8M en Jujuy: Contra el ajuste y en defensa de los derechos conquistados

Este 8 de marzo encuentra al movimiento de mujeres unido para defender los derechos conquistados y para rechazar la política de ajuste del gobierno de Javier Milei, que no solamente empobrece y precariza sino que además pretende retroceder en materia de políticas públicas ya instaladas.

En Jujuy, se espera una marcha multitudinaria y unificada en San Salvador de Jujuy que cerrará una jornada con diversas actividades que se llevarán adelante en varios puntos de la provincia.

«Tenemos una jornada de lucha extendida», describió Flor Urquiza, referente de la Asamblea Feminista, en diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91.5), y adelantó que su espacio va a participar de la radio abierta convocada por la Multisectorial «porque estamos en un momento político clave en el cual necesitamos aliarnos, más allá de que tenemos distintas procedencias».

Las actividades

En San Salvador de Jujuy, la Multisectorial de Mujeres y Disidencias de Jujuy convoca a una radio abierta en la Plaza Belgrano a partir de las 15.30. «Porque no estamos dispuestas a dar un paso atrás dando rienda libre a la misoginia que nos mata, nos viola, nos encierra en las tareas de cuidado sin remuneración y hoy nos despide, nos hambrea y nos persigue», afirman desde ese colectivo.

Para las 16.30 la convocatoria vuelve a abrirse a todos los espacios para realizar un gran pañuelazo, organizado por la regional Jujuy de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito (CDALSG) tras el cual se iniciará la marcha por el centro de la ciudad.

Numerosos colectivos y agrupaciones feministas y de diversidades se suman a la convocatoria en la capital provincial.

Habrá además acciones en otros puntos de la provincia.

 

‘Nos une el horror’

Flor Urquiza resaltó la importancia de la radio abierta que se llevará adelante en la plaza Belgrano desde las 15.30 porque, señaló, «la gente no sabe qué es lo que está pasando, esta crisis nos está azotando a todas por igual, sobre todo a nivel laboral, en el cuerpo, y con las violencias; las mujeres y las personas disidentes sexuales están atravesando un momento de vulnerabilidad».

En este sentido, mencionó el cierre del Ministerio de la Mujer de la Nación, la reducción de políticas públicas al servicio de la mujer y las disidencias, y las dilaciones en la atención de la salud reproductiva de las mujeres.

Los colectivos de mujeres y diversidades quieren advertir en particular sobre el debilitamiento del plan ENIA, de prevención de embarazos no deseados en la adolescencia, y la falta de garantías para que se realicen las interrupciones de embarazos -voluntarias y legales- habilitadas por la ley 27.620. Por otro lado, se suspendió la entrega de métodos anticonceptivos y de insumos fundamentales para la prevención de las infecciones de transmisión sexual, lo que en Jujuy se traduce en un aumento de contagios de sífilis.

«Para poder garantizar todos esos derechos sexuales reproductivos y no reproductivos, es necesaria la intervención del Estado, que en este momento, desde Nación sobre todo, no aporta ninguna garantía», afirmó Urquiza.

De acuerdo a testimonios recogidos entre el personal de salud, relató que no solo no se están pudiendo garantizar las prácticas por sí mismas, sino que tampoco pueden garantizar que van a estar trabajando el mes que viene, porque no hay certidumbre sobre los puestos laborales en el sector.

«Esto ya de por sí representa un estado de violencia, y aparte la gran mayoría de nosotras le ponemos el cuerpo para la crianza y las tareas domésticas en nuestros hogares», comentó.

De todas las actividades previstas para este viernes en Jujuy, destaca el pañuelazo que Urquiza definió como «una convocatoria colectiva, múltiple, para todos los espacios políticos, de trabajadoras sindicalizadas, para las independientes, para las artistas, para las personas que se quieran acercar».

Para Urquiza, «la unidad de los distintos colectivos feministas se debe preponderantemente a este plan sistemático de ajuste, de crueldad, de deshumanización».

«Nos une el horror», sintetizó.

En su análisis, la postura antiderechos del presidente Javier Milei y su espacio político no implica solo el peligro de que se decidan retrocesos: «Existe una carga de violencia simbólica sobre las mujeres por el solo hecho de reconocernos como sujeto político activo, porque nos quieren sumisas, en el hogar. En el discurso presidencial, la referencia a la mujer es la que cría, educa y prepara a los niños y niñas para el futuro. No sé en qué época vive este presidente».

«Las mujeres de hoy, más allá de todo tipo de labores que realizamos y milagros que hacemos adentro del hogar, también ocupamos lugar en la esfera pública, en los barrios, en las ciudades, salimos y nos ponemos al frente de las aulas, atendemos consultorías, consultorios médicos, ocupamos espacios legislativos, y después tenemos que volver también a nuestros hogares a seguir desempeñando los roles que todavía, hasta el día de hoy, hay que estar peleando que se reconozcan como trabajo y no como amor», enumeró.

En este contexto es que la convocatoria a las actividades del viernes y, sobre todo, la marcha en San Salvador de Jujuy, se plantea con una amplia apertura. «No hace falta formar parte de un sindicato, un gremio, un grupo político específico para acercarse a la plaza y manifestar el descontento», comentó Urquiza, y agregó: «Vengan con los chicos, con sus niños y sus niñas si no tienen con quién dejarlos. Acérquense, mamás, y acérquense los estudiantes, sepan que está en riesgo la educación pública».

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Primero fue el gobierno nacional, ahora los senadores: La Iglesia se sumó a las críticas

En el cierre de la 124° Asamblea Plenaria del Episcopado Argentino, los obispos sacaron un comunicado en el que remarcaron la ...