fit

«No tenemos nada que festejar con el gobierno de Gerardo Morales»

fitEl gobierno provincial de Gerardo Morales y el massista Carlos Haquim convoca a un acto de «festejo popular» este viernes. Hacen un llamado a la población a modo de respaldo a su gestión que se encuentra cuestionada por los organismos que exigen la libertad de Milagro Sala y denuncian la persecución contra los trabajadores. El caso del asesinato del interno Nelson Cardozo no hizo más que profundizar esta política represiva del gobierno.

Ante esta situación, el dirigente del Frente de Izquierda, Alejandro Vilca, declaró «en la provincia se vive una situación muy delicada porque el gobierno viene aplicando un fuerte ajuste contra los trabajadores. La inflación y la precariedad del empleo hace muy difícil llegar a fin de mes. Además es el mismo gobierno el que ordena despedir a 800 compañeros en Ingenio La Esperanza y deja correr las suspensiones y despidos en Aceros Zapla. Sobre este ajuste no hace más que fortalecer su aparato judicial y policial de persecución y represión contra el pueblo trabajador como le hicieron a los azucareros en Ledesma».

Y agregó, «hoy los grandes patrones y terratenientes sacaron una solicitada saludando la iniciativa del gobierno. Algo que deja en claro de qué lado están Morales y Haquim. Por el contrario, los trabajadores no podemos compartir nada con aquellos que gobiernan para los empresarios que nos explotan de sol a sol y que son los mismos que organizaron el golpe de Estado genocida como Blaquier de Ledesma o la Minera Aguilar». Vilca finalizó afirmando que los trabajadores no pueden más que rechazar estas políticas y organizarse para defender todos sus derechos.

Por su parte, Natalia Morales, dirigente del Frente de Izquierda, manifestó «cómo puede haber motivos para el festejo en una provincia que ha sido transformada en un laboratorio de la represión y la impunidad. Hasta organismos imperialistas como la ONU exigen la libertad de Milagro Sala tal como lo venimos reclamando junto a los derechos humanos durante todo el año al tratarse de una acción ilegal por parte de la Justicia. La persecución es permanente con causas penales a los trabajadores, represión a las comunidades originarias, descuentos a los estatales por hacer paro y ahora vemos el escándalo del asesinato de Nelson Cardozo en el penal de Gorriti».

x

Check Also

Reapertura de la antigua sede del Partido Justicialista

La antigua casa que era sede del Partido Justicialista reabrió sus puertas para albergar a dirigentes y militantes justicialistas que tienen ...