Tras una jornada pacífica, en el sur de Bogotá hubo disturbios y represión

Tras una jornada de movilizaciones pacíficas y con intervenciones artísticas en todo el territorio colombiano, el final quedó manchado con disturbios y represión en un barrio del sur de Bogotá, donde los gases lacrimógenos, las granadas aturdidoras y el agua de los camiones hidrantes volvieron a llover sobre los manifestantes. En tanto, el Comité Nacional del Paro de Colombia advirtió que la movilización continúa pese al diálogo con el Gobierno y volvió a convocar a grandes marchas de protesta para el próximo miércoles y jueves.

Durante todo el miércoles y hasta que el sol se escondió las manifestaciones se mantuvieron en calma, con música y danza en los diferentes puntos de Bogotá. Sin embargo, al caer la noche comenzaron los disturbios en la zona de El Portal de las Américas, donde más concentración de personas hubo.

En un momento de la tarde, el Distrito anunció que había llegado a un acuerdo con los manifestantes de El Portal Américas para evitar los actos vandálicos y el uso de la fuerza por parte de la policía.

Sin embargo, en torno a las 22 horas, encapuchados empezaron a lanzar piedras y objetos contra los policías que vigilaban la protesta, lo que desató disturbios y de nuevo la represión con gases lacrimógenos, granadas aturdidoras y camiones hidrantes, informó el diario colombiano El Espectador.

Además, hubo denuncias de que se atacó a las denominadas «Madres de la Primera Línea» -el grupo que protege a los manifestantes de la policía- e incluso a la misión médica.

Según el comandante de la policía metropolitana, las «Madres de la Primera Línea» fueron puestas en riesgo por los mismos manifestantes. El oficial señaló que en medio de los enfrentamientos, las mujeres fueron utilizadas y afirmó que los antidisturbios intervinieron luego de ser atacados con bombas molotov, informó el diario El Tiempo.

La escena de la calle mostraba imágenes de heridos tendidos en el suelo y auxiliados por la misión médica, decenas de manifestantes detenidos y acorralados en andenes del barrio Chicalá, en la zona de Bosa.

En otro punto de la ciudad, la policía trasladaba a seis jóvenes al portal Suba de TransMilenio, mientras a las afueras del lugar familiares pedían que se les liberara. Cinco fueron entregados a sus padres y uno conducido a un CTP (Centro de Traslado Por Protección).

Más movilizaciones

El Comité Nacional del Paro de Colombia advirtió este jueves que la movilización continúa pese al diálogo con el Gobierno y volvió a convocar a grandes marchas de protesta para el próximo miércoles y jueves.

«La semana entrante, y desde hoy, el paro continuará. Y vamos a hacer grandiosas movilizaciones el 26 y 28 de mayo, cuando se cumpla el primer mes de las movilizaciones en Colombia», informó a la prensa el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Francisco Maltés.

Sobre el diálogo con las autoridades, el dirigente señaló que el Comité llega «con el mejor entusiasmo», y espera que «el Gobierno permita llegar a un acuerdo en materia de garantías para el ejercicio de la protesta, para poder arrancar la negociación del Pliego de Emergencia».

En ese sentido, el dirigente indicó que solicitaron al Ejecutivo que permita el ingreso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) «para que en todos los sitios del país esta comisión constate las graves violaciones a los derechos humanos en las que algunos integrantes de la Fuerza Pública han incurrido».

Colombia cumplió hoy 23 días de un paro nacional con protestas en rechazo a la radicación en el Congreso de una polémica reforma fiscal presentada, y prontamente retirada por el presidente conservador, Iván Duque, y que se expandió con una diversidad de reclamos con eje en una mayor igualdad social.

El Comité Nacional del Paro –que reúne a unas 40 organizaciones sociales, gremiales y estudiantiles-, reclama también que se abandone el proyecto de Ley de Salud, respaldo para las pymes, la desmilitarización de las calles, protección para los líderes sociales y una renta básica que equipare a un sueldo mínimo, entre otros puntos.

Pese a la represión en algunos puntos del país, los manifestantes obtuvieron algunas victorias tras 22 días en las calles.

En ciudades como Cali y Boyacá se marchó sin policías antidisturbios, mientras que el proyecto de ley de reforma de la salud fue enviado al Congreso y las autoridades anunciaron una inminente reforma de la Policía Nacional que contempla formación de derechos humanos.

En total, al menos 43 personas -otros cálculos dicen 50- murieron en las últimas tres semanas, todos manifestantes con la excepción de un policía.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Reanudan el juicio al exjuez Moro por parcialidad contra Lula 

El Supremo Tribunal Federal (STF), la más alta corte de Brasil,  reanudará este miércoles el juicio por sospecha de parcialidad del exjuez ...