Destacamos
Susana Ustárez

Estatales jujeños empobrecidos: En cinco años, perdieron más del 60% del poder adquisitivo

El gobierno provincial, a través del ministro de Trabajo y Empleo, Normando Álvarez García, difundió que en lo que va del año otorgó un aumento del 45 por ciento a los trabajadores estatales. Sin embargo, desde las organizaciones sindicales lo desmienten con cifras.

En el último escrito que le mandó al gobierno, el Frente Amplio Gremial (FAG), que nuclea a la mayoría de los sindicatos de la administración pública, incluyó cuadros comparativos que muestran el atraso salarial frente a inflación en los últimos años.

Fuente: FAG

De acuerdo a esa información, la diferencia entre la inflación y las sucesivas recomposiciones acumuladas desde 2016 alcanza al 64 por ciento. Es decir que por cada 100 pesos que cobraba entonces, hoy recibe el equivalente a 64.

Por otro lado, sobre la base de los datos anteriores, el FAG detalla la evolución de la masa salarial de Jujuy, que es la cantidad total de dinero que implica el pago de los salarios de la administración pública provincial. Al aplicar los aumentos otorgados, el monto llega a unos 4000 millones de pesos. En cambio, si se consideraran los valores de la inflación, ascendería a 5195 millones. Conclusión: la diferencia entre lo que es y lo que debería ser es de 1195 millones de pesos.

Para tomar un año de ejemplo, en 2019 el gobierno provincial otorgó una recomposición de 34,4 por ciento. En ese período, la inflación en Jujuy llegó al 55,5 por ciento. Conclusión: los trabajadores estatales de Jujuy perdieron solo ese año un 21,1 por ciento del poder adquisitivo de sus salarios.

En 2020, en tanto, que registró una inflación del 42,2 por ciento, el aumento salarial fue de apenas el 10 por ciento, lo que implicó una pérdida del 32,2 por ciento del poder adquisitivo de los sueldos estatales.

Fuente: FAGEn este contexto, las negociaciones paritarias están complicadas. La secretaria general de la Asociación del Personal de Organismos de Control (APOC) y referenta del Frente Amplio Gremial, Susana Ustárez, contó que el gobierno suspendió «reunión tras reunión hasta cerrar virtualmente la paritaria hace más de dos meses», luego de que los sindicatos rechazaron el ofrecimiento oficial.

«Eso lo rechazamos todos, no solamente el Frente Amplio Gremial sino también ATE y el Seom, que no lo integran», aclaró en diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91.5).

La dirigenta detalló que en la última presentación que hicieron por escrito, adjuntaron cuadros comparativos que muestran el atraso salarial frente a inflación en los últimos años. «La evolución de los salarios demuestra que hasta el momento el gobierno de la provincia está otorgando cerca de un 36 por ciento, si  es que cumple con todo lo ofrecido», precisó.

En lo que va del año, hasta ahora, la actualización salarial alcanza «apenas el 30 por ciento, cuando la inflación acumulada de Jujuy ya está cerca del 40, con este mes», indicó.

En este contexto, Ustárez advirtió: «La pérdida frente a la inflación es una reducción real del salario, del poder de compra, y eso se siente no solo a nivel familiar sino también a nivel de la economía global de la provincia, que se sostiene en gran parte por el consumo que realizamos los empleados públicos».

‘Bipolaridad’

-¿No es cierto entonces que los estatales recibieron un 45% de aumento? 

-Parece que tenemos un problema de comunicación con el gobierno, no se entiende. Es evidente que quieren dar el mensaje de que los estatales pedimos por pedir algo que ellos ya dieron.

-Si los números son los que ustedes señalan, ¿por qué Álvarez García habla de un 45 por ciento? 

-En primer lugar, el doctor Álvarez García es abogado y no debiera, por su función y su investidura de ministro de Trabajo, hablar de aquello a lo que debe referirse el ministro de Hacienda y no él, porque él no conoce los números, no los entiende. Además, él es mediador y convocante de la paritaria, no es la voz del gobierno; no debería serlo, al menos. Pero tuvimos este problema con todos los ministros de Trabajo. El rol de ellos no debiera ser ese. Hay un patrón y un empleado, y ellos deberían ser autoridad de aplicación e intermediador imparcial.

-¿Se equivocan en el número o mienten? 

-Equivocan el cálculo, tanto el doctor Álvarez García como el ministro de Hacienda. Porque ellos suman otras mejoras, como los blanqueos de salario o incrementos que han ido dando sobre algún adicional. Pero todos esos otros aumentos no son generales, no llegan a todos los empleados públicos sino al que tiene determinadas características, determinada antigüedad, determinado adicional. Pero en general ha habido un incremento menor.

-Entre un 30 y un 45 por ciento hay mucha diferencia… 

-Se lo hemos dicho al ministro. Las presentaciones son claras. Pero es una conversación de sordos. Y encima no nos reunimos, porque el ministro dice que no hace falta, que nos vamos a reunir tal vez a finales de este mes porque así acordamos, cuando en realidad no acordamos nada. Tampoco se aceptó nada de la oferta del gobierno y hubo contraofertas que fueron ignoradas.

-¿La discusión paritaria está empantanada?

-El gobierno está sordo a cualquier reclamo porque evidentemente no ve una reacción por parte de los trabajadores que lo preocupe.

-¿Por qué no hay reacción?  

-Porque el gobierno ha logrado, con todas sus acciones represivas de la protesta popular, poner al trabajador en una posición pasiva. Y a los gremios nos ha puesto en la posición de no poder convocar, porque si convocamos a un paro dicen es político porque estamos cerca de las elecciones. Además, si los trabajadores acatan un paro se enfrentan a descuentos de sueldo, sumarios, despidos y causas judiciales, contravencionales o policiales. Incluso ha habido detenidos en protestas de gremios. Entonces el gobierno usa el aparato represor, pone al trabajador en jaque y hace exactamente lo que decide hacer sin ninguna resistencia.

-El panorama es complejo. La pregunta que surge es por qué el gobierno ganó en las elecciones legislativas provinciales del 27 de junio pasado. 

-Habrá que preguntarle a los compañeros si al votar no han recordado cómo está su sueldo, cómo han sido tratados, porque hay mucho destrato, mucha violencia en el ámbito del trabajo, y si no han puesto todo eso en consideración al momento de votar. Porque si hay heridos en todos los sectores y se escucha a los compañeros en el reclamo, eso debiera traducirse a la hora de votar. Quizás se crea que votando al gobierno que nos está perjudicando, se está haciendo una inversión a partir del ahorro que consigue con nuestros propios sueldos. Yo creo que hay una bipolaridad en los trabajadores.

-Es como el síndrome de Estocolmo, ponerse al lado del secuestrador, votar al que te vapuleó durante cuatro años.  

-Es así. No hay lógica. Y a nivel nacional también pierde fuerza el gobierno. Pero si eso es lo que quiere el pueblo argentino, es lo que va a tener. Yo creo que cada uno tiene que pensar su voto en términos de cómo le está yendo, y a los estatales nos está yendo mal. Hace seis años que perdemos. Nuestros sueldos han sufrido un deterioro que acumula una pérdida de entre el 70 y el 80 por ciento frente a la inflación. Entonces tenemos sueldos de miseria pero votamos al gobierno que nos ha dado eso.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Paro bancario en el Santander: En Jujuy la medida se cumplirá sin movilización 

Los bancarios jujeños están en medio de conversaciones en el marco de la conciliación obligatoria dictada por el conflicto por el ...