“La reversión del Gasoducto Norte permitirá un gas cuatro veces más barato»: Llegará a Jujuy y otros distritos

El ministro de Economía, Sergio Massa, afirmó este viernes que «así como algunos tomaron deuda para financiar la fuga de capitales y la timba financiera, nosotros la tomamos para construir el desarrollo del gas y del hidrocarburo en la Argentina», en referencia al crédito otorgado por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

Así se manifestó al encabezar junto a la secretaria de Energía, Flavia Royon, y el presidente de Energía Argentina, Agustín Gérez, el lanzamiento de la licitación de las obras de Reversión del Gasoducto Norte en la localidad cordobesa de Tío Pujio.

Del acto participaron también vía videoconferencias los gobernadores de Tucumán, Juan Manzur; de Salta, Gustavo Saénz; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de La Rioja, Ricardo Quintela; y el mandatario electo de Jujuy, Carlos Sadir.

Massa afirmó que la obra le permitirá a la Argentina llevar el gas de Vaca Muerta a la región Centro y Norte del país a un costo en pesos que resulta hasta «cuatro veces menor que el que se importa actualmente desde Bolivia».

Además, el candidato presidencial de Unión por la Patria sostuvo que Argentina «está terminando de recorrer la salida de la crisis», y que «lo que viene para Argentina es desarrollo, inclusión, la construcción de un país federal en la suma de capital y trabajo» y que el 10 de diciembre «viene el tiempo de abrazar a todos y convocar a un gobierno de unidad nacional».

Massa aseguró que esta decisión del Gobierno nacional permitirá «cuidar los dólares de las reservas, fomentar y promover el trabajo argentino, garantizar el abastecimiento energético y abaratar costos».

El candidato a presidente por Unión por la Patria le agradeció la participación al gobernador electo de Jujuy «porque es de otra fuerza política, es radical (UCR), y que esté hoy acá demuestra que esto es una política de Estado».

«Le agradezco a usted, y haga extensivo el saludo a Gerardo Morales también que sé que nos estuvo esperando, valoramos enormemente a aquellos que entienden que hay cosas que no son parte del combate electoral sino del desarrollo de la Argentina», agregó el titular de Economía.

En la misma sintonía, minutos después ponderó «la visión estratégica del entonces gobernador (José Manuel) De La Sota, que luego siguió adelante (Juan) Schiaretti» para construir la infraestructura troncal que permite la ampliación del gasoducto hacia el norte.

Según Massa esa visión de los mandatarios de Córdoba «permitió que podamos planificar un desarrollo de distribución de gas en el nodo central de Argentina».

«Le agradezco al gobernador Schiaretti, con el que hoy podemos estar en lugares distintos en la política, pero la verdad es que el 10 de diciembre aspiro a ser presidente y a tener a Martín Llaryora (gobernador electo) y a todos los cordobeses sentados en la mesa participando de nuestro Gobierno», invitó Massa.

En el tramo final de su discurso, el jefe del Palacio de Hacienda aseguró que «nos pasó de todo en estos años: endeudamiento criminal, pandemia, guerra, sequía; ahora estamos terminando de recorrer la salida de la crisis. Lo que viene para Argentina es desarrollo, inclusión, construcción de un país federal en la suma de capital y trabajo».

Y concluyó: «A eso tenemos que invitar a todos los argentinos entendiendo que, a partir del 10 de diciembre, terminada la batalla (electoral) viene el tiempo de abrazar a todos y convocar a un gobierno de unidad nacional».

La reversión del Gasoducto Norte

La reversión del Gasoducto Norte permitirá llevar el gas del yacimiento hidrocarburífero no convencional neuquino de Vaca Muerta a las industrias de las provincias de Córdoba, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Salta y Jujuy.

Como también la conexión de hogares de esas siete provincias a las redes de gas natural y el desarrollo a escala de nuevas actividades industriales, especialmente la minería de litio, según informaron fuentes oficiales.

Toda la reversión del Gasoducto Norte generará 3.000 puestos de trabajo directos y 12.000 indirectos.

Una vez concluida la obra, habrá un ahorro anual de US$ 1.960 millones para el Estado; una baja el costo de generación eléctrica y del gas natural para las industrias del norte argentino; y exportaciones hacia el norte de Chile, al centro de Brasil y a Bolivia.

La reversión significará una inversión de US$ 710 millones por parte del Gobierno, de los cuales US$ 540 millones provienen de un crédito del Banco de Desarrollo para América Latina y el Caribe (CAF), y el gasoducto estará en funcionamiento antes del invierno de 2024.

El proceso está conformado por tres obras diferentes, que son complementarias a la etapa 2 del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK).

La primera de ellas es la construcción de un gasoducto entre las localidades de Tío Pujio y La Carlota en la provincia de Córdoba, en cercanías de Villa María, que consiste en 122 kilómetros con caños de 36 pulgadas.

Las otras dos son ampliaciones sobre el Gasoducto Norte, de 62 kilómetros y con caños de 30 pulgadas.

Además, se realizará la reversión del sentido de inyección de gas en cuatro plantas compresoras existentes en Ferreyra y Dean Funes (Córdoba), Lavalle (Santiago del Estero) y Lumbreras (Salta).

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Chaher: «Lo mío es ideológico», tras el cruce con Moisés por el RIGI

«Me sorprendió y me generó mucha indignación, porque creo que de esto no se vuelve», afirmó la diputada nacional por Jujuy ...