Destacamos
dic28 milaB

Condenan a Milagro Sala a tres años de prisión en suspenso por daños

dic28 milaB«Nuestro pecado fue dignificar a miles de compañeros», dijo Milagro Sala al hacer uso de su derecho a decir útimas palabras antes de que el Tribunal Oral Federal N° 1 diera a conocer su condena a tres años de prisión en suspenso, por considerarla instigadora del delito de daño agravado, por el escrache con huevazos del que fue objeto en 2009 el entonces senador Gerardo Morales. Además, la absolvió del delito de amenazas agravadas por prescripción.

La misma pena le correspondió a Graciela López, como autora material de daño agravado, y dos años en suspenso a Gustavo Salvatierra. Ambos son los militantes que aquel día participaron de la protesta en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, donde se rompieron los vidrios de la entrada.

El Tribunal determinó además que Sala debe cumplir trabajos comunitarios en la organización Cáritas.

La diputada del Parlasur permanecerá detenida, ya que su situación de libertad está ahora vinculada a las causas en las que se investiga el manejo de fondos destinados a la construcción de viviendas por parte de cooperativas.

Cuando la dirigente social ingresó a la sala, el público estalló en aplausos. Militantes de la Tupac Amaru, dirigentes políticos, sociales, gremiales y de organismos de derechos humanos se pusieron de pie para brindar su apoyo a la diputada del Parlasur.

Los tres imputados dijeron sus palabras finales, y tras un cuarto intermedio de dos horas los jueces Mario Juárez Almaraz, Maria Alejandra Cataldi y Federico Santiago Diaz regresaron a la sala para dictar el veredicto.

Por unanimidad resolvieron prescribir la acción penal de las amenazas y, en consecuencia, sobreseer a los imputados por ese delito y condenar a Milagro Sala y a Graciela Lopez a 3 años de prision en suspenso y a Gustavo Salvatierra a dos años en suspenso por el delito de daño agravado. La defensa de la dirigente señalo que recurrirá la medida y que está disconforme con la resolución.

Con voz pausada, mirando a los jueces, Sala les pidió que no se dejen presionar por el poder político y reclamó justicia. «Dignificar a los que menos tienen me significó estar sentada en este sillón. Pero les pido señores jueces, como les dije el primer día: no se dejen apretar por el poder político, dicten lo justo».

En referencia a la acusación volvió a ratificar lo que señaló en su declaración indagatoria: «Cuando me he manifestado siempre he dado la cara. Nunca he mandado al frente a los compañeros ni me escondí bajo la cama. Pero que les quede claro: hemos trabajado, hemos dignificado, hemos educado, hemos recuperado la cultura del trabajo. Y recuperamos a miles de jóvenes de la droga, la prostitución y el robo. Muchos de ellos hoy han regresado a ese camino. Es como si nuestro país estuviera retrocediendo», lamentó. Y agregó: «Me enseñaron que no había que mentir y he enseñado eso a los compañeros. Me enseñaron que había que progresar en la vida y que había que trabajar. Y trabajar era dignificar a cada uno de nuestros compañeros. Es lo que enseñamos muchos, siendo de la Tupac o no».

«Nuestro pecado fue dignificar a miles de compañeros. Queríamos la igualdad en un país muy rico, en un país en el que hay mucha plata, en el que se la sabían llevar. Y hoy volvieron las grandes empresas, las grandes corporaciones, los oligarcas para hacer lo mismo». Y agregó: «Nunca pensé que este iba a ser el costo que tendría que pagar, que iban a judicializar la protesta. Siento mucho dolor interno por la injusticia que estamos viviendo», concluyó.

A su turno, Graciela Lopez aseguró que hoy los mismos responsables de la crisis de 2001 son los que la llevaron al banquillo de los acusados por haberse organizado para poder salir adelante. «En este juicio quedo muy en claro y muy evidente el revanchismo político. Hoy se criminaliza la protesta en una Argentina donde costó muchísima sangre recuperar la democracia». Y en linea con lo que expresó en la primera audiencia, agregó: «En esta provincia, en este emblemático tribunal, hace 40 años esperamos respuestas por los juicios de delitos de lesa humanidad y nunca las dieron. Y este es el Jujuy que hoy tenemos. Nosotros aca, a punto  que nos dicten sentencia por ser luchadores sociales mientras que Carlos Pedro Blaquier, el genocida mas grande de Jujuy, hoy esta libre».

Por su parte, Gustavo Salvatierra, en un discurso mas breve volvió a señalar que es inocente y expresó «no se que hago aca», aunque también criticó la criminalización de la protesta social y les pidió a los jueces que «no se dejen llevar por delante».

Tras conocer el veredicto, la abogada Elizabeth Gomez Alcorta expresó a los medios la disconformidad del equipo de abogados con la sentencia. «Hasta el 3 de febrero no vamos a poder saber cuáles son los fundamentos que utilizó el Tribunal para dictar una condena por daño agravado, ni con que prueba entendieron que Milagro es instigadora, ni tampoco a quién efectivamente instigó. En el alegato quedó absolutamente demostrado que si intentó determinar a alguien a participar de la manifestación fue a Arellano y a Chauque quienes no concurrieron al Consejo de Ciencias Económicas, por lo tanto resulta arbitrario. Pero no podría decir mucho mas porque hasta no tener los fundamentos estaría adivinando que es lo que tuvieron en cuenta los jueces al momento de deliberar». La letrada también confirmó que van a recurrir la condena por la instigación al daño.

Consultada respecto al rol de los jueces, Gómez Alcorta aseguró que los abogados defensores no tenían ninguna esperanza de contar con un tribunal independiente y con una sentencia justa. «Todos vimos como el tribunal impidió a esta defensa de modo sistemático ejercer el derecho a la defensa una y otra vez. Hoy hubo algo que fue casi como un blooper. Empecé a hacer un planteo y el presidente del Tribunal empezó a decir que no a los gritos, tuvieron que frenarlo los otros dos colegas. Si eso no se trata de una justicia dependiente del poder politico… porque no hay que olvidarse que enfrente teníamos a Gerardo Morales que tiene presa a Milagro ilegal y arbitrariamente desde el 16 de enero».

Entre los que acompañaron a Milagro Sala en la ultima audiencia estuvieron el Presidente del Cels, Horacio Verbitsky; los diputados nacionales Juan Cabandie, Marcelo Santillan, Josefina Gonzalez, Mabel Carrizo, Veronica Mercado, Gabriela Estevez, Lucila Masin, Cristina Brites, Luana Volnovich y Fernanda Raverta; el secretario de Derechos Humanos de Santa Cruz, Horacio Pietragalla; el diputado provincial Miguel Funes; Guillermo Moreno; Estela Diaz, Eduardo Tavani y Anibal Ibarra, del Comité por la Libertad de Milagro Sala y Lita Boitano de Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas, entre otros.

x

Check Also

Lo hizo de nuevo: Morales anunció su candidatura presidencial en febrero

El presidente de la Unión Cívica Radical volvió anunciar que lanzará su candidatura presidencial en el mes de febrero, y desde ...