Convocan a una movilización a la Anses por la moratoria tramposa 

Las dos CTA, la CTEP, la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo, la CCC y organizaciones sociales como Barrios de Pie, convocan a una movilización a la Anses para el martes 2 de julio, para protestar por lo que consideran una «trampa»: la moratoria impulsada por el gobierno y la Anses.

El sistema anunciado por el gobierno implica que se necesitan 30 años de aportes, mientras que sólo se alcanzan a obtener 26 años, por lo cual «las trabajadoras que pueden acceder a este nuevo sistema son cada vez menos», advirtieron.

La movilización reclamará extender la fecha de corte para comprar años de aportes, sacar los filtros socioeconómicos y eliminar definitivamente la PUAM, que tiene «carácter de pensión, niega la calidad de trabajadores a quienes entregaron sus esfuerzos a la economía informal y al trabajo doméstico y que reduce el haber percibido al 80% de la jubilación mínima, que ya de por sí, no alcanza a superar la línea de pobreza», sostuvieron.

Tras la amenaza del gobierno a mediados de mayo de cerrar de manera definitiva la moratoria de jubilación –conocida como «jubilación de amas de casa»–, se anunció que la ANSES postergará la fecha de culminación del beneficio por tres años. Pero las limitaciones esconden una «trampa» que, a futuro, complicará aun más el acceso a la jubilación.

La cuestión es que, de no modificarse la fecha de corte en que inicia la medida –estipulada en 2003–, la cantidad de años de por medio volverá insostenible la cantidad de aportes pendientes a financiar. Al postergarse la fecha de prórroga pero no la de corte, aquella mujer que esté en edad jubilatoria en 2022 deberá sumar más años para acreditar aportes.

Se calcula que una mujer que comenzó a trabajar en 1977 y en 2003 aún no completaba sus aportes debía acreditar al menos cuatro años de aportes efectivos (esto es resultado de que entre 1977 y 2003 pasaron veintiséis años y para jubilarse se requieren treinta de aporte, de ahí los cuatro años restantes). Con la nueva postergación, pero sin correr el corte en 2003, alguien que empezó a trabajar en 1980 y cumpla sesenta años en 2022 tendrá que acreditar siete años de aportes.

«Si bien afortunadamente el gobierno ha decidido prorrogar nuevamente la moratoria para las mujeres de más de sesenta, ha mantenido la misma fecha hasta la cual se pueden regularizar los aportes. La desventaja es que al no modificarse la fecha hasta la cual se pueden regularizar dichos aportes, todos los años deberán tener un año más de aportes para poder acceder al beneficio. Es decir, hoy se necesitan cuatro años, y para 2022 se requerirán siete años de aportes para que puedan acceder al beneficio jubilatorio», remarcó Silvia Ballesteros, abogada previsional, en declaraciones al diario Contexto.

Esta moratoria abarca con especial foco a las mujeres que cuenten con entre 60 y 64 años de edad al 23 de julio de 2019 –ahora extendido hasta 2022– y que no alcancen la cantidad de años de aportes previsionales requerida. Luego de una evaluación socioeconómica que se realiza entre la Anses y la AFIP, se les da la opción de cancelar su deuda en un plan de hasta sesenta cuotas –que se actualizan por el índice de movilidad– para obtener el beneficio jubilatorio.

x

Check Also

Nuevo sorteo de Procrear: Se otorgarán más de 40 mil préstamos

El gobierno nacional sortea esta tarde la tercera tanda del Procrear, el programa que brinda crédito blandos a familias que buscan ...