Destacamos

Urbani: «Las aglomeraciones de personas producen aglomeraciones de contagiados»

El exministro de Salud de Jujuy Víctor Urbani, actual secretario de Acceso a la Salud de la Nación, calificó de «preocupante» la situación frente a la segunda ola de la pandemia de coronavirus en el país. «Vemos cómo está empezando esto y no nos gusta», afirmó en diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91.5). De todos modos, aseguró que el sistema de salud está preparado y puso el acento en la importancia del autocuidado: «Si dejás que se generen aglomeraciones de personas, vas a tener aglomeraciones de contagiados», apuntó el viceministro.

-¿Cuál es el plan frente a la segunda ola de la pandemia? 

-El plan se analiza permanentemente con el comité de expertos. El objetivo es aplicar todas las medidas posibles, alterando lo menos posible la economía. Hay mucho de responsabilidad personal en el autocuidado y el aislamiento, en no cometer actos de arrojo.

-¿Y sobre las nuevas cepas que circulan en el país? 

-La aparición de nuevas cepas implica el contagio de personas de menos años. Hasta ahora el virus tenía una mortalidad alta en los mayores de 60. La nueva cepa, sobre todo la Manaos, afecta gravemente a personas jóvenes y es mucho más contagiosa. Entonces, esa confianza que tienen los jóvenes de que son indestructibles, que los hace ser irresponsables, tiene que modificarse. Antes tenían que ser responsables para cuidar a sus padres y abuelos; ahora tienen que ser responsables por ellos mismos. Estas cepas diferentes ya están circulando. Esto quiere decir que no tienen nexo epidemiológico con el exterior. Se está viendo gente que tiene la cepa Manaos, por ejemplo, y no ha tenido contacto con nadie que estuvo en el extranjero. Eso es la circulación comunitaria.

-¿Es más importante el autocuidado entonces?

-Sin duda. Hay que intensificar las medidas que ya se han tomado: el distanciamiento social y evitar aglomeraciones. Y cambiar el aire, también. Por ejemplo, dos personas que van en un vehículo tienen que llevar los vidrios semiabiertos, porque cuando circula el aire, disminuye notoriamente el riesgo de contagio. Y por supuesto el uso del tapaboca o barbijo y el lavado de manos permanente. Hay que mantener las medidas de autocuidado, no hay que bajar los brazos. Porque se han bajado los brazos. Lo veo en distintas ciudades del país que recorro, donde no se usa barbijo o se juntan jóvenes en mesas con más de seis personas, todos pegaditos, sin barbijo. Es preocupante.

‘No nos gusta’

-¿El sistema de salud está preparado para lo que se viene? 

-El año pasado se reforzó de manera enorme la cantidad de camas de terapia intensiva. El sistema está preparado para esta segunda ola. Tenemos camas de terapia intensiva, insumos, medicamentos. Pero tenemos tantos conocidos que han muerto en esta pandemia, teniendo respirador, teniendo plasma y todo lo que hace falta, que hay que tomar conciencia. Tenemos que pensar en nuestros queridos muertos y evitar estas reuniones, que lo único que hacen es generar brote tras brote.

-El último fin de semana hubo un aumento brutal de nuevos contagios. ¿Qué lectura hacen de ese crecimiento? 

-Pasar de 7000 a 13.000 nuevos casos de un domingo a un lunes no es raro, ocurre siempre porque la carga de datos disminuye los fines de semana. Hay que comparar el lunes con el viernes, y efectivamente hay más casos. Estamos muy preocupados, la verdad, porque vemos cómo está empezando esto y no nos gusta. No le gusta al comité de expertos. Entonces se están analizando todas las medidas. Si yo tuviera que tomar medidas como médico, tal vez sería mucho más restrictivo. Pero entiendo que la economía colapsada puede ser también muy dañina, no tanto como el virus pero hace también muchísimo daño. No debe dejar de funcionar la economía.

-La gente ya no se bancaría un confinamiento. 

-Pero se lo tienen que bancar. El aislamiento cuando tienen contacto estrecho con alguien positivo, es obligatorio. Una cuarentena estricta como la que tuvimos el año pasado sirvió, eso está demostrado. Pero hay medidas que son más livianas y permiten por ejemplo la apertura del comercio. Pero todo está en el cuidado. Si vos dejás que se generen aglomeraciones de personas, vas a tener aglomeraciones de contagiados. Mucha gente dice que los médicos o los sanitaristas nos queremos quitar la responsabilidad del manejo de la pandemia trasladándola a la conducta de la gente. Pero de ninguna manera es así. Nosotros trabajamos responsablemente, en todas las provincias, independientemente de los colores políticos. Pero imaginate el personal sanitario, el que está frente al paciente, el laburante de una terapia intensiva que entra a un supermercado y ve a la gente amuchada, sin barbijo… El tipo se está rompiendo el alma dentro de una terapia intensiva, viendo morir gente, y de pronto ve que la gente está como si nada. Entonces, no es la indignación de los funcionarios de la salud. No. Yo soy médico, soy terapista intensivo, estoy con un paciente grave y salgo a la calle y veo conductas irresponsables por parte de muchos. Eso te indigna.

Mutaciones

-¿Por qué estas cepas nuevas son tan distintas? 

-En Brasil se produce un desborde por la falta de políticas sanitarias, porque el mismo presidente desprecia a quienes han dicho ‘cuidado con el virus’. Entonces los gobernadores tuvieron que tomar la posta. Pero el descontrol genera que la cantidad de contagios sea enorme. Más gente se contagia y el virus va mutando. Van cambiando pequeñas características del virus y es como que se fortalece, como que saca músculo. La mutación Manaos es muchísimo más fácil de contagiar y además tiene una tasa de mortalidad más elevada, porque ataca con mayor virulencia los pulmones, las vías respiratorias, y en poco tiempo. Por esta razón la cantidad de muertos por esta cepa es mayor que la producida por la original china. Cuanto más circula el virus, más posibilidad de mutación hay. Por eso la preocupación por la cepa de Brasil es mundial. Hoy, uno de cada cuatro muertos por coronavirus es brasilero. Y conociendo lo que pasa en Brasil, estoy seguro de que hay subregistro.

-¿Se cuentan menos muertos? 

-Están registrando 3300 muertos por día, pero hay que ver lo que no se registra o se registra mal. Eso nos ha pasado también acá. Por ejemplo, un paciente entra al sistema por coronavirus; el coronavirus le come los pulmones y lo mandan al respirador. A los 15 días vos buscás el coronavirus y ya no lo tiene en el cuerpo. Entonces vos decís ‘ya no tiene coronavirus’. Pero sus pulmones están destruidos, tiene una neumonía intrahospitalaria y a los 40 o 60 días se muere. Y le ponen ‘causa de muerte: neumonía intrahospitalaria’, sin consignar que fue el coronavirus el que generó todo el cuadro.

-¿En Argentina pasa lo mismo? 

-En nuestro país estas cosas ocurren raramente porque tenemos un sistema de vigilancia que es muy bueno. Pero también ocurren. Hay que considerar el subregistro, sobre todo cuando hay una ocupación importante de terapia intensiva.

-¿Podría haber medidas más restrictivas?

-No puedo predecir qué va a ocurrir. Pero si las cosas se ponen se ponen más difíciles… En Chile han puesto toque de queda desde las 8 de la noche a las 6 de la mañana, y Chile ha vacunado a una cantidad enorme de personas, aunque con una vacuna con muy poca efectividad. Si nosotros hubiéramos comprado esa vacuna, nos estarían linchando. Sin embargo, cierta prensa dice ‘miren los chilenos, cómo han comprado millones de vacunas’. Sí, compraron millones pero con una cobertura del 50 por ciento, cuando todas las que compramos nosotros están por encima del 90 por ciento.

-Decían que la vacuna Sputnik V era veneno, y ahora piden más veneno. ¿Está complicada la provisión de vacunas en el mundo?

-Sí. Ojalá tuviéramos veneno para todos, lo que pasa es que colapsó. Por ejemplo, Canadá compró 10 vacunas por cada uno de sus habitantes, pero recibieron el 2 por ciento de lo que compraron. Eso no lo dice nadie. Hay 20 países en el mundo que han recibido más de 5 millones de dosis y nosotros somos uno de esos países. El esfuerzo que se está haciendo ha sido extraordinario, un gran nivel de negociación, con la asesora presidencial Cecilia Nicolini, con una gran eficiencia en las relaciones internacionales; Carla Vizzotti con sus viajes a Rusia… Estamos recibiendo vacunas en cantidad y ya tenemos casi 4 millones de personas vacunadas, todas mayores de 60 y personal sanitario.

Evitar el colapso

-¿Estamos corriendo detrás del virus? 

-En primer lugar, tenemos todas las antenas paradas en la vigilancia epidemiológica. Es un análisis diario de la cantidad de casos departamento por departamento de todo el país, más la comunicación con las provincias para ver cómo va evolucionando. Esto es clave para tomar decisiones. Otra cosa que estamos haciendo es preparándonos para esta nueva ola en la compra de insumos medicamentos. Hay que pensar que un paciente en respirador tiene un consumo diario de 15, 17 mil pesos en medicamentos. Estamos acaparando esos medicamentos por si se da nuevamente la situación de tener las terapias llenas.

-¿Podría colapsar el sistema sanitario? 

-El año pasado logramos reforzar el sistema, gracias a esa cuarentena que tanto nos han criticado. Ese período ralentizó el inicio del brote e incorporamos casi 4000 respiradores a los que ya había. Tenemos camas con respiradores duplicadas en casi todas las jurisdicciones. Y un aporte importante lo hacen los privados. Hay provincias que han querido parar esto diciendo ‘todos los covid los atiende el sistema público’, pero llegó un momento en que empezaron a solicitar camas en el sistema privado. Los privados tienen una capacidad de respuesta muy alta; el 50 por ciento de la respuesta sanitaria está en manos de los privados.

-¿Cómo se trabaja con el sistema privado? 

-Hay que articular. Esto lo digo para los que piensan ‘yo tengo una prepaga prestigiosa entonces paseo y hago todo lo que quiero porque si a mí me pasa algo, me atienden’. Pero cuando vaya a buscar a la prepaga, termina internado en un hospital público porque el privado está saturado de gente. Entonces, repito: la responsabilidad social es muy importante.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Llegaron las vacunas de AstraZeneca y las Sputnik arribarán este lunes

Después de las 6.00 de la mañana de este domingo llegó las vacunas de AstraZeneca, mientras que habrá que aguardar hasta ...