Opinión: El diario del lunes

Por José del Frari*. “El auténtico genio consiste en la capacidad para evaluar información incierta, aleatoria y contradictoria.” Winston Churchill. La mayoría de los humanos pasan su vida esperando las noticias que de manera atinada o mal intencionada introducen en su agenda los distintos medios informativos. Medios que las usan como un hueso para tenernos ocupados mientras en otros lugares planifican y definen nuestras vidas y el futuro de las próximas generaciones.

Solo muy pocos destinan su tiempo a darles un tratamiento más profundo o buscar el trasfondo de estas.

Quizás el momento particular de “hecho social total” en que vivimos nos da ese espacio para reflexionar. Y propongo que tratemos de aprovecharlo.

Algunas situaciones a analizar

Sabemos que:

  • Unos 170 países de los 195 que existen tendrán crecimiento económico negativo en el 2020.
  • Los gobiernos neoliberales, con sus devastadoras privatizaciones a ultranza de los sistemas públicos de salud. demuestran lo criminales y absurdas que fueron las mismas.
  • En política internacional no hay un liderazgo mundial claro.
  • Científicamente está reiteradamente verificado que el SARS-CoV-2 no es una construcción de laboratorio ni un virus deliberadamente manipulado.
  • En los humanos existen 7 tipos de coronavirus que pueden infectarnos. Cuatro de ellos causan distintas variedades de resfriados comunes y los otros tres, de aparición reciente, producen trastornos muchos más letales, como el Síndrome Respiratorio Agudo SARS(2002), MERS (2012) y Covid (2019) conocido como SARS-CoV-2.
  • El peligro de este último radica en la forma silenciosa de transmisión.
  • Esta pandemia fue muy anunciada (11/2018), o sea que Donald Trump y aquellos dirigentes que hablan de sorpresa y estupor “mienten”.
  • Lo que verdaderamente molesta a las élites no es la difusión de “noticias falsas” sino la difusión de información verdadera pero por fuera del mainstream informativo.
  • La mayoría pensante ya habla de la necesidad de reformular un nuevo contrato social y avanzar hacia niveles más altos de solidaridad comunitaria y mayor integración social; con sistemas de salud públicos y universales.

¿Comenzó a construirse este ‘nuevo orden mundial’?

Los ingleses suelen decir “muerto el rey, viva el rey”; y el mundo sigue girando. Ya lo preanuncian muchos analistas, pensadores y filósofos internacionales. Así, mientras los norteamericanos culpan a los chinos, los rusos al mundo y los chinos y los europeos a los ingleses, se posicionan las “fundaciones”.

Días pasados una serie de noticias motivaron mi preocupación: “ Soros y Trump libran una batalla letal en suelo mexicano cuyo objetivo final es impedir la reelección de Trump el próximo 3 de noviembre” .

Otra marcaba: “La agenda oculta del colapso inducido por el gobierno neoliberal macrista de la Argentina contiene metas del Nuevo Orden Mundial comunes a todos los territorios periféricos. Todos son ruinosos para los intereses de la población, pero el escenario de crisis multidimensional que se está construyendo apunta a presentarlos como ‘soluciones salvadoras’. Todos, además, contienen un elemento central de la agenda globalista para los pueblos
subalternos: la disolución de la identidad y el Estado nacional”.

Hoy conocemos listados de ”líderes confiables argentinos” de todo el espectro político apoyando esta posición.

La tercera noticia: en esta lucha entre la “derecha mundial” y “los liberales de izquierda” (¿?).

Aparece así una serie de nombres y fundaciones para tener en cuenta. George Soros, Bill Gates…

Por otra parte, nos enteramos de que «ante la debacle de un mercado en default técnico, sin chances reales de financiamiento, el magnate húngaro expuso su propuesta de salvataje al presidente Alberto Fernández. Se compone de una oferta de cuatro puntos y una contrapartida de cinco condiciones».

La oferta:

  • Gestionar la postergación del pago de la deuda con el FMI por un mínimo de 5 años.
  • Interceder en la negociación con acreedores privados para conseguir una quita en torno al 60%, comprando los títulos de los bonistas reticentes.
  • La instalación de una planta industrial de la catalana Grifols en Argentina, farmaceútica especializada en hemoderivados. En auge desde que asegura el desarrollo de un plasma anticoronavirus. Sobra decir que Soros adquirió un importante paquete accionario en mayo del 2019.
  • Gestionar una nueva línea de crédito en torno a 20 mil millones de dólares a desembolsarse en 2021 para salvar las cuentas del Estado. La fuente del financiamiento estaría supeditada a las elecciones en Estados Unidos.
    • Escenario 1: De resultar ganador Biden, se instrumentaría a través de la FED.
    • Escenario 2: De ser reelegido Trump, el empréstito provendría de un esfuerzo común entre el propio FMI, el Banco Mundial y un consorcio de empresarios “filántropos”. Las condiciones merecen un árticulo especial para el tema.

Recordemos algo. Soro, además de economista, es también un filántropo provocador de ideas progresistas y prolibre mercado, parte de una élite global cuyas decisiones económicas tratan de eliminar a la clase trabajadora, robado la riqueza del país y colocado esa riqueza en las manos de un puñado de corporaciones y entes políticos.

Entre las cosas a las que ha destinado dinero se encuentran los derechos LGTBIQ, de las minorías raciales y religiosas, de las trabajadoras sexuales, la legalización de drogas como la marihuana o del aborto, o el desarrollo del antiguo bloque soviético. Y está dispuesto a moldear el mundo a su gusto. Todo, canalizado a través de Open Society Foundations, una red que abarca buena parte del planeta y que empezó en 1979.

En 1993 fundó el Open Society Institute y durante las dos últimas décadas del siglo XX y la primera del siglo XXI creó una red de fundaciones dedicadas al desarrollo de sociedades abiertas en América, Europa y África.

Soros se muestra como un partidario del intervencionismo económico del Estado y contrario al liberalismo económico. Popularizó la expresión «fundamentalismo de mercado» en su crítica al liberalismo económico. Busca abiertamente el cambio político, lo que le ha granjeado críticas por interferencia en asuntos internos de los países.

Por otra parte está Bill Gates, que se ha centrado en proyectos de salud pública y educación con menos incidencia en lo interno, pero…

Jujuy, ¿dónde estás?

La llegada de estas fundaciones a Jujuy, ¿qué nos pueden traer de beneficio? Partamos de una provincia o Nación quebrada en lo económico, negociando con estos nuevos o reciclados “mercenarios”. Tal vez al principio habrá mejoras económicas parciales para algunos, más sometimiento para muchos y una gran incertidumbre para todos.

Por ahora, ¿qué sabemos?

Una reciente reglamentación del gobierno de Mauricio Macri de la Ley 27.350, habilita la producción industrial de marihuana (en primera instancia “con fines medicinales” -caballo de Troya-), lo que redunda en un multimillonario negocio, como ya puede verse en el proyecto de Gerardo Morales en Jujuy en sociedad con la norteamericana Player’s Network, con un potencial cultivo de 14.000 hectáreas dentro de un fuerte lobby de corporaciones multinacionales como Marlboro y de ONG como Open Society de George Soros.

Si hasta hoy no lo tuviste en claro: la marihuana, el litio, el territorio, la educación, ¿ya tienen su futuro definido?

Está en nosotros la decisión de ser «simples espectadores”.

*Profesor universitario

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Unir, pero no amontonar

Por Javier Bach Bilbao. El próximo 27 de abril se cumplirán 18 años de las elecciones presidenciales en las que el ...