Destacamos

Hay 9000 obreros de la construcción desocupados en la provincia de Jujuy 

La suspensión de planes de obra pública no se produjo con el inicio de la cuarentena obligatoria, sino mucho antes. Pero en este período de aislamiento total, la construcción está completamente paralizada. El panorama provincial muestra a 9000 obreros desocupados, frente a 3000 que tienen trabajo pendiente para continuar cuando termine esta situación y que por estos días esperan que les paguen la segunda quincena de marzo, como les corresponde.

Así lo describió en diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91.5) Carlos Cárdenas, secretario general de la Uocra Jujuy: «Ya teníamos un inconveniente importante porque a la obra pública se encontraba paralizada desde el año pasado. Eso impactó fuertemente en nuestra actividad, que fue la más perjudicada en todo el país.

«Había obras que ya estaban adjudicadas pero no se pudieron iniciar; otras para las que el gobierno provincial había llamado a licitación antes de las elecciones de junio de 2019 «y quedaron en promesas de campaña porque nunca se llegaron a concretar», señaló.

Este último es el caso de la construcción de viviendas. «Incluso las que ya se habían edificado y se habían preadjudicado en sorteos para las personas que iban a poder acceder, todo ha quedado en la nada» completó.

Sumado a todo esto, la crisis provocada por la pandemia paralizó por completo toda actividad. «Hemos sufrido un parate importante y esto ha perjudicado a muchos trabajadores», describió Cárdenas.

De todos modos, el sindicalista aclaró que «el gobierno nacional estuvo a la altura de las circunstancias y de lo que demanda el acompañamiento a los trabajadores privados y estatales», y destacó las medidas que se tomaron en apoyo al sector pyme respecto del subsidio para el pago de salarios y la exención de los aportes patronales.

«Hay empresas que se están aprovechando de esta situación para no acompañar las medidas del gobierno, y no siendo solidarios empezaron a despedir trabajadores», remarcó Cárdenas, en referencia a la intención de «la millonaria Techint que pretendía despedir a más de 1550 trabajadores de la construcción».

«Rápidamente nuestro secretario general a nivel nacional Gerardo Martínez hizo los reclamos correspondientes y se hizo un llamado a una conciliación obligatoria, que retrotrae las medidas adoptadas por Techint. Eso deja un precedente para todas las demás empresas, y además el gobierno nacional dispuso en el nuevo DNU prohibir los despidos y las suspensiones 90 días, hasta que se normalice la situación», analizó.

Lo cierto es que la construcción está completamente paralizada. Es que no está incluida en las actividades consideradas esenciales.

Hoy en día hay en Jujuy unos 3000 trabajadores de la construcción activos, y cerca de 9000 desocupados. Antes del dictado de la cuarentena obligatoria, el sindicato había mantenido reuniones a nivel nacional para planificar la reactivación de la obra púbica en las provincias. «Lamentablemente esta situación sanitaria cambió todo, pero el gobierno está invirtiendo fuertemente en contener mucho más a aquellos ciudadanos que no tiene ingreso estable, tratando también de acompañar a los trabajadores activos del sector privado y público», señaló Cárdenas.

Iniciado el período de aislamiento obligatorio, dos empresas de Jujuy habían decidido suspender a los trabajadores a partir del 1° de abril: una es Carlos Villanueva e Hijos, que empleaba a más de 150 obreros; la otra, BSD, que opera sobre la ruta provincial N° 1, con unos 400 trabajadores.

«Habían notificado a todos los trabajadores que se acogían al artículo 223 de la Ley de Contrato de Trabajo, pero nosotros rápidamente hemos notificado a estas dos empresas que se abstengan de tomar estas medidas de suspensión o despido, porque el nuevo decreto lo impide y retrotrae todas las medidas al día 19 de marzo, fecha en que comenzó la primera cuarentena obligatoria», explicó Cárdenas.

Este trámite debe ser llevado por el Ministerio de Trabajo y Empleo de la Provincia. Pero no es tan sencillo. Cárdenas contó: «El ministerio no está trabajando. Me comuniqué por vía telefónica con el ministro (Normando) Álvarez García  para avisarle que vamos a solicitar los pedidos de audiencia para tratar las medidas que están tomando estas empresas, y principalmente para que se tomen los recaudos».

El objetivo inmediato, precisó, es que los trabajadores resguarden, principalmente la segunda quincena de marzo y la primera de abril.

Con algunas empresas ya llegaron a un acuerdo. «Hemos acordado los pagos de los sueldos por ejemplo con la empresa que está haciendo trabajos sobre la ruta nacional N° 34, y ellos han garantizado los puestos de trabajo sin despido de algún trabajador, acatando a las medidas nacionales. Hay otras empresas que también han dicho que van a acompañar. Y los directivos de la empresa Sales de Jujuy dijeron que van a hacer que los contratistas paguen a sus trabajadores lo que corresponde», detalló Cárdenas.

Desde el sindicato también están planificando acciones para cuando finalice el período de cuarentena: «Hemos anunciado a las distintas empresas que si no cumplen con la legalidad, vamos a hacer las movilizaciones correspondientes para que cumplan con lo que está estipulado por el gobierno nacional», afirmó el sindicalista.

«Pasa que muchos empresarios quieren ganar, nunca perder. Y en este caso que van a ganar menos. Pero deben también acompañar a aquellos trabajadores que pertenecen a sus empresas y acompañan al crecimiento no solamente del empleador sino de su industria, de sus fuentes laborales. No hay industria que crezca sin trabajadores, entonces tiene que aparecer la solidaridad con el empleador», reflexionó.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Trabajadores de la salud convocan a un segundo ruidazo: «Estamos al borde del colapso» 

Trabajadores del sistema sanitario provincial anunciaron que el próximo jueves 4 de junio realizarán un segundo ruidazo «en defensa de la ...