Destacamos
fede

Carta pública y crítica a Pablo Baca

fedePor Federico Noro, profesor universitario y miembro de Afsca Jujuy.

 Pablo: desde hace tiempo vengo escuchando de tu persona innumerables críticas hacia las organizaciones sociales en general y hacia una en particular. Tus críticas se remiten al año 2009, cuando el Senador Morales comenzó su ensañamiento personal contra las organizaciones sociales de Jujuy y el país.

 Muchas de ellas son infundadas, no obstante las seguís repitiendo con total soltura y conciencia. Dijiste -no sé cuántas veces- que las obras que hacen las cooperativas que nuclean las organizaciones sociales no tienen controles del Estado. Es totalmente falso.

 Sabés que es así porque la gente que controla a las cooperativas, son correligionarios tuyos de la Auditoria General de la Nación, como Alejandro Nieva y Leandro Despouy. Sabes que es falso porque la certificación de los estados de obra de las viviendas en San Salvador la hace la Municipalidad capital, que gobierna tu partido, la UCR, con el “Chuli” Jorge a la cabeza. Además sabes que es falso por otra razón: por iniciativa propia, podes ir a chequear personalmente si las obras se han hecho o no. Pero no lo hiciste.

 Porque eso no te importa.

 Las últimas tres sesiones de la Legislatura te escuché atentamente cuando pediste la palabra. Y extrañamente sentí lo mismo en las tres oportunidades porque dijiste exactamente lo mismo. Repetiste todo junto, obviamente con muchos de los argumentos que menciono.

 Lo que no te escucho hablar hace tiempo es sobre temas que también considero muy importantes. No hablaste del enorme avance en los juicios de lesa humanidad en Jujuy y el país. No te escuché decir una sola palabra sobre eso. Ni siquiera de cómo muchos de los militantes de diferentes agrupaciones –Red de Organizaciones Sociales- ayudamos y expresamos nuestro apoyo y acompañamiento incondicional a dirigentes de organismos de derechos humanos en Jujuy.

 Porque eso no te importa.

 Ingenuamente no te escuché una sola autocritica al partido. Nada de nada. Ni cuando el empresario Blaquier –acusado de los peores crímenes de lesa humanidad- mencionó en una entrevista al diario La Nación que es “muy amigo de Gerardo Morales”.

 Tampoco te escuché hablar de la violencia del SEOM a varios municipios del interior de la provincia, destrozando mobiliario y golpeando a humildes trabajadores municipales. Nunca te escuché opinar cuando el mismo gremio fue al municipio capitalino a agredir a los trabajadores de la oficina del despacho de Intendencia. Ni te escuché decir nada cuando tu jefe de bloque de diputados, Bernis, trompeó al diputado Snopek en medio de una sesión escandalosa.

 Estuviste en silencio cómplice cuando el Senador golpeó un conocido tuyo, el joven poeta Marcos Martinez, y luego acusó a la Tupac Amaru de haberlo agredido en muchas notas que le hicieron en medios de comunicación nacionales; sabías que Morales mentía y no dijiste nada.

 Porque eso no te importó.

 No leí una declaración tuya cuando designaron a la militante radical, Clara de Falcone, Vocal del Superior Tribunal de Justicia. A pesar de que siempre dijiste que había que buscar un método de selección de jueces diferente al actual.

Te volviste una expresión negativa de la política jujeña.

 Podría escribir una lista larga de temas de mucha importancia. Quizás, también, eso no te importe.

x

Check Also

Una conquista feminista con los nombres de las asesinadas como bandera

El jueves 29 de octubre, probablemente, la Legislatura provincial sancione la ley que declara la Emergencia Pública en materia de Violencia ...