Destacamos

“No nos sentimos seguras en nuestro pueblo”

Durante la tarde de este viernes, un grupo de pobladoras de Tilcara, junto a la Colectiva de Feministas de Tilcara-Maimara, docentes, la Red de Teatro de Tilcara, estudiantes de la Licenciatura de Trabajo Social, la Corriente Marina Vilte, entre otras agrupaciones, dieron a conocer un documento, que fue leído y aprobado, en un encuentro que se llevó a cabo en la plaza Álvarez Prado en Tilcara.

“Es de público conocimiento que el pasado sábado 30 de marzo una mujer, que estaba visitando nuestro pueblo, fue atacada y violada mientras paseaba por la Quebrada de Huichaira.

Como vecinas de Tilcara lo sucedido nos preocupa ya que no se trata de algo aislado. Hace 4 años otra mujer de nacionalidad inglesa fue atacada en la Garganta del Diablo. A esto se suman la denuncia por intento de abuso en un hostel, las denuncias por violencia en algunas peñas y la violencia sufrida por mujeres, jóvenes, turistas y locales, en el transporte público de pasajero. También son notorias las situaciones de violencia y el abuso intrafamiliar.

Queremos exigir que avancen las investigaciones y se esclarezcan los hechos. Queremos que se haga justicia. Queremos que se atrape a los agresores. No queremos que esto   quede impune, como sucedió con la violación de la turista inglesa. No puede haber impunidad, ni complicidades. Conocer la realidad de lo sucedido llevará tranquilidad a quienes hoy nos sentimos angustiadas. El sentimiento de que el abuso nos pudo o nos puede suceder a cualquiera de nosotras nos lleva a involucrarnos.

Es lamentable, pero tenemos que decirlo: No nos sentimos seguras en nuestro pueblo. Sabemos que es tiempo electoral. Sabemos que la actividad turística es importante y estas cosas pueden afectar la imagen del pueblo.  Nada de esto puede interferir. Quienes trabajan en el sector del turismo no pueden pretender silenciar lo sucedido. Hay que llegar al fondo de lo acontecido. Y por sobre todas las cosas hay que evitar que esto vuelva a suceder. No podemos quedarnos calladas frente a la violencia sexual.

Por otra parte, exigimos perspectiva de género en todo el proceso de investigación las víctimas no pueden y no deben ser culpabilizadas, revictimizadas, señaladas y puesto en duda sus testimonios. No es posible que de antemano se ponga en duda el relato de las víctimas con valoraciones centradas en su contextura física como “capacidad de respuesta frente al ataque” o desestimando que los aspectos emocionales, psicológicos y subjetivos de cada persona son diferentes frente a una misma situación traumática, sin tener en cuenta que la víctima está bajo coerción y muchas veces temiendo por su vida ante las amenazas del agresor. En tal sentido vemos con preocupación la actuación de la Fiscalía Especializada en Género cuyo equipo, que trabajó estos días en Tilcara está conformado por personas, en su mayoría hombres, que carecen de perspectiva de género.

La Ley 26485 de protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres establece que la violencia institucional es aquella realizada por las/los funcionarios, profesionales, personal y agentes pertenecientes a cualquier órgano, ente o institución pública que tenga como fin retardar, obstaculizar o impedir el acceso las políticas públicas.

Asimismo, creemos que los funcionarios judiciales y policiales y el personal de salud no deben de ningún modo filtrar información sensible a la prensa.

Además de lo específico de la intervención del Poder Judicial, hay otras acciones que se podrían llevar adelante desde la comunidad y las instituciones locales a modo de prevención de futuras situaciones de violencia sexual.

Adhesión del Municipio a la Ley Micaela que establece la formación de los funcionarios locales en violencia de género. Necesitamos que los abordajes que realicen los funcionarios tengan perspectiva de género, es decir, garanticen los derechos de las mujeres y de otras identidades.

El abordaje tiene que ser integral. La Justicia y la policía deben articular la defensoría, el servicio de salud, la Oficina de Paridad de Género y, cuando los casos involucren a niños, niñas y adolescentes, con la Oficina de Protección de derechos OPD.

Reubicación de la parada de remises a Maimará que está en la Costanera. Este es un lugar muy expuesto, especialmente para quienes viajan por la noche o a primeras horas del día.

Queremos efectivos de seguridad capacitados, competentes y con los recursos necesarios para dar respuesta a la violencia de género.

Iluminación y cámaras de seguridad en espacios públicos.

El compromiso de empresarios y emprendedores del sector turismo. Los abusos también suceden en los hostels, las peñas, los circuitos turísticos. Y antes que silenciar la situación debemos visibilizarla y dar soluciones.

Campañas de prevención de la violencia sexual, en particular destinadas a jóvenes y a turistas en donde se comprometan el área de la mujer dependiente de Desarrollo Humano de la Municipalidad y la Oficina Provincial de Paridad de Género.

Implementación de la Educación Sexual Integral en las escuelas locales a fines de que niños, adolescentes y jóvenes cuenten con la información necesaria para prevenir y actuar frente a situaciones de violencia.

Regulación del transporte público de pasajeros (remises locales e interlocalidades) mediante ordenanza y regulación correspondiente: visibilización de los datos de los dueños del auto y el chofer, elementos de identificación de los remises, control de los remises truchos.

Consulta el Padron
x

Tal vez te interese

Convocan a presentar proyectos contra la violencia de género en el marco de la Iniciativa Spotlight 

El Grupo de Referencia de la Sociedad Civil de Jujuy para la iniciativa global Spotlight (GRSC-Spotlight Jujuy) comunica que se encuentra ...

A %d blogueros les gusta esto: