mujeres marcha bs as 01

Datos alarmantes: Jujuy es la provincia con mayor índice de femicidios del país

mujeres marcha bs as 01A pocos días del paro internacional de mujeres convocado para reclamar políticas públicas de prevención y atención de víctimas de violencia de género, se conoció el informe que cada año elabora el Observatorio de Femicidios “Adriana Marisel Zambrano”. La provincia de Jujuy ostenta un récord trágico: el año pasado hubo 11 femicidios, lo que equivale a 1,63 cada 100 mil habitantes, tres veces más que en la provincia de Buenos Aires y superior a la cifra en Salta.

El Informe de Investigación de Femicidios en Argentina 2016 fue dirigido por la Asociación Civil La Casa del Encuentro, con el apoyo de Fundación Avon y la Dirección de Fortalecimiento de la Sociedad Civil del Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano.

Durante el año pasado hubo al menos 290 femicidios en todo el país. La cifra no se considera definitiva porque está basada en las publicaciones de la prensa entre el 1° de enero y el 31 de diciembre de 2016, por lo que es razonable pensar que pudo haber más casos que no se registraron como tales o no tuvieron trascendencia en los medios.

La mayoría de las víctimas fueron asesinadas por parejas o exparejas. Si bien el número de este tipo de asesinatos es apenas superior a la del año anterior, cuando sumaron 286 casos, los nuevos datos dan muestra de la saña: la mayoría de esas casi 300 mujeres fueron apuñaladas, y además se incrementaron los homicidios de embarazadas y los casos con indicios de abuso sexual previo al crimen.

Zonas de riesgo

La provincia de Buenos Aires es, por obvia magnitud, el distrito con más casos (90). Por otro lado, hay provincias donde el drama creció notoriamente con respecto a 2015: en Córdoba, por ejemplo, se pasó de 19 a 30 femicidios en el año.

Sin embargo, el recorte que muestra con mayor precisión la situación en los distintos distritos es el referido a la cantidad de femicidios en relaciónn a la población. Aquí la trágica lista es encabezada por Jujuy: el año pasado hubo 11 femicidios, lo que equivale a 1,63 cada 100 mil habitantes, tres veces más que en la provincia de Buenos Aires, donde la tasa fue de 0,57.

La cifra actual de Jujuy superó a la de 2015 en Salta, que había sido el distrito con más femicidios per cápita, con 1,56 cada 100 mil habitantes. Esta vez esa provincia tuvo una tasa de 0,9, igual que Córdoba.

Los entornos

Además de los 290 crímenes por violencia de género que se registaron en todo el país, hubo 37 vinculados, es decir, hombres y niños asesinados para causarles dolor a las mujeres objeto de la furia machista o porque se interpusieron para defenderlas.

Los femicidios son en su mayoría el último y definitivo eslabón de una cadena de violencias de género. A pesar de esto, el 84 por ciento de las mujeres asesinadas el año pasado no había denunciado previamente a sus agresores ni habían requerido medidas de protección. Hay una explicación preocupante para esto: «No creen en la Justicia. Y entonces tampoco buscan ayuda», alertó Ada Rico, presidenta de la Casa del Encuentro, en la presentación del informe.

Más del 64 por ciento de las víctimas murió a manos de allegados: o eran parejas o lo habían sido. Paradójicamente, el lugar más peligroso para ellas sigue siendo su casa: allí ocurrieron 143 de los 290 femicidios.

Hubo casos excepcionales, como el que ocurrió en un penal de Tucumán, donde un preso mató a su novia allí donde estaba detenido por haber asesinado a otra mujer. «No hubo ningún protocolo que cuidara a la segunda víctima», dijo Rico.

Los 290 femicidios de 2016 dejaron sin madre a 401 hijos e hijas; 242 de ellos menores de edad que podrían ser beneficiados con una asistencia económica hasta que cumplan 18 años, similar a la de una jubilación mínima, si se aprobara la ley Brisa.

A diferencia de años anteriores, en los que la mayoría de las víctimas fue baleada, en 2016 la principal modalidad de femicidio fue el apuñalamiento. También aumentaron los casos con abuso sexual. El año pasado fueron 31, frente a los 27 de 2015 y los 21 de 2014.

Hubo 11 femicidas de entre 13 y 18 años, y 49 que decidieron quitarse la vida. Dos de las víctimas eran indígenas y 9, transexuales.

En la presentación del informe se reiteró el reclamo de de cumplimiento del presupuesto del Plan Nacional Contra la Violencia de Género y se insistió con la necesidad de que se implemente el patrocinio jurídico gratuito a las víctimas y la creación de un fuero judicial especializado.

Este año, además, se suma la preocupación por el recorte de 67 millones de pesos que se aplicó en esa partida, según se publicó en enero en el Boletín Oficial. Organizaciones presentaron un amparo  para frenar ese recorte. 

x

Check Also

Masiva asistencia para presenciar los corsos capitalinos bajo la lluvia

Miles de personas asistieron a la Ciudad Cultural, durante este sábado, que fue convertida en un «corsódromo». Este domingo, se espera ...