Destacamos

Informe: Jujuy tiene la tasa más alta de femicidios del país por cada 100 mil mujeres

Con una tasa de femicidios de 2,8 por cada 100 mil mujeres, la provincia de Jujuy casi triplica la media nacional, que es de 1,1. Los datos surgen del informe anual que difundió este domingo la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá), a partir del relevamiento que realiza periódicamente tomando como fuente las informaciones periodísticas.

Tal como se venía confirmando mes a mes, los femicidios son los únicos delitos que no descendieron en el período de aislamiento por el covid-19.

En todo el 2020 se produjeron en el país 329 muertes violentas de mujeres, travestis y personas trans. De estas, 270 fueron identificadas como femicidios, lo que implica un femicidio cada 32 horas.

Las 34 muertes violentas que el relevamiento no incluye entre los femicidios corresponden a casos que están aún en investigación.

El relevamiento de Mumalá muestra demás que casi la mitad de las víctimas de femicidio en el país tenían entre 19 y 40 años, que los dos tercios de los ataques se cometieron en la vivienda de la mujer y que 6 de cada 10 agresores eran pareja o ex pareja de la víctima.

La comparación de los datos por distrito ubica a Jujuy a la cabeza, con 2,8 femicidios por cada 100 mil mujeres, casi triplicando la media nacional, que es de 1,1.

El segundo lugar en la lista lo ocupa Tucumán, con 2,1, y le sigue Salta, con 1,8.

Los nombres de la tragedia

En 2020, se produjeron en Jujuy 13 muertes violentas de mujeres, de las cuales 10 son investigadas por la justicia como femicidios.

La lista trágica se inició el 9 de enero en Perico, cuando un lugareño encontró el cuerpo de Doris Chuqui Pacheco, de 42 años, en un basural. Su familia había denunciado su desaparición el 31 de diciembre de 2019. Doris era peruana, vivía en Jujuy desde hacía 20 años y tenía 2 hijos. Está detenido Matías Padilla, imputado por «femicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género».

Aún no había terminado el primer mes del 2020 cuando Mariela Zamora, de San Pedro, fue apuñalada por su ex pareja, Pablo Ordóñez, que fue detenido inmediatamente después del ataque. Fue el 24 de enero. Mariela murió dos días después en el hospital.

El 2 de marzo se conoció la noticia de un aparente suicidio en La Quiaca. En realidad, Jaqueline Karen Arjona fue asesinada por su novio, Magno Jáuregui, quien plantó una escena de suicidio para eludir a la justicia. Está detenido, imputado por «homicidio doblemente agravado por relación de pareja preexistente y violencia de género».

El 10 de mayo, Rocío Celeste Ocampo, de 25 años, caminaba por una calle de Yuto con una amiga cuando su expareja, Ricardo Javier Núñez, le disparó en la cara. El hombre había salido del penal meses antes, tras cumplir una condena de 3 años y medio, justamente, por lesiones cometidas en contexto de violencia de género. La causa por el asesinato de Rocío está caratulada como «homicidio agravado por el vínculo con uso de arma de fuego y violencia de género».

El 7 de julio Paola Méndez Saka fue asesinada por Sebastián Darío Carball, quien usó la bufanda de la joven de 24 años para ahorcarla.

El 5 de septiembre fue la fecha de la muerte de Cesia Nicole Reynaga, según el informe de la autopsia. La joven abrapampeña de 20 años había desaparecido de su casa 8 días antes. Su cuerpo fue hallado semienterrado en el barro el 8 de septiembre, tras un llamado anónimo. Por su asesinato está detenido en domiciliaria un adolescente de 14 años, acusado de “homicidio agravado de una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género”. El abuelo y el padre del adolescente están imputados de “encubrimiento agravado y amenazas coactivas».

El crimen de Cesia fue el primero de los últimos cinco femicidios cometidos en la provincia en poco más de un mes.

El 23 de septiembre desapareció de su casa de Palpalá Iara Sabrina Rueda, de 16 años. Tras varios días de intensos rastrillajes que realizó su familia acompañada de vecinos, el lunes 28 la policía encontró su cuerpo en un descampado que ya había sido revisado antes. Por el femicidio está detenido un adolescente de 16 años, acusado de «homicidio doblemente agravado por femicidio y alevosía». La autopsia indicó que a Iara la asesinaron en otro lugar.

El caso de Iara disparó una serie de movilizaciones históricas en la provincia. El reclamo de la comunidad, junto al de las organizaciones de mujeres, impulsó la declaración de la Emergencia en Violencia de Género, que lleva el nombre de Ley Iara.

Los días que Jujuy marchó para pedir por la aparición con vida de Iara, se sumó el reclamo por Gabriela Abigail Cruz, de 23 años, también de Palpalá. Había desaparecido el 24 de septiembre. Su cuerpo sin vida fue hallado el 30. La autopsia determinó que murió en la primera hora del día 25 por un fuerte traumatismo de cráneo. Su ex pareja Matías Figueroa, padre de su niña de 4 años, confesó haberla matado.

 

En medio de las protestas por la inacción del Estado frente a los femicidios, Roxana Mazala fue asesinada el 29 de septiembre por su pareja y padre de sus tres hijos. Fue en Perico. Roxana, de 31 años, ya había hecho la denuncia por violencia de género.

La lista trágica del 2020 cierra con Alejandra Nahir Álvarez, de apenas 17 años. Su pareja y padre de su hija de seis meses la asesinó a puñaladas el 9 de octubre. Rodrigo Villanueva, de 18 años, está imputado de «homicidio triplemente calificado por la convivencia, por alevosía y por violencia de género».

Además de estas, ocurrieron en Jujuy otras tres muertes violentas de mujeres. Pamela Chosco murió el 8 de enero ahogada en un arroyo crecido de Perico. Tenía 26 años y la investigación se cerró como muerte accidental, aunque la familia denunció que era víctima de violencia por parte de su pareja y sostiene la hipótesis de que fue arrojada al arroyo sin posibilidad de defenderse.

El caso de Camila Peñalva es paradigmático. La encontraron sin vida en su casa de Huacalera el 5 de marzo. Estaba con sus hijos pequeños. La autopsia refirió que había muerto por una broncoaspiración causada por estar alcoholizada. Sin embargo, tras una serie de movilizaciones y presentaciones en la justicia, se reveló que ese informe pericial fue al menos inconsistente, y podría derivar en el juzgamiento del perito oficial. Camila, de 25 años, presentaba un golpe a la altura de la nariz y marcas en el cuello.

El 2 de junio fue hallada sin vida Rocío Fernández en su casa de Humahuaca. La autopsia mostró que murió por inhalación de monóxido de carbono. Su familia y sus amigas aseguran que la policía demoró en actuar cuando se denunció que no contestaba los llamados.

Año Nuevo violento 

El 2021 empezó con tres casos de tentativas de femicidio, cometidas en las primeras horas del 1° de enero.

En San Salvador de Jujuy, una mujer de 35 años fue atacada a golpes por su pareja en una calle del barrio Punta Diamante. El agresor fue detenido en el momento.

En Libertador, Miguel Ángel Castillo golpeó, roció con alcohol y prendió fuego a su ex pareja, de 51 años. La mujer fue internada en el hospital Oscar Orías en grave estado. El hombre está prófugo.

En Palpalá, Darío Ocampo apuñaló a su ex pareja, que fue ingresada en el hospital Pablo Soria con una herida en el abdomen. El agresor está prófugo.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Crimen de Ovando: “Fue con saña y alevosía”

La autopsia realizada en el cadáver de Franco Ovando (34) señala que el crimen fue cometido con saña y alevosía, ya ...