Detuvieron a Facundo Guerrero y lo acusaron del femicidio de Ana Ríos

En las últimas horas de ayer, Facundo Guerrero fue detenido en la provincia de Tucumán por pedido de la fiscal María del Carmen Reuter, quien imputó al violento novio por el delito homicidio. La justicia tucumana confirmó que Ana Gabriela Ríos de 26 años, fue asesinada por el femicida. Murió en agonía, después de luchar por tres días, en la sala de terapia intensiva del hospital Padilla de la capital tucumana.

La joven mujer le faltaban tres materias para recibirse de médica veterinaria en la Facultad de Agronomía y Zootecnia de la Universidad Nacional de Tucumán, trabajaba en un restaurant para costearse los estudios y era activista voluntaria de varias protectoras de animales.

Según la investigación judicial, Ana fue tirada por Guerrero, de un departamento que alquilaba el sujeto en un 4°piso de un edificio, ubicado en la calle San Juan al 800. Ambos eran jujeños.

Amigas de Ana sabían de la violencia de género que ejercía contra ella, “le pegaba cada vez que se emborrachaba”, dijo una de ellas, ante la fiscal.

La noche del jueves Ríos y Guerrero estuvieron juntos en el departamento de él hasta casi la medianoche. Guerrero había organizado una reunión con amigos, pero Ana entraba a trabajar de noche en el restaurant.

Regresó al departamento de Guerrero alrededor de las 6.30 y en ese horario iniciaron una acalorada discusión, que terminó con la caída de la joven desde el cuarto piso.

«Estaba muy angustiada porque perdió el trabajo y se arrojó del balcón», le había dicho a la Policía el novio de Ana, quien en un primer momento fue demorado unas cinco horas y luego recuperó la libertad.

Por su parte, el abogado de la familia de Ana, Juan Musi aseguró que la muerte de la joven es “la cúspide de una espiral de violencia”. En diálogo con  El Submarino Radio (91.5) aseguró: “Abundan las pruebas, las denuncias y los testimonios de que Facundo, de manera sistemática y siempre bajo los efectos del alcohol, la humillaba y le pegaba; le pegaba fuerte. Hay muchos antecedentes. De hecho, hay una causa abierta por lesiones en la fiscalía de Tucumán. En segundo lugar, hay muchas contradicciones en la declaración de él. Y tercero, no hay ningún indicio que indique que ella sufría algún tipo de depresión o que fuera a tomar esa determinación. Ana tenía planes para el corto y el mediano plazo, estaba planificando pasar la Pascua en Jujuy, iba a estar en la peregrinación, iba a terminar de cursar la carrera de Veterinaria, hacía activismo por los derechos de los animales… Todo esto, opacado por la relación que tenía con este señor que de manera sistemática y violenta le pegaba y violentaba”.

Cabe recordar que este martes, alrededor de medio millar de mujeres protagonizó una movilización que se convocó en la plaza Belgrano y marchó por algunas calles céntricas de la capital jujeña, exigiendo justicia por el femicidio de Ana, víctima de un noviazgo violento.

Morena Álvarez, amiga de Ana señaló a la prensa que “nosotras sostenemos que no hay ninguna muerte dudosa, el hecho es claro y preciso, hubo un femicidio. Ana era víctima de violencia de género de manera sistemática desde hace varios años, un femicidio no es un acto aislado, es el resultado de una serie de hechos en cadena”.

x

Check Also

El turismo dejó casi 5 millones de dólares en Jujuy durante la primera quincena de enero

El impacto económico de la primera quincena del mes de enero en la provincia de Jujuy fue de 4.813.779 millones de ...