Destacamos

Cabana y las paritarias: “El gobierno ya no tiene margen para imponer nada; tiene que negociar”

De cara al inicio de las paritarias estatales, el titular de la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) Luis Cabana se mostró relativamente optimista al recordar que el gobernador Gerardo Morales prometió a fin de año que los trabajadores estatales recuperarán el poder adquisitivo y van a mejorar su situación. Adelantó que los diferentes colectivos están unificando criterios en sus reclamos y que van a pedir que se implemente la cláusula gatillo, para evitar que los salarios vuelvan a perder ante la inflación. Propuso además que el bono de fin de año se incorpore al salario “aunque sea en negro” para compensar el atraso del año pasado.

En diálogo con El Submarino Radio (91.5), el también diputado provincial (PJ) destacó: “Lo positivo es que hay una convocatoria para los docentes, y esto implica que tiene que haber una convocatoria para el resto de los trabajadores estatales, porque las necesidades son las mismas”.

“Yo me quedo con lo que dijo el gobernador a fin de año cuando públicamente expresó por los medios que íbamos a poder recuperar el poder adquisitivo, que iba a mejorar la situación de los trabajadores estatales en este semestre”, agregó.

Remarcó “el logro que se generó en mi acción legislativa de tener en el presupuesto 2019 un 22% de pauta salarial como piso para las negociaciones salariales de este año, algo que muchos desconocen y ha sido muy importante”, aunque admitió que serán necesarios “mecanismos de negociación” para compensar esa pauta, ya que “por lo visto va a ser superada”.

En coincidencia con lo que expresaron otros dirigentes sindicales, dijo que “queda pendiente el tema de la pérdida de poder adquisitivo del año pasado”, a la que estimó en 20 puntos.

Sobre esta cuestión, adelantó que le van a proponer al gobierno que, para compensar esa pérdida, incorpore al salario el bono de 4000 pesos, del que este mes se cobra la segunda cuota. “Aunque sea en negro -aclaró-, pero que implique una recuperación del salario”.

Cabana repasó otros temas que llevarán a la mesa de discusión, como el pase a planta permanente de los contratados, la regularización de los precarizados y condiciones laborales.

“Esperemos que todos los frentes tengamos una unificación de criterios y de reclamo, porque si no, cuando vamos a la reunión, aparecen cuestiones particulares”, comentó, y agregó que hubo reuniones para que la Multisectorial -que él integra-, el Frente de Gremios Estatales y la Intersindical elaboren petitorios en sintonía. “Habrá que amalgamar para un reclamo único”, dijo.

-Las proyecciones para este año hablan de una inflación superior al 30 por ciento. ¿Cómo ve el panorama para las paritarias estatales? 

-Sin duda que es complejo, más en un año electoral. Esperemos que esto sirva para que la crisis no la paguen solo los trabajadores, una crisis económica que favorece a ciertos sectores, yo los llamo la patria financiera, con los que el gobierno se siente identificado. Una de las cuestiones que venimos reclamando es lo que tienen los gremios a nivel nacional, que es la aplicación de la cláusula gatillo. Es decir, si llegamos a fin de año con un 35 por ciento de inflación, automáticamente se actualice el salario. Esto permitiría mantener el ritmo de los trabajadores.

-¿Cree que es posible que el gobierno acepte eso?

-Esperemos que el gobierno esté más abierto a estas cuestiones, más susceptible a las necesidades de los trabajadores y sensible a los golpes que están recibiendo, por ejemplo con el transporte. Porque si el gobierno no modifica la situación va a tener un año electoral muy complejo. Y si hay un cambio de gobierno, los que vengan van a tener que renegociar para sostener la esencia del país, porque el 90 por ciento de la actividad productiva se encuentra en las pymes y en los trabajadores.

-Todavía no los convocaron. Estaría comenzando marzo sin una definición. ¿Qué opina?

-Eso nos preocupa. Tenemos un margen la semana que viene, antes de carnaval, para definir por lo menos la pauta salarial que podría incluirse en los haberes del mes de febrero que se cobran en marzo. Esperemos que las conversaciones con los docentes sean fructíferas y marquen un punto de referencia para que cuando vayamos a juntarnos.

-El año pasado se quejaron de que el gobierno impuso las cifras. ¿Qué pasa si este año hace lo mismo? 

-Ya no tiene margen para esto, tiene que negociar. La cuestión tiene que ser más democrática. El gobierno tiene que darse cuenta de que ese mecanismo lo único que hace es generar mayor bronca y desosiego en la sociedad. Y eso puede reflejarse después en situaciones no queridas. Este gobierno pregona la paz social, y nosotros como dirigentes sindicales también pregonamos la paz social; pero si tenemos que salir a la calle con nuestra gente, vamos a salir, dentro de lo que es la democracia, y no queremos tener ningún conflicto ni enfrentamiento porque la bronca se expresa en la calle. Esto es lo que tenemos que evitar. La mesa de negociación implica ceder ambas partes, pero no imponer.

Consulta el Padron
x

Tal vez te interese

Denuncian que el gobierno no cumplió con el acuerdo con los gremios estatales

Hace algunos días atrás, la dirigencia de los gremios estatales presentó, una vez más, una nota al gobernador de la provincia, ...