Foto: Unicef

Haití: La ONU asigna 12 millones de dólares para paliar la crisis

El secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios y Coordinador del Socorro de Emergencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Martin Griffiths, asignó “12 millones de dólares del Fondo Central de Respuesta a Emergencias (Uncerf) para abordar la terrible situación en Haití”, informó en su cuenta en la red social X.

«La incesante violencia de las bandas ha provocado el desplazamiento de 50.000 personas, ha sumido a 5 millones en una situación de hambre aguda y ha debilitado un sistema de salud ya frágil», afirmó.

En ese sentido, afirmó que estos fondos permitirán a los socios de ayuda llegar a los más afectados.

https://x.com/unicef_es/status/1776318942727868750

Por su parte, el portavoz del secretario general de la ONU, Stéphane Dujarric, anunció, en rueda de prensa este jueves, que los fondos se utilizarán para proporcionar alimentos, agua, protección, atención sanitaria, saneamiento y apoyo higiénico a las personas desplazadas y a las comunidades de acogida en Puerto Príncipe y el departamento vecino de Artibonite.

Además, expresó que la ONU decidió conceder este dinero porque el plan de respuesta humanitaria actualmente solo está financiado en un 6,6 por ciento, lo que según el vocero, significa que a penas han recibido “45 millones de dólares de los 674  solicitados”.

Por otro lado, la Organización Internacional para las Migraciones señaló que distribuyó más de 70.000 litros de agua en seis sitios de desplazamiento en el área de Puerto Príncipe, y el Programa Mundial de Alimentos informó que había proporcionado 17.000 comidas calientes a personas desplazadas.

‘Es el fin de los tiempos’

En lo que va de 2024, aproximadamente 5.5 millones de haitianos requieren asistencia humanitaria. De acuerdo a la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), la situación sigue siendo tensa, y los ataques a instalaciones de salud empeoraron.

Mientras que según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), tres de cada cuatro mujeres y niños no tienen acceso a servicios públicos esenciales.

El principal experto de Naciones Unidas sobre derechos humanos en Haití, William O’Neill, advirtió que las condiciones humanitarias en el país caribeño están deteriorándose rápidamente y podrían convertirse “como Somalia en sus peores tiempos”, en medio del incremento de violencia de las pandillas y de la inestabilidad política.

El experto trabajó anteriormente en países como Ruanda, Sierra Leona, Bosnia- Herzegovina y Nepal. «Creo que aquí la diferencia es que el Estado está prácticamente ausente. No hay Estado y es casi como un mundo hobbesiano donde sobreviven los más aptos […] y desafortunadamente los más aptos en este momento son las pandillas», expresó.

En ese contexto, miles de personas han huido de la capital, Puerto Príncipe, controlada en un 90 por ciento por las bandas criminales. Sin embargo, O’Neill teme que la violencia pronto afecte al resto del país y provoque un éxodo masivo de haitianos a la vecina República Dominicana o a EE.UU.

«Conozco a alguien que perdió a la mitad de su familia a manos de los escuadrones de la muerte del [dictador] François Duvalier y dijo que nunca lo había visto tan mal. Tíos, primos, hermanos asesinados […] y ella dijo que nunca había estado tan mal», relató.

Por otra parte, criticó a Washington por no tomar medidas enérgicas contra el contrabando de armas estadounidenses desde Florida a puertos haitianos. «Me sorprende que no se puedan llevar alimentos o medicinas a Haití, pero aun así llegan armas y balas (…) Si las pandillas no tienen sus armas ni sus balas, pierden todo su poder», refirió.

Haití está sumida en una crisis que ha venido aumentando desde el magnicidio del presidente Jovenel Moïse en julio de 2021.El país declaró el estado de emergencia el 3 de marzo, después de que el peligroso líder criminal Jimmy ‘Barbecue’ Cherizier llamase a los grupos criminales a unirse y derrocar al primer ministro Ariel Henry.

«Francamente, a estas alturas me estoy quedando sin palabras», afirmó recientemente el observador de derechos humanos ante el organismo internacional. «Es apocalíptico, es como el fin de los tiempos», continuó. «[Hay] un nivel de intensidad y crueldad en la violencia que simplemente no tiene precedentes en mi experiencia en Haití», señaló.

teleSur

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Obispos católicos de Estados Unidos pidieron disculpas a los nativos por abusos cometidos

Los obispos católicos de Estados Unidos ofrecieron este viernes una disculpa a los nativos americanos por el papel de la Iglesia ...