Femicidio en Moreno: Cinco niños quedaron huérfanos por el crimen de su madre

Cinco niños de entre 2 y 14 años se quedaron sin su madre, Nilda Rosa González Ojeda, quien fue asesinada y descuartizada por el padre de los chicos, Juan Darío Sanabria Báez.

El hombre de 36 años quedó detenido después de denunciar un supuesto secuestro extorsivo de su pareja, una mentira que duró hasta que se quebró y confesó que la había matado, descuartizado y arrojado su cabeza y el torso en un baldío de la localidad de Francisco Álvarez, en el partido bonaerense de Moreno, donde fueron hallados.

El detenido, que trabaja de albañil, fue este viernes a la mañana a la Comisaría 4ta de Moreno (Cuartel V) para denunciar que su mujer de 29 años había sido secuestrada y que sus captores pedían 100.00 dólares para liberarla, lo cual llamó la atención de los investigadores.

Sin embargo, luego se quebró y confesó que el jueves a la noche había asesinado a Nilda a puñaladas luego de una discusión. Que después desmembró su cuerpo y arrojó la cabeza y el torso en el medio del campo y los brazos en un pozo ciego de la casa donde la pareja vivía junto a sus cinco hijos, de entre 2 y 14 años, quienes estaban durmiendo al momento del crimen.

La causa quedó caratulada como “homicidio agravado por violencia de género y por ser cometido por un hombre contra una mujer. Femicidio”.

Tras conocerse el terrible femicidio, el presidente Alberto Fernández aseguró que «vamos a redoblar nuestros esfuerzos» para que «no haya más Nildas a las que lloremos como hoy».

«La violencia machista hiere a toda nuestra sociedad. Estamos comprometidos con la búsqueda de la igualdad y vamos a redoblar nuestros esfuerzos para que no haya más Nildas a las que lloremos como hoy», escribió el jefe de Estado en su cuenta de la red social Twitter.

«Y que se haga justicia por su muerte», pidió el presidente al finalizar su posteo, en el que replicó un hilo publicado en la misma red social por la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Ayelén Mazzina.

En su publicación, la ministra expresó: «No aparecemos muertas, ¡nos matan! El femicidio de Nilda hoy nos llena de rabia y nos moviliza» y agregó: «Abrazo con todas mis fuerzas a su familia y a toda la comunidad de Moreno. No es una noticia más, porque la violencia machista no es un hecho aislado».

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Los padres de Fernando Baez Sosa, piden que haya una «sentencia ejemplar»

“Espero que sea ejemplar la justicia, nosotros ya estamos condenados a sufrir con este dolor eternamente”, aseguró hoy Graciela Sosa, madre ...