Foto: Bernardino Ávila.

Aborto legal: Vilma Ibarra adelantó que se espera una «rápida votación» en el Senado

La secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, celebró esta mañana la media sanción del proyecto de legalización del aborto y subrayó que el Gobierno y el movimiento de mujeres esperan «un debate con información y una rápida votación» en el Senado.

«Estamos cerca de poder llegar a la votación en el Senado. Tenemos la intención de que sea un proceso como en la Cámara de Diputados, con un debate con información y rápida votación, porque es lo que estamos esperando todas y todos», sostuvo la funcionaria nacional.

En conferencia de prensa en el Salón de los Pasos Perdidos, la integrante del Poder Ejecutivo remarcó que hay «miles de mujeres en la calle pidiendo por este derecho» para «ser atendidas con dignidad en el sistema de salud».

«Fue una promesa de campaña y hoy sentimos que fuimos escuchados. Sabemos que estamos en deuda con un problema de salud pública y sentimos que fue recogida esta percepción. Hay miles de abortos clandestinos: las mujeres dejan la vida allí o queda afectada su salud. Por suerte pudimos dar un paso adelante para terminar con la clandestinidad del aborto», afirmó.

Ibarra, una de las principales promotoras de la iniciativa dentro del Gobierno y quien participó en la redacción del proyecto de ley, aseguró que la legalización del aborto «es una ampliación de derechos, es una necesidad por salud pública y por terminar con una época de sufrimiento y maltrato».

Cómo será el tratamiento

La intención del oficialismo en el Senado es que el debate y votación del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) sea antes de fin de año. El horizonte es el 29 de diciembre. Para esto, el primer objetivo es despejar la ruta parlamentaria de feriados y cuestiones administrativas que interfieren en el cronograma.

El proyecto con media sanción de Diputados ya fue girado a la Cámara alta, pero las definiciones allí comenzarán a darse el lunes próximo. Lo primero que habrá que establecer en la discusión formal será la cantidad de comisiones que intervendrán, lo cual guarda una relación directamente proporcional con el tiempo del tratamiento.

Por el momento son tres: Asuntos Constitucionales, presidida por la oficialista María de los Angeles Sacnún; la de Justicia y Asuntos Penales, a cargo de Oscar Parrilli; y la de Salud, al frente del radical Mario Fiad. Hay sectores que intentan que el debate se amplíe a Legislación General, pero esto se decidirá el lunes.

A los fines de que el tratamiento sobre tablas sea este año, la intención del oficialismo es mantener las tres iniciales y definir cuál será la de cabecera. Las dos primeras están encabezadas por senadores abiertamente a favor de la IVE, mientras que Faid, de Salud, ya se expresó en contra desde 2018.

En 2018, cuando el proyecto finalmente fue rechazado por el pleno del Senado, las comisiones a las que fue girado fueron las de Salud, como cabecera y también conducida por Fiad; la de Justicia y Asuntos Penales y la de Asuntos Constitucionales. La exvicepresidenta Gabriela Michetti, por entonces titular del cuerpo, había incluido la de Presupuesto, pero su moción fue rechazada.

Expositores en comisiones

Lo que también se establecerá el lunes en el cronograma es si durante los plenarios habrá ronda de expositores, tal como ocurrió en la Cámara baja durante las últimas semanas y como el Senado lo hizo en 2018.

Teniendo en cuenta la premura, la discusión en los plenarios de Diputados y los ecos de los argumentos de hace solo dos años, podría decidirse que no haya expositores. O que los haya pero en un plazo breve.

El dictamen

Una vez que los plenarios den por agotada la discusión, se votará el dictamen que abre las puertas al tratamiento en el recinto. Pero aquí hay una diferencia clave con Diputados: en la Cámara baja, el dictamen se votó el miércoles 9 de diciembre y al día siguiente comenzó el debate en el recinto. Esto no puede suceder en el Senado.

El reglamento del cuerpo que preside Cristina Kirchner indica que deben pasar al menos siete días hábiles entre la emisión del dictamen y el tratamiento sobre tablas. Con lo cual, si el dictamen sale entre el miércoles 17 y el viernes 19, el proyecto podrá ser discutido recién a partir del 23, fecha que abre una sucesión de días afectados por el feriado de Navidad.

Por este motivo, la fecha clave es el 29, que podría ampliarse hasta el 30 si la discusión se extiende como en Diputados, donde duró casi 20 horas (aunque con el doble de legisladores que el Senado). O bien el 30, como último plazo sin descartar la extensión hasta las primeras horas del 31.

Lo que queda son días de política y cabildeo. En el oficialismo son optimistas de que el escenario será distinto al de 2018, cuando el Senado rechazó la iniciativa por 38 votos contra 31. Los números de este año son ajustados y están en rojo, pero la luz asoma en la cantidad de indefinidos.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

El descongelamiento de las cuotas de los créditos UVA será gradual

El colectivo de hipotecados con créditos UVA reclamó al Gobierno encontrar una solución ante el final del congelamiento de las cuotas. ...