Destacamos

8M en Jujuy: Por políticas públicas reales y no solo discursos «para afuera» 

Las consignas «la deuda es con nosotras» y «no al acuerdo con el FMI» atraviesan la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, que este 8M volverá a tener en Jujuy su expresión en las calles de toda la provincia. En San Salvador de Jujuy, la cita es este martes a las 17 horas en la plaza Belgrano.

Está previsto que la movilización recorra el centro de San Salvador de Jujuy y se vaya deteniendo en puntos clave como la Legislatura provincial, el Poder Judicial, el Consejo Provincial de la Mujer y el Ministerio Público de la Acusación.

La CTA-A, que reúne a 22 organizaciones y a su vez integra la Multisectorial de Mujeres y Disidencias, es una de las muchas agrupaciones y colectivos que convocan a movilizar este 8M. Una de sus referentas, Romina Canchi, explicó a El Submarino Radio (FM Conectar 91.5): «El acuerdo con el FMI implica un ajuste para el pueblo, del que nosotras somos parte, y va a agudizar la situaciones de violencia».

La (des)atención de la problemática de la violencia de género por parte del Estado es, una vez más, el eje de las demandas en Jujuy. Después de haber peleado durante décadas para que se declare la emergencia sobre la materia, se logró en 2020 luego de una movilización de la sociedad y las organizaciones que forzaron a la aprobación de la denominada Ley Iara. Sin embargo, la normativa quedó como letra muerta al no contar con un presupuesto propio. «Se les arrancó la emergencia producto de los femicidios de 2020, pero el gobierno de Morales lo hizo en forma declarativa, porque al no poner un peso, no se traduce en políticas públicas reales», analizó Canchi.

En este marco, la situación en Jujuy en materia de violencia de género sigue siendo la misma e incluso recrudece, de la mano de la precarización laboral, la pérdida de poder adquisitivo y el aumento de la vulnerabilidad de los sectores más desprotegidos.

El reclamo de este 8M también vuelve sobre algunas reivindicaciones específicas que están dirigidas a todos los poderes del Estado. Al judicial se le demanda que los juzgados especializados en violencia de género trabajen con perspectiva de género, puesto que son numerosos los fallos que siguen estigmatizando y revictimizando a las mujeres, al extremo de haber liberado a agresores que se convirtieron luego en femicidas.

La interpretación generalizada e inevitable es que no hay decisión política para cambiar la realidad. «Hay un discurso mentiroso, para el afuera, mientras las que estamos con las mujeres, acompañando, sabemos que no cambia nada», afirmó Canchi.

A la titular del Consejo Provincial de la Mujer e Igualdad, Alejandra Martínez, se le reclama que conforme los equipos necesarios para atender a víctimas de violencia. «Se dedican a hacer publicidad», remarcó Canchi.

La aplicación efectiva de la Ley Micaela es otra de las demandas. La obligatoriedad de capacitarse en temas de género, que alcanza a todos los agentes del estado provincial, no parece cumplirse más allá de unas pocas horas de charlas.

Canchi se refirió en particular a los efectivos policiales. «No tienen perspectiva de género. Hoy están frente a la Casa de Gobierno esperando la movilización que pide la libertad de los y las luchadoras sociales detenidos en San Pedro. Todo este arsenal de policías debiera estar en los barrios, con formación, con perspectiva, resolviendo los problemas de las mujeres», analizó.

«El gobierno de la provincia usa todo ese potencial para reprimir y ajustar -continuó-. No escucha, no resuelve y premia a los violentos, los sostiene en el poder. Como pasó con Ekel Meyer, que pedíamos su renuncia y terminó siendo juez del Superior Tribunal».

También se pedirá que se cumpla con la ley de cuidado, «el reconocimiento económico para las promotoras territoriales que tienen las diferentes organizaciones del movimiento feminista que día a día trabajan a pulmón», agregó Canchi, y aclaró: «Pero nosotras no remplazamos la obligación que tiene el Estado».

En lo que va del año se cometieron en Jujuy dos femicidios. Pero la violencia de género es una problemática cotidiana. «Las compañeras que trabajan en los hospitales nos dicen que todos los fines de semana llega una mujer malherida», afirmó Canchi, y advirtió: «Si no hay más femicidios, es por pura suerte».

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Estatales cobrarán el aguinaldo en la primera quincena de junio

El ministro de Hacienda y Finanzas de Jujuy, Federico Cardozo, expresó que la decisión del gobierno es pagar la primera cuota ...