.

Cevasco adelantó que la semana se reunirán en 500 fiscales de 90 países, y que en ese marco van a debatir la línea de acción que seguirán frente al caso jujeño. Además, no descartó que una delegación se traslade a la provincia para hablar con los miembros de la Comisión Acusadora y de la Legislatura “para explicarles por qué entendemos que estos pedidos de juicio político carecen de fundamento real”.

Sobre la conformación del Ministerio Público de la Acusación, que preside el fiscal Sergio Lello, Cevasco consideró: “A mí me parece que es un gravísimo error político el pretender desnaturalizar el ministerio público previsto en la Constitución a través de una estructura como la que se armó en Jujuy”.

-¿Qué les preocupa del pedido de juicio político contra el fiscal general Alejandro Ficoseco?

-Nosotros no nos metemos con la realidad política de cada provincia. El punto es el siguiente: las constituciones provinciales establecen que determinados funcionarios, como los jueces o los procuradores, tienen estabilidad mientras dura su buena conducta. Porque la idea es que el Poder Judicial tenga una cuota de independencia que trascienda al gobierno que lo designó, porque el Poder Judicial está para defender a las minorías y a toda persona que se ve involucrada en un conflicto, con independencia del poder político.

El problema que se plantea acá es que los fundamentos del juicio político contra el doctor Ficoseco son absurdos, entonces lo que nos preocupa es que se pueda generalizar el uso espurio, incorrecto de una institución como el juicio político que está hecha para sacar a los corruptos, no a quien piensa distinto.

El punto concreto es que al doctor Ficoseco le imputan en este caso tres hechos. Dos de esas situaciones ya fueron juzgadas y desestimadas en la Legislatura porque habían sido motivo de un juicio político anterior. Y estas dos situaciones son falsas, porque los hechos que le imputan, que básicamente están relacionados con no haber tomado intervención en situaciones de Milagro Sala, no le eran reprochables a él porque en esa época el dominio del proceso lo tenían los jueces, porque todavía el sistema procesal de Jujuy no había pasado al sistema acusatorio. Por lo cual el fiscal general ante el Tribunal Superior no tenía ninguna facultad al respecto. Es más, si uno busca en el Código Procesal de Jujuy se va a encontrar con que la facultad del fiscal general es continuar los casos ante el Tribunal Superior, no tiene facultades para darles instrucciones particulares a los fiscales e iniciar o no o archivar una investigación.

-Porque el fiscal general en Jujuy no es jefe de fiscales.

-Exacto, no es un jefe directo, no les puede dar instrucciones a los fiscales, y mucho menos según el Código que regía entre 2010 y 2015. Entonces, en ese contexto el pedido de juicio político por esos dos hechos era ridículo. Ahora a esos dos hechos, que ya habían sido desestimados, los reflotan, y suman un tercer hecho que es más ridículo todavía.

-¿Por qué?

-Hubo una presentación de un organismo oficial para que los jueces del Tribunal Superior mostraran sus declaraciones juradas. Y en este caso el dictamen del doctor Ficoseco es muy claro: dice que ningún organismo del Ejecutivo se puede meter en funciones reglamentarias que son propias del Poder Judicial, por lo tanto el pedido no es procedente. No obstante eso, dice, yo aconsejo al Superior Tribunal que abra las declaraciones juradas. Y el Tribunal Superior lo hizo. Entonces, la verdad es que pedir un juicio político a un fiscal general por un dictamen que no es vinculante, que de ninguna manera obliga, porque el Tribunal Superior podía seguirlo o no, por lo cual no tenía ninguna relevancia, ni siquiera política, es totalmente absurdo. Y por otro lado, el Tribunal Superior terminó aceptando el consejo del doctor Ficoseco. Entonces, la preocupación de todos los fiscales generales del país es decir ‘muchachos, acá hay normas constitucionales que establecen la estabilidad en el cargo mientras dure la buena conducta, y no puede ser que sea cual sea el signo político que gobierne en una provincia, se pretenda sortear esta decisión constitucional a través del juicio político.

-Hoy se convocaron para designar a cinco personas que van a conformar la Comisión Investigadora del juicio político, y se va a iniciar el procedimiento. ¿Qué van a hacer ustedes frente a esto?

-La semana que viene se realiza en Buenos Aires un evento muy importante que es la reunión anual de la Asociación Internacional de Fiscales. Vienen 500 fiscales de 90 países, entre ellos procuradores generales de países muy importantes. En ese contexto nos vamos a reunir todos los procuradores de las provincias y vamos a delinear cuál va a ser nuestra línea de acción en este caso. Yo no descarto que vaya una delegación de los consejos a Jujuy a hablar con los miembros de la Comisión Acusadora y con los miembros de la Legislatura para explicarles por qué entendemos que estos pedidos de juicio político carecen de fundamento real.

-¿Ustedes solamente pueden opinar sobre el caso de Ficoseco? ¿O van a opinar también sobre el pedido de juicio político al Tribunal de Cuentas?

-No, nosotros en eso no nos metemos, solamente nos ocupamos del caso del fiscal general. Y le aclaro que nos ocupamos del caso del fiscal Ficoseco como en iguales circunstancias nos ocuparíamos de la situación de cualquier otro procurador general que esté involucrado en un problema similar.

-Usted sabe que hay un fiscal general del Ministerio Público de la Acusación…

-Sí, lo sé, y sé que también tiene sus problemas. Pero ahí no nos metemos.

-¿Cómo ve usted que hayan dos fiscales generales, uno del Poder Judicial y otro del Ministerio Público de la Acusación, que hay quienes interpretan que es como un cuarto poder del estado?

-Lo que voy a decirle es a título personal. A mí me parece que es un gravísimo error político el pretender desnaturalizar el ministerio público previsto en la Constitución a través de una estructura como la que se armó en Jujuy. Y creo que es un grave error político porque eso implica abrir puertas que después van a transitar otros. Si yo puedo decir ‘bueno, como a mí no me gusta el procurador voy a crear el fiscal de la acusación’, después el ministro de Gobierno puede decir ‘a mí este fiscal de la acusación no me gusta entonces voy a crear el fiscal de la recontra acusación’, y después va a venir otro que va a decir ‘yo voy a ser el de la acusación plus ultra’… En definitiva la institución queda permanentemente desnaturalizada. Entonces, la lógica no es esa. La lógica es: si yo tengo un problema con el procurador porque no coincido políticamente, me la tengo que bancar porque esa es la línea constitucional. Ahora, si el procurador está involucrado en actos de corrupción o en actos que realmente lo justifiquen, está la institución del juicio político. Pero hacer este juego legislativo a partir de mayorías porcentuales, como aumentar o bajar el número de miembros de la Corte, o cambiar los ministerios públicos en situaciones de coyunturas políticas, desde mi punto de vista personal no es institucionalmente adecuado. Además creo que es un boomerang, porque insisto, cuando uno juega con las instituciones republicanas, abre puertas que después no sabe quiénes las van a transitar y con qué finalidad. Pueden tener las mejores intenciones, pero hay que tener mucho cuidado con eso. Ocurre que a veces se olvidan que los cargos políticos son transitorios, las mayorías son transitorias, entonces hay que tener mucho cuidado con esas cosas.

-En Santa Fe hay también un MPA como el de Jujuy. ¿Es así?

-Sí, Santa Fe fue la primera provincia y Jujuy la copió.

-¿Los titulares de estos MPA también integran la asociación de fiscales y procuradores?

-En el caso de Santa Fe, sí. En Jujuy, el que es miembro por derecho propio, por ser fiscal ante el Superior Tribunal, es el doctor Ficoseco. El doctor Lello algunas veces vino y otras no, pero ya no viene más.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Consulta el Padron
x

Tal vez te interese

Macri pasa la noche en Jujuy y encabezará una reunión de gabinete

Esta noche, llegó a la provincia, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, quien fue recibido por el gobernador Gerardo Morales ...