Destacamos
rodriguez saa barrio tupac

Rodríguez Saá con Milagro Sala: «En vez de poner la otra mejilla, Morales está abriendo grietas»

rodriguez saa barrio tupacApenas cruzó el umbral y las guardias, con su grito habitual, llamaron a Milagro Sala. Ella se levantó, se acercó a paso firme y abrazó a quien hace más de un mes había anunciado su visita y ayer cumplió con su promesa de pasar Navidad con las presas políticas del contador Gerardo Morales. El gobernador de San Luis, Alberto Rodriguez Saá, junto al diputado nacional Luis Lusquiños y su secretaria Josefina Aldana, llegó al penal de mujeres de Alto Comedero a las 20 del sábado.

Como uno más, se sentó a la mesa familiar y compartió con todos un asado que él mismo mandó a preparar para todas las mujeres detenidas en el pabellón. A las 22, tal como lo estableció el Servicio Penitenciario, se retiró de la Unidad Número 3.

«A la salida nos embargó a todos una gran emoción», confesó este domingo en conferencia de prensa, después de la cual visitó el barrio de la Tupac Amaru. Allí, impresionado por la obra, reclamó que ni Macri ni Morales, con un presupuesto infinitamente mayor al que tuvo la organización barrial jujeña, tienen una obra como la realizada en Alto Comedero, ni siquiera como proyecto.

Luego volvió a la cárcel para despedirse de la diputada del Parlasur. El mandatario aseguró que «es una presa politica» y que «su liderazgo está intacto».

«Ir al penal a ver a Milagro Sala me genera mucha emoción porque ella está sufriendo una cárcel injusta. Es una presa política. Nos duele enormemente que en la Argentina haya presos políticos y ella es un caso», aseguró el gobernador de San Luis. Y explicó: «Está presa por un acampe. Toda una exageración. Todos los libros de derecho dicen que cuando a una persona se la detiene ilegalmente, todo lo que haga el juez después es ilegal. La intromisión del gobierno de Jujuy también es evidente. Imaginen un gobernador querellante en la causa. En vez de, en la época navideña, poner la otra mejilla, está abriendo grietas y con una actitud casi provocativa», aseguró.

Consultado como gobernador y como peronista sobre una posible salida al escándalo internacional que generó la detención arbitraria de Milagro Sala, respondió: «Hay miles. La más sencilla sería otorgarle la excarcelación ya. Revertir esta situación es de lo más fácil, no cuesta nada. Y luego sí puede seguir el proceso en libertad. Lo que están haciendo ahora es tratar de justificar algo que es injustificable porque se trata de una presa política».

Con cumbia de fondo, familiares de otras presas del penal bailando en el patio y los nietos de Milagro Sala corriendo alrededor, Alberto Rodriguez Saá conversó con la dirigente de distintos temas: las culturas orginarias, su visita al Papa, la situación política local y nacional. Más tarde, cuando la prensa le preguntó por el encuentro, Rodríguez Saa contó: «Uno la va conociendo a través de los medios y se va formando una idea. Cuando ella conversa, se muestra y conduce, uno ve que tiene una personalidad muy fuerte y que es muy valiente. Milagro es una presa política y el dolor más fuerte es que ella lo sabe, lo siente y el mundo lo dice».

Pasado el mediodía del domingo y bajo un sol abrasador, desde la réplica del Templo de Kalasasaya, en el barrio de la Tupac Amaru en Alto Comedero, el gobernador de San Luis expresó: «Estoy impresionado por ver esta tremenda construcción y toda esta obra que es una ciudad. Y me pregunto: ¿cuánto más que los fondos que administró la Tupac Amaru está administrando Morales? ¿Y Macri? Dos mil, tres mil veces más. Y no está esta obra, ni nada parecido, ni siquiera un proyecto similar que se acerque a los humildes para construir una ciudad con semejante parque para los niños. Una obra que es de inclusión, que es una cosa maravillosa desde el punto de vista de la justicia social», concluyó.

Rodriguez Saa se fue del penal pasadas las 15 del domingo. Antes de partir de regreso a su provincia, expresó: «Todavía no pierdo las esperanzas de que haya una Navidad sin presos políticos», con la ilusión «de que un santo bendito toque el corazón del gobernador y pegue ese grito que diga que no consiente este delito de mantener presa a Milagro Sala».

x

Check Also

Ganfeng Lithium instalará una fábrica de baterías de litio en Jujuy

El gobernador Gerardo Morales anunció, en el día de la Minería, que firmará una carta de intención con Ganfeng Lithium para ...