Crisis en el sistema de salud: Los médicos siguen reclamando que los reciba el ministro

Los médicos autoconvocados continúan con sus reclamos, que están centrados en la mejora del sueldo básico porque los valores que se manejan actualmente en la provincia provocan que profesionales se vayan a trabajar a otros lugares, ya que incluso a 60 kilómetros de Jujuy, en la localidad salteña de Gral. Güemes, cobran el doble.

Federico Adén, pediatra del Hospital Materno Infantil, explicó en diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91.5) que en el contexto de emergencia planteado por el crecimiento de casos de dengue, decidieron no tomar medidas de fuerza de manera inmediata. «Vamos a seguir cuidando a nuestra comunidad. Hay una situación grave, con gente que se enferma, con ciudadanos que se han muerto, mucha gente con dolor, no podemos pensar solamente en nuestro sector. Entonces, vamos a apoyar todas las medidas que se tengan que tomar para la emergencia del dengue y vamos a seguir trabajando en lo que estamos haciendo», detalló Adén.

De todos modos, los médicos van a manifestarse el viernes próximo para que la comunidad conozca los problemas por los que atraviesa el sistema público de salud.

Adén hizo un repaso de la situación iniciada en diciembre: «El reclamo empezó porque en el Hospital Materno Infantil no podíamos llegar a cubrir las guardias para las fiestas y para las vacaciones, porque los colegas preferían irse a trabajar a la provincia de Salta, porque a 60 kilómetros, ya en Güemes, cobraban el doble de lo que cobraban acá».

En ese momento los especialistas, médicos pediatras, psiquiatras y de otros sectores, con 30 horas de trabajo, estaban cobrando 380 mil pesos de sueldo básico.

«Ante esta problemática se decidió pedir audiencia con el gobernador de ese momento, quien recibió a los representantes de los autoconvocados, y se comprometió en dar una respuesta en 10 días», relató Adén.

Llegaron las fiestas de fin de año, sin soluciones. Entre otras dificultades, faltó personal para atender en las guardias.

Adén continuó: «Teníamos que explicar claramente que estábamos reclamando una recomposición salarial, porque lo que ganaba un especialista era muy poco, y también porque no conseguíamos cubrir las guardias. La idea era ver cómo se resolvía ese problema. Teóricamente iban a hacer una propuesta. Pero esto no ocurrió».

Se llegó así al momento de la paritaria, en la que se definió un aumento del 30%, que los profesionales consideraron absolutamente insuficiente.

«Nosotros pedimos que se aumente el básico, porque aumentando el básico recién se pueden aumentar todos los otros ítems y se puede llegar a un sueldo digno», explicó Adén. Y puso como ejemplo su situación personal: «Yo soy médico de 40 horas, he sido jefe de terapia intensiva, tengo 20 años de guardia y ahora soy un jefe de medicina ambulatoria de especialidad en materno infantil, y mi sueldo básico es 72.600 pesos».

La cuestión del sueldo básico es clave, porque sobre ese monto se calculan todos los adicionales.

Pasados casi cinco meses, los profesionales nunca fueron recibidos por el ministro de Salud, Gustavo Bouhid.

«Nosotros estamos reclamando para mejorar la atención de la salud, porque el problema es que no conseguimos gente por la plata que se paga. No estamos siendo destituyentes, ni queremos complicarle la vida a nadie. Al contrario, lo que estamos haciendo es mostrándoles un problema y diciéndoles cuál es la solución para ese problema a los que están gestionando la salud pública», señaló Adén.

Al problema salarial se sumó que el Ministerio de Salud decidió cambios en el sistema que el personal de salud rechazó desde un primer momento. Se reglamentaron las evaluaciones de rendimiento y se estableció un nuevo organigrama que, indicó Adén, «achicaba muchísimo los organigramas de los hospitales y no permitían el funcionamiento del hospital».

El tema de la evaluación se resolvió cuando el ministro Bouhid decidió dejar sin efecto lo que había intentado implementar. El resto, sigue sin definiciones. Sobre todo el texto de la nueva ley de salud, que entre otras cosas establece el nuevo organigrama. Adén explicó: «La ley tiene que aggiornarse, porque cambió todo el sistema, cambiaron las especialidades, pero no puede ser que la autoridad del Ministerio tenga libre disponibilidad para trasladar al personal a los lugares que haga falta».

«Cuando una persona entra por concurso a un lugar, va a trabajar en ese lugar. Y eso hay que respetarlo. Son derechos que no se pueden vulnerar con una nueva ley. Ese punto es crucial en la nueva ley que se redactó», agregó.

A todo esto, los profesionales empezaron a encontrar descuentos en sus salarios por los días de huelga. «Eso fue en represalia, creo yo, porque era una huelga aprobada por el Ministerio de Trabajo, legal, que además se hizo en todos los hospitales de la provincia con asistencia», comentó.

El descuento de los días de paro, por otra parte, tuvo toda la característica de un castigo dirigido, ya que no se aplicó a todo el personal sino a unas pocas personas. «Es como un amedrentamiento», interpretó el profesional.

El ataque al pediatra Rubén Camaño por parte de efectivos policiales, que fue denunciado el lunes último, también se encuadra en lo que se analiza como una avanzada represiva que busca disciplinar al p ersonal de salud, ante la escalada del conflicto por la falta de respuesta de parte del ministro. «Ese es un apremio importante. Da la impresión de que nos están considerando enemigos», analizó Adén.

«No nos tienen que disciplinar. Yo sigo haciendo mi trabajo. A mí lo que me importa es que solucionemos los problemas del hospital, de la salud pública. Y una de las herramientas para solucionarlo es lo que le estamos proponiendo», opinó.

En suma, lo que reclaman es que abra una instancia de diálogo que lleve a encontrar una solución. Si bien hubo encuentros con diputados y diputadas de la Comisión de Salud de la Legislatura, con el gobernador y con el ministro de Hacienda, no ocurrió lo mismo con el ministro Bouhid.

«Nuestro ministerio se reúne, pero los gremios que representan a los médicos no están en esa reunión», señaló Asén, en referencia a la Asociación Médica de la República Argentina (AMRA), la Asociación de Médicos de Jujuy (Ameju) y Profesionales Autoconvocados Universitarios de la Salud (PAUS). «Apuap también tiene médicos afiliados, de hecho yo soy afiliado a Apuap, y tampoco está participando en este tipo de discusiones», agregó.

Hasta ahora, en efecto, el ministro de Salud se reunió con referentes de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), sindicatos que no representan al grueso de los médicos del sistema público de salud.

«Queremos que se entienda que no estamos en la vereda de enfrente, que estamos todos defendiendo la salud pública», concluyó.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Gendarmería reprimió una protesta de ATE que esperaba a Milei sobre la ruta

La Gendarmería reprimió con violencia una protesta de ATE que bloqueaba el acceso al aeropuerto de Córdoba, donde esta tarde llegará ...