Destacamos
Claudia González

Tarifas de luz y gas: Cómo leer la factura para calcular el aumento

Los aumentos que ya se aplicaron a las tarifas del gas y la energía eléctrica provocaron que muchos usuarios consultaran con las organizaciones de defensa del consumidor. Con una perspectiva de más incrementos en los próximos meses, la abogada Claudia González, referente de Proconsumer, explicó en diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91.5) cómo se debe leer las facturas y qué componentes corresponden al consumo y cuáles a tasas e impuestos que, cuestionablemente, se incluyen en las boletas.

La abogada comentó que la situación «es como crónica de una muerte anunciada», y amplió: «En la oferta de campaña del actual presidente se hablaba de sinceramiento de precios, diciendo que las tarifas estaban desactualizadas, atrasadas en el tiempo, lo que es mentira».

«En realidad, las tarifas eran las que correspondían a la producción de las empresas -explicó-. Inclusive tuvieron muy importantes ganancias, se ve en la distribución de dividendos, que es información pública que está en los balances. En la época de la pandemia
cuando no podíamos salir a la calle, no podíamos trabajar y mucha gente dependía de la ayuda del Estado para subsistir, hubo tres sectores que tuvieron ganancias tremendas: el financiero, el de la industria alimenticia y el de las prestadoras de energías eléctricas».

En este contexto, González reafirmó que «hablar de atraso tarifario es repetir un discurso vacío». Y agregó: «Que quieran ganar más y quieran ganar en dólares, es otra cuestión; pero no están perdiendo plata».

Los aumentos en la tarifa eléctrica son consecuencia directa de la quita de los subsidios establecida por el gobierno nacional. Sin embargo, no todo el incremento tiene que ver con eso. González lo explicó: «A partir de la quita de subsidios, se produce un aumento. Pero a eso se suma que la Secretaría de Energía autorizó un mayor valor del kilowatt».

Ese valor del kilowatt establecido por la Secretaría de Energía es lo que determina un piso que las empresas deben respetar. Es decir, Ejesa no puede fijar un valor menor.

González repasó: «El subsidio teóricamente era de un 40%, y resulta que hoy nos encontramos en Jujuy con facturas que están al doble». La pregunta es entonces cuál es la explicación de los incrementos que aparecen en la boleta.

«La tarifa en Jujuy, la que cobra Ejesa y autoriza la Susepu, se compone de tres partes. El aumento en Nación afecta solo una parte. ¿Esto qué quiere decir? Que si yo escucho que la Secretaría de Energía de la Nación autorizó un aumento del gas o de la luz del 50%, eso no quiere decir que en Jujuy va a aumentar mi factura un 50%. Hay que ver cómo impacta ese valor», indicó la abogada.

Para hacer una lectura correcta de la factura de energía eléctrica, es preciso tener en cuenta el volumen de consumo. «En los servicios públicos el control de consumo se hace anual -aclaró González-. Yo no puedo comparar lo que consumí este mes con el mes pasado porque en energía los consumos son estacionales. Entonces tengo que comparar mi consumo actual con el mismo período del año anterior».

«Esa es otra preocupación que tenemos las asociaciones de defensa de los consumidores, porque no se puede reducir más el consumo. Ya tenemos usuarios que no dejan prendidas las luces o las hornallas. Tenemos usuarios muy responsables y cuidadosos. Menos no pueden consumir», comentó.

Haciendo la lectura correcta, reveló la abogada, han aparecido facturas con el mismo consumo que en el mismo período del año anterior pero con más del 100% de aumento en el valor del kilowatt. A eso hay que sumarle impuestos, tasas y cargos que se incluyen en la factura.

«Para que nos demos una idea, un consumo promedio de una casa donde viven cuatro o cinco personas es de 250 a 300 kilowatts. Gente que consumen mucho, probablemente con pocos electrodomésticos. Esa factura estaba en los 12 o 15 mil pesos, y ahora están llegando a 42 o 44 mil», señaló.

Para hacer un análisis correcto de la factura, entonces, es necesario prestar atención a cada uno de los ítems que aparecen. González advirtió: «La gente viene a vernos, hace el reclamo y dice el monto total de la factura. Pero en nuestra provincia además tenemos unificada la factura de luz y agua. Entonces necesitamos que vean cuánto aumentó la parte de Ejesa y cuánto es el consumo».

A ese componente correspondiente al consumo, se agregan otros, como la tasa Susepu, que a veces cuestan más que el consumo mismo del usuario. También está la tasa aplicada por el uso del espacio público aéreo que para González es cuestionable: «Yo tengo un poste en la puerta de mi casa y por ahí pasan los cables de Ejesa, pero resulta que yo además tengo que pagar el 10% del consumo».

«Por ejemplo, el alumbrado público es un monto fijo que se actualiza todos los años por ordenanza. En los barrios donde el alumbrado, barrido y limpieza no lo presta una empresa privada, hay un alto porcentaje de incumplimiento, entonces la Municipalidad después brinda facilidades de pago, moratorias -detalló González-. Pero la tasa por el uso del espacio aéreo se tiene que pagar indefectiblemente, porque está incorporada en la factura de la luz; y si no pagás, te la cortan».

La conclusión es que «todo el mundo en Jujuy pretende incorporar en la factura de la luz el impuesto o la tasa de que se trate, porque eso garantiza que haya un pago».

-¿Las tarifas están dolarizadas? 

-La que está dolarizada, indefectiblemente, es la tarifa del gas. La semana pasada nos enteramos, por una resolución de la Secretaría de Energía de la Nación, que se triplica. Teníamos un valor del gas en boca de pozo, que es el punto de ingreso al sistema, que andaba en un dólar por el millón de BTU. Ahora se fue a dos dólares con noventa y cinco, o sea, tres dólares. Eso es el valor bruto del gas, a lo que hay que sumar lo que le agregue Gasnor por distribuirlo y traerlo a las casas.

-Quiere decir que el gas y la energía eléctrica van a costar casi el triple, o el triple.

-Exacto. Lamentablemente es así y no sabemos cuándo se detiene, porque con el gas está la posibilidad de dos aumentos al año. Eso ya estaba establecido; entonces este valor del gas, con aumento del 300 por ciento, se va a sostener por lo menos seis meses. Pero con la luz no sabemos, porque la quita de los subsidios es progresiva y tiende a subsidio cero, así que es muy probable que la próxima factura venga también con aumento.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Operativo contra el dengue en Sargento Cabral: Descacharreo y desmalezamiento

Este lunes, la Municipalidad de San Salvador de Jujuy implementara un operativo de lucha contra el dengue en el barrio Sargento ...