Guatemala va al balotaje con Bernardo Arévalo como favorito 

Los guatemaltecos regresarán a las urnas el domingo 20 para elegir a su próximo presidente, ocasión en que medirán fuerzas los representantes del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Sandra Torres, y del movimiento político Semilla, Bernardo Arévalo. Quien se erija vencedor dirigirá el país hasta 2028.

Los compañeros de fórmula de Torres y Arévalo son Romeo Guerra Lemus y Karin Herrera Aguilar, respectivamente.

Una encuesta de la Fundación Libertad y Desarrollo arrojó que Arévalo sigue dominando con 50% la intención de voto sobre Torres, que alcanza un 32%. «La diferencia es tan grande que es muy poco probable que se pueda revertir», dijo Paul Boteo, director ejecutivo de la Fundación, cuya encuesta muestra que solo con los votos válidos (sin los anulados y en blanco), Arévalo tiene 61% de las preferencias, contra el 39% de Torres.

Asimismo, el 13% de los encuestados aseguró que votará en blanco y el 7% restante que anulará su boleta.

Un estudio anterior de las mismas entidades, divulgado el 2 de agosto, daba 43% a Arévalo, quien dio la sorpresa en la primera vuelta electoral sin figurar en las primeras opciones en las encuestas previas, en tanto que Torres recababa 28%.

En la primera vuelta del 25 de junio hubo 17,38% de votos anulados, más que el porcentaje de cualquier candidato: Torres obtuvo un 15,86% y Arévalo un 11,77%, según datos oficiales. Estos resultados obligaron a la segunda vuelta para este domingo, ya que ninguno de los 22 candidatos alcanzó la mitad más uno necesaria para ser proclamado ganador.

Por otra parte, la encuesta indica también que un 32% considera que el hijo del presidente reformista Juan José Arévalo (1945-1951) puede mejorar la situación del país, contra un 20% que estima que la ex primera dama Torres podría lograrlo.

La previa del balotaje fue turbulenta por acciones de la Fiscalía guatemalteca contra Semilla, el partido de Arévalo, que hizo tambalear la participación del político en la contienda por cometer supuestamente irregularidades en su conformación en 2017.

El ganador electoral sustituirá como presidente Alejandro Giammattei, y asumirá el 14 de enero de 2024 por un periodo de cuatro años.

Además, el mismo día se repetirán las elecciones en cinco municipios donde hubo irregularidades durante la primera vuelta (25 de junio): San Martín Zapotitlán (Retalhuleu), San José del Golfo (Guatemala), San Bartolomé Jocotenango (Quiché), San Pablo Jocopilas (Suchitepéquez) y San Pedro Yepocapa (Chimaltenango).

Estos comicios pasarán a la historia, entre otros factores, por las denuncias de irregularidades, la eliminación de numerosos partidos que deseaban participar (uno de ellos, el Movimiento para la Liberación de los Pueblos, representante de la izquierda) y la significativa abstención durante la primera ronda (alrededor del 40 por ciento).

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) concluyó la preparación y traslado de las más de 24.500 cajas con material electoral para el balotaje.

De acuerdo con la autoridad electoral, en esta segunda ronda están convocados a participar 9.270.360 guatemaltecos empadronados. Habrá 3825 centros de votación. Se instalarán 24.427 Juntas Receptoras de Votos (JRV) en todo el país y 158 en Estados Unidos. Para ejercer el voto, el elector solo precisa estar inscrito en el padrón y presentar su Documento de Identificación Personal (DPI).

A través de sus redes sociales, el TSE confirmó que los ciudadanos tendrán asignado el mismo centro de votación y dio a conocer que, adicionalmente, para esta ocasión se habilitaron más de 800 nuevos centros, para facilitar el sufragio a quienes residen en áreas más alejadas.

En todo el país regirá la ley seca antes, durante y después del balotaje, periodo en que se prohíbe el expendio y consumo de bebidas alcohólicas. De acuerdo con artículos de la Ley Electoral y de Partidos Políticos y del Código Penal, quienes violen esta disposición serán llevados ante un juzgado y, en un plazo máximo de seis horas, deberán hacer frente a una primera audiencia.

Si en esa ocasión el juez decide iniciar a la persona detenida un proceso penal, esta podría recibir una sanción económica de 5.000 quetzales (637 dólares) y enfrentaría una pena entre 15-30 días de prisión. Por su parte, los establecimientos que incumplan la ley seca enfrentarían multas de 100.000 quetzales (12.747 dólares) y se les iniciaría un proceso administrativo para cancelarles la licencia.

Durante la realización de la primera vuelta, la Policía Nacional detuvo a 153 personas por violar la ley seca. Además, incautó 24 armas de fuego y capturó a 20 personas por otros delitos.

Días atrás, el ministro de Gobernación, David Napoleón Barrientos, aseguró que más de 42.000 efectivos policiales se desplegarán para garantizar un ambiente de paz durante la jornada electoral, en especial en los alrededores de los 3.825 centros de votación y en los cinco municipios en que se repetirán los comicios locales.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Las fuertes lluvias provocaron muertes en Ecuador y El Salvador 

Fuertes lluvias se registran desde hace días en Ecuador y El Salvador, en medio de inundaciones y deslaves. Se reportan fallecimientos ...