Destacamos

Por la guerra en Ucrania, Estados Unidos fue a Venezuela para comprar petróleo

El gobierno de Estados Unidos inició conversaciones con el de Venezuela con el fin de explorar la posibilidad de comprar petróleo venezolano para sustituir importaciones de crudo ruso, como parte de las sanciones a Moscú por la invasión a Ucrania.

“El propósito del viaje que realizaron los funcionarios de la administración (del presidente Joe Biden) fue discutir una variedad de temas que incluyen ciertamente energía, seguridad energética”, reconoció la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki.

La funcionaria agregó que los delegados de Washington plantearon la situación de ciudadanos estadounidenses detenidos en Venezuela, entre ellos seis ejecutivos de Citgo -la filial de la petrolera estatal venezolana PDVSA en Estados Unidos- presos desde 2017.

No obstante, subrayó que la cuestión energética y la de los detenidos son “conversaciones separadas” en el diálogo que se inició “en el transcurso de los últimos días”, según la agencia de noticias AFP. La visita de funcionarios estadounidenses a Caracas fue informada en los últimos días por la prensa estadounidense y venezolana, pero hasta ahora no había sido confirmada por ninguno de los dos gobiernos.

Volantazo

Estados Unidos y Venezuela rompieron relaciones diplomáticas a comienzos de 2019, cuando Washington desconoció el mandato que inició entonces el presidente Nicolás Maduro por considerar que surgió de elecciones irregulares.

En esa época gobernado por el antecesor de Biden, Donald Trump, Estados Unidos fue uno de los primeros en reconocer como mandatario interino al opositor Juan Guaidó, designado por la Asamblea Nacional (AN, parlamento), que entonces tenía mayoría adversa al chavismo.

La situación no cambió a principios de 2021, cuando Biden sucedió a Trump y la AN pasó a tener mayoría chavista tras el vencimiento del mandato de los anteriores legisladores, incluido Guaidó.

Desde 2019, Washington intensificó las sanciones aplicadas a Venezuela y, como parte de ellas, redujo sus compras de petróleo venezolano y las reemplazó por crudo ruso, y ahora busca hacer lo opuesto, en medio del debate sobre un posible embargo a las exportaciones de hidrocarburos de Rusia debido a la invasión de este país a Ucrania, según analistas y medios estadounidenses y venezolanos.

Sin embargo, en los días previos a las conversaciones reconocidas hoy por Psaki, Washington prorrogó el decreto que designa a Venezuela como “amenaza inusual y extraordinaria” a la seguridad estadounidense y Maduro ratificó su alianza “incondicional” con Rusia.

‘Respetuosa y cordial’

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en el marco de la reunión con el Alto Mando Político y Militar, confirmó este lunes que sostuvo una reunión «respetuosa» y «cordial» con una delegación del Gobierno de su homólogo de Estados Unidos (EE.UU.), Joe Biden.

En un anuncio transmitido por radio y televisión, el mandatario venezolano informó que el pasado sábado sostuvo un encuentro con una delegación enviada por el Gobierno estadounidense.

«Fue una reunión muy diplomática y estuvimos casi dos horas hablando», agregó y remarcó que la cita se desarrolló en un ambiente «respetuoso» y «cordial».

«En la reunión me acompañó Jorge Rodríguez (presidente de la Asamblea Nacional) y Cilia Flores (diputada). Hemos acordado trabajar en una agenda hacia adelante, me pareció muy importante conversar cara a cara temas de interés de Venezuela y el mundo», enfatizó el presidente Maduro.

El jefe de Estado, asimismo, anunció el restablecimiento del diálogo con todos los sectores sociopolíticos en pro de la recuperación económica y estabilidad del país suramericano.

«Hemos decidido reactivar el proceso de diálogo nacional con todos los factores políticos, económicos, religiosos del país. Vamos a un reformateo de un proceso de diálogo nacional, más inclusivo, más amplio», resaltó el presidente Maduro.

El jefe de Estado ratificó su postura al diálogo con base a las realidades, «este diálogo debe brindar todas las garantías políticas para los años venideros que están marcados. Vamos a una dinamización del proceso de diálogo político para un encuentro con todos los sectores», acotó.

Relatando los detalles de la reunión con EE.UU., el jefe de Estado ratificó la voluntad de Caracas para que desde la diplomacia y el respeto se avance en una agenda que garantice la paz y seguridad de los pueblos de la región, «continuarán las conversaciones, coordinaciones y una agenda positiva entre el Gobierno de EE.UU. y de la República Bolivariana de Venezuela», puntualizó.

«Frente al conflicto en Ucrania estamos tomando medidas para controlar la inflación en caso de que se prolongue este conflicto. No somos un pueblo de cobardes, somos guerreros y vamos para adelante», indicó el mandatario.

El presidente Maduro explicó que en el contexto geopolítico y la crisis en Ucrania, se toman medidas para proteger la distribución y abastecimiento de alimentos, así como el avance salarial y de protección social para la clase trabajadora.

«Tocamos la campana de alerta para buscar la paz, condiciones que permitan acuerdos sólidos en el proceso de negociación entre la Federación de Rusia y Ucrania, a que los factores involucrados alrededor de Ucrania inciten a buscar la paz y abandonar las posiciones que han tenido en el pasado (…) que no se azuce el conflicto militar, que se respeten los corredores humanitarios para proteger a la población civil», alertó el mandatario venezolano.

Asimismo, Maduro recordó que el conflicto se agudizó producto de décadas de incumplimiento de acuerdos, así como amenazas contra la seguridad de Rusia, «los que han preparado la expansión de la OTAN son los máximos responsables de este conflicto», señaló.

«Evaluando la información de inteligencia que tenemos sobre el mundo, desde Venezuela expresamos que estamos preocupados por la posibilidad de una guerra en Europa y una extensión de varias partes del mundo de esta confrontación armadas», aseveró el jefe de Estado.

Además, el presidente Maduro denunció la campaña mediática de odio contra Rusia y las medidas económicas de las que es víctima el país euroasiático, «ya se tienen impactos brutales en los precios de la energía, del gas, petróleo, de los precios de los alimentos y fertilizantes, así como un aumento del precio del transporte marítimo y fletes», puntualizó.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Las fuertes lluvias provocaron muertes en Ecuador y El Salvador 

Fuertes lluvias se registran desde hace días en Ecuador y El Salvador, en medio de inundaciones y deslaves. Se reportan fallecimientos ...