Destacamos
nuria 1

Recién se presentó en la justicia la denuncia de femicidio contra Nelson Ibáñez

nuria 1Hoy, se presentó la denuncia formal de tentativa de femicidio contra Nelson Ibáñez a las 10.30 horas, se presentó en la fiscalía de investigación en lo penal de feria, a cargo del Dr. Aldo Lozano. La denuncia formal contra el asesino, fue firmada por Nuria Gómez y es por tentativa de femicidio.

 La joven relata lo acontecido el 19 de diciembre, en la madrugada, día en que casi pierde la vida a causa del ataque perpetrado por Ibáñez. Señala la denuncia planteada por Nuria: Nelson quiso tener relaciones, pero yo no quise. Peleábamos. Me levanté de la cama y él se me vino encima, no respetando mi decisión. Siempre me golpeaba; lo que fue presenciado por muchos, incluso por mi hija Camila. Temí que otra vez lo hiciera, por lo que lo primero que vi para defenderme fue una botella de alcohol -que estaba abierta-. Forcejeamos y cayó el alcohol en mi cuerpo. Luego, de repente, me prendí fuego. No había ni un calefón, ni una garrafa, nada que pudiera generar una llama que accidentalmente encendiera el fuego. Solo había un encendedor, sobre la cómoda. “Yo no ví cuando él usó el encendedor, pero la habitación estaba cerrada, solo estábamos nosotros dos, y solo pudo generar fuego la intención voluntaria de él de encenderlo, para matarme. Ya una vez me había amenazado con tirarme ácido en la cara por “loca”, así nadie me miraba.

 “Prendida fuego salí de la habitación donde Martín y Gabriela Ibáñez (hermanos de Nelson me taparon con una colcha y luego me tiraron agua, apagando el fuego. Sin la actuación de ellos dos estaría muerta”. La denuncia relata que ni bien Nuria subió a la ambulancia, sintió dolor y se desmayó. Coincidiendo ello con el relato de una médica que la Atiende en el Hospital, donde sigue internada. Así, cae por inverosímil el relato de una médica del Same que señala que en la ambulancia Nuria dijo “Quiero dejar bien en claro que no fue Nelson; lo que de por sí ya era inverosímil.

 El desenlace de fuego y peligro de muerte, llegó a Nuria luego de casi un año y medio de violencia extrema, con amenazas de quemarla con ácido, con golpes constantes, con celos, con todo lo que sabemos, puede terminar en muerte. Al expediente aún no llegaron, y no existen perspectivas de ello, los resultados del análisis de las huellas dactilares que obran en el encendedor secuestrado por la fiscalía, y que Nuria señala como el desencadenante de la tragedia, a manos de Ibáñez. Es que el Poder Judicial de Jujuy, no tiene la capacidad técnica de un análisis de ese tipo, aunque sea difícil de creer.

 Tal vez por eso tantos crímenes sigan impunes. Jujuy vive en el absurdo. Pero en este caso, el de Nuria, la impunidad que existe, no se debe a eso, sino a la clara decisión de parte del poder judicial de Jujuy, de no combatir la violencia de género, sino de tolerarla.

x

Check Also

Las cuatro regiones de Jujuy presentes en «La Ruta Natural»

En la jornada pasada, el Ministerio de Turismo y Deportes de Nación presentó el programa y los paisajes promocionados de la ...