Destacamos

Colombia: Masivas movilizaciones en una nueva jornada de paro

La nueva jornada de protesta convocada por el Comité Nacional del Paro en Colombia tuvo este miércoles una contundente respuesta de parte de la ciudadanía, que protagonizó masivas movilizaciones en las principales ciudades, por el momento sin represión de parte de las fuerzas de seguridad, mientras el presidente Iván Duque insistió en el deseo gubernamental de “retornar a la normalidad, con la urgencia de escuchar y atender las causas sociales”.

El alto comisionado colombiano para la paz, Miguel Ceballos, delegado del Gobierno ante el Comité nacional de paro, reiteró este jueves su «plena voluntad» de iniciar una mesa de negociación en aras de lograr un acuerdo, tras 15 días de protestas y represión en el país que ya dejaron 41 civiles muertos.

La feroz represión desatada contra los manifestantes, en tanto, se tradujo este jueves además en una denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI) por «excesos de la Fuerza Pública en la protesta», y varios delitos durante las manifestaciones que se han desarrollado desde el 28 de abril pasado.

La denuncia está cabezada por el senador Iván Cepeda, del Centro Democrático, pero de ella se hacen parte varias ONG y organizaciones civiles.

En el documento, los denunciantes piden que el Tribunal internacional active su competencia al acusar al Estado colombiano «de «no tener voluntad de adelantar las investigaciones en la comisión de acusaciones de la Cámara y demás organismos, debido al exceso de concentración de poder en cabeza del presidente Iván Duque».

En relación al diálogo, Ceballos, junto al ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, insistieron en que el Gobierno del presidente busca dar este paso con el acompañamiento de la Iglesia y de las Naciones Unidas, que confirmaron su plena voluntad de facilitar el proceso, informó el diario local El Tiempo.

15 días

Lejos de atemorizarse por represiones pasadas, todos los sectores movilizados en Colombia volvieron a la calle por decimoquinto día consecutivo para sumarse a 514 actividades de protesta –entre manifestaciones, actividades artísticas, bloqueos, cortes- en 221 municipios, custodiadas por 140.000 policías.

Según el titular de la Policía, Jorge Vargas, los uniformados tenían la orden de “garantizar protestas pacíficas”.

Aunque la jornada de hoy es consecuencia directa del fracaso en la ronda de diálogo del gobierno con los sectores convocantes, el presidente Duque insistió con la búsqueda de consensos, y escribió en su cuenta de la red Twitter: “Como país queremos retornar a la normalidad, con la urgencia de escuchar y atender las causas sociales. Por eso manifestamos la voluntad de tener espacios de negociación con el Comité del Paro, para que entre todos construyamos soluciones”.

Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Barranquilla, Pereira, Yopal, Cartagena, Neiva, Putumayo, entre otras, fueron escenario de importantes protestas, en las que el reclamo por la desmilitarización de las calles y el fin de la represión a la ciudadanía estuvo en lo alto de las demandas. La Defensoría del Pueblo reconoció 41 muertos civiles, mientras que las ONG hablan de 47.

En verdad, el pliego de demandas del Comité Nacional del Paro incluye una renta básica de un salario mínimo para los afectados por la pandemia, el retiro del proyecto de Ley de Salud, la defensa de la producción nacional (agropecuaria, industrial, artesanal, campesina), el freno a las erradicaciones forzadas de cultivos de uso ilícito y subsidios a las pymes.

Las redes sociales, además, fueron una catarata de imágenes y videos de las movilizaciones en cada rincón del país y de muchas banderas “invertidas”, con el rojo hacia arriba, en señal de protesta.

En Cali, que concentraba buena parte de la atención por la fuerte represión de días pasados, una columna que salió desde Potada al mar llegó al Hospital Universitario del Valle, y otro grupo despidió a la marcha indígena, que hoy dejó la ciudad, en Puerto Resistencia.

Estuvieron ahí el titular de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux; representantes de Derechos Humanos de la ONU, la Procuraduría, la Defensoría, Mapp-OEA y la Misión de Verificación de la ONU acompañando y facilitando la salida de la «minga» de la capital vallecaucana.

En Bogotá se multiplicaron puntos de protestas y bloqueos hasta llegar casi al centenar. Obviamente no funcionó el sistema de transporte TransMilenio, y los taxistas se sumaron a las protestas, en tanto la concentración principal se daba en la céntrica Plaza Bolívar.

“Presente, presente, fuera el presidente”, era una de las consignas más cantadas. “El paro es para exigirle al Gobierno nacional la negociación del pliego de emergencia que le radicamos en junio del año 2020 y garantías para la protesta social”, dijo el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Francisco Maltés.

En Medellín, en tanto, lo desarrolló la performance “El arte resiste” en alusión a los pueblos del país, en una concentración que se realizó en el Parque de Los Deseos de la capital antioqueña, mientras la Personería de la ciudad instaló en el Parque de las Luces un puesto de recepción de denuncias o quejas de vulneraciones de derechos.

En Pereira, donde la semana pasada un grupo de hombres aún no identificados disparó ocho balazos a Lucas Villa, el joven estudiante que finalmente falleció ayer, cientos de personas se manifestaron desde temprano en el Parque Olaya Herrera, al lado de la gobernación del departamento. Abundaron banderas con la leyenda “Lucas vive” y se realizó el “Concierto por la Vida y la Resistencia”.

Otro tanto ocurría en Bucaramanga, con epicentro en la plaza Luis Carlos Galán, a unas cuadras de la gobernación de Santander, mientras en Cartagena ese bloqueó la ruta que lleva al aeropuerto y hubo una movilización hacia la Plaza de la Paz. El alcalde William Dau Chamat acompañó parte de la caminata.

Se estima que unas 15.000 personas protestaron en Neiva, donde la alcaldía prohibió que marchen menores y el uso de capuchas, y hubo manifestaciones de relevancia Pasto, en la Plaza de Nariño, en Riohacha, en Ocaña y en Villavicencio.

Las protestas comenzaron el martes 27 de abril contra un proyecto del Ejecutivo de reforma tributaria, iniciativa que el gobierno después retiró del Congreso, pero la fuerza de las movilizaciones y la represión de las fuerzas de seguridad y, sobre todo, del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), derivó en el endurecimiento de las movilizaciones y la ampliación del pliego de demandas.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

EE.UU. emitió una alerta para los viajes a Chile ante el alto nivel de casos de covid

La Oficina de Asuntos Consulares del Departamento de Estado de Estados Unidos emitió este viernes una alerta de viaje para Chile por el ...