Destacamos

Se espera una masiva asistencia a los cementerios para rendir culto a las almitas

Habrá un lunes diferente porque estamos en la fase de distanciamiento social preventivo obligatorio por la pandemia del coronavirus, pero las tradiciones y los rituales se hacen igual, pero ahora respetando las normas de bioseguridad, con el barbijo social: Día de los Fieles Difuntos

Para cumplir con el ritual, cada año, el 2 de noviembre rige el asueto administrativo y escolar, en virtud que la costumbre popular de “honrar a las almitas”, constituye «una tradición profunda y arraigada en el sentimiento y la idiosincrasia de la comunidad».

La creencia popular dice que, a la noche, entre el Día de los Santos (1 de noviembre) y el de las Almas (2 de noviembre), las almas de los difuntos vuelven cada año a visitar las casas donde vivieron para saber lo acontecido durante su ausencia, por lo que sus familiares se preparan para recibirlas.

Miles de familias esperan esta época del año para rendir homenaje a sus fieles difuntos para lo cual elaboran diversas comidas, bebidas y ofrendas de masa de pan de variadas figuras, los que son colocados en un altar que se arma dentro de la casa, y se reza y se canta para el descanso eterno de las almas.

Las ofrendas de masa de pan pueden ser dulces o saladas e imitan a las más variadas figuras (palomas, cruces, coronas, escaleras y animales), además de confituras y postres regionales, siendo la mesa «más copiosa» cuando el alma es nueva y porque se supone que llegarán muchos vecinos que conocían al difunto para rezar en su honor.

La mesa se cubre de flores el Día de los Santos cuando se colocan las ofrendas (generalmente por la tarde), mientras los familiares y amigos del fallecido rezan hasta la medianoche.

Al día siguiente continúan las oraciones y los rezos hasta al mediodía, momento en que un padrino o madrina de ceremonia eleva sus plegarias implorando el eterno descanso del alma del difunto, y los demás asistentes ruegan también por su paz eterna.

Tras levantar las ofrendas y de compartir la comida los jujeños se dirigen al cementerio, para colocar las flores en las tumbas de sus muertos.

En este año, se amplió el horario de los cementerios por la crisis sanitaria que se vive en la provincia: En la capital jujeña el horario en los cementerios municipales y privados será de 9:00 a 17:00 horas, para evitar aglomeraciones.

Los cementerios permitirán el ingreso de dos familiares por difunto a la vez. La permanencia de cada pareja en el interior de la necrópolis no podrá ser superior a los 20 minutos. Además, estará prohibido el ingreso con mascotas, bebidas, música, etc.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

uber

La justicia impide la circulación de UBER en San Salvador de Jujuy

La justicia prohibió la circulación de Uber tras un pedido de la municipalidad de San Salvador de Jujuy, mediante una medida ...