Destacamos
pellegrino-laverdadsaliendodelpozo-jeanleongerome-1896

La Trastienda / La hora de la verdad

pellegrino-laverdadsaliendodelpozo-jeanleongerome-1896Por Roberto Pellegrino. Nada más peligroso que poner a resonar una palabra como esa, Verdad, en un discurso donde se trata de mostrar las claves para entender un mundo lleno de furia y sin significado, como el relato de un idiota, tal cual Macbeth atina a pronunciar mientras asesina a toda la nobleza.

 Pero esa tensión puede ser útil cuando se trata de combatir el cansancio moral que parece haber ganado a ciertos periodistas, que no encuentran el camino para contar esa verdad. Aunque a veces los periodistas no hacen falta, porque esa verdad sucede, casi sin que nos demos cuenta, cuando se despliega con toda su intensidad delante de nuestros ojos. Esos momentos son portentosos y adquieren una dimensión desmesurada por los cientos de páginas que se escriben sobre el hecho, una relación desproporcionada porque por lo general esos sucesos son cortos en el tiempo. 

 Son apenas los “Diez días que conmovieron el mundo” o las horas que duró la Toma de la Bastilla, o el estruendo y la fanfarria pasajeros de los combates por la Independencia. Son pequeños momentos de consecuencias enormes, porque el mundo parece moverse después en los rumbos que constituyen las claves del suceso.

 Algo así va a pasar dentro de 47 días en todos los rincones de este país, en un proceso que de a poco irá calentando los motores para la explosión final. Son apenas elecciones legislativas, pero como nunca están cargadas de tanta importancia como las ejecutivas. Podríamos llamarles legislativas recargadas.

 Estas legislativas recargadas están directamente atadas a la continuidad o no del poder en el 2015, tanto a nivel nacional como local, las dos coordenadas de la política argentina. Los que están arriba como nunca se juegan una partida de verdad, a ganar a perder todo lo que hicieron estos últimos años. Lo que pase el 27 de octubre marcará los rumbos para los próximos años, así como el 11 de agosto pasado marcó la tendencia que presentarán los comicios que vienen.

 

pellegrino-cuadro 1

 

‘A río revuelto…

…ganancia de pescadores’, podría ser el refrán que grafique la real realidad, como le gusta llamarla a un amigo periodista. La derecha y la izquierda, casi inexistentes en Jujuy, estarían ocupando hoy cuatro bancas en la entumecida Casa de Piedra si el 11 de agosto se hubiera realizado algo más que un ensayo general. El peronismo opositor con Isolda Calsina hubieran colocado otros dos diputados, aunque disminuyendo el bloque del esnopismo residual en beneficio del radicalismo, que hubiera visto crecer significamente su sector, con nueve escaños nuevos en el parlamento provincial. El peronismo gobernante hubiera perdido cinco bancas, así como la mayoría y el quórum propio. ¿Si este resultado se repite, cómo hará el gobierno para transitar los dos años que le quedan?

 Los que están arriba pueden bajar y los que están abajo subir: ésa parece ser la clave de los comicios que vienen. Los nuevos que seguramente ingresarán son los diputados del Frente Unidos y Organizados, cuya lista encabeza Milagro Sala. A la izquierda y a la derecha se les hará cuesta arriba mantener lo conseguido el 11 de agosto. Para la izquierda su talón de Aquiles es el excesivo principismo en su política de alianzas, lo que los ha llevado a presentar tres partidos para un electorado compartido. Esta dispersión seguramente les impedirá a todos llegar al piso para el D’Hont de diputados provinciales que está por arriba de los 23 mil votos.

 En el caso de la derecha representada por el PRO de Dago Pubzolu, atraviesa una situación similar, con el agregado que la definición de los candidatos a diputados provinciales dejó fuera del PRO a partidos que en agosto votaron de ese lado. Dago tampoco llegaría al piso de diputados provinciales.

 Queda por supuesto el Frente Primero Jujuy, que sería otro gran protagonista en estos comicios legislativos. Puede subir lo captado el 11 de agosto, por ser un partido con más estructura que los otros nuevos, que será la tendencia el 27 de octubre. Su principal figura es la ubicua Isolda Calsina junto al peronismo opositor del esnopismo residual. Los únicos problemas que pueden palidecer su performance son las disputas surgidas en el armado de las listas, en la que los socios no parecían estar todos conformes.

 En el caso del radicalismo, todo indica que puede mantener su caudal y subirlo un poco todavía, lo que significará seguramente la mejor elección de su historia, que hará subir sus sueños por conquistar la provincia en el 2015. Si llevamos estos pronósticos a los números y asignamos más o menos al FPV 130 mil votos, al radicalismo 110 mil, Frente Unidos y Organizados 60 mil, Primero Jujuy 40.000, 20 mil al PRO, 40 mil a toda la izquierda y 30 mil votos en blanco, las bancas quedarían distribuídas de la siguiente manera: FPV 9 diputados, UCR 8 diputados, Milagro Sala 4 diputados, Primero Jujuy 3 diputados.

 El dilema para el gobierno

 ¿Cuántos votos se sumarían el 27 de octubre? Se trata de una elección legislativa, cuando habitualmente bajan los votantes, pero ésta tiene condimentos especiales que hará subir el presentismo: le demos igual que si fuera para gobernador o presidente, el 82 por ciento. Si es así habrá que esperar unos 60 mil votos más el 11 de agosto y podríamos redondear en 400 mil que asistirían a sufragar.

 El peronismo gobernante nucleado en el FPV deberá remontar algo más difícil que un barrilete. Perdió más de cincuenta mil votos el 11 de agosto, en relación a lo que sacó Eduardo Fellner hace dos años y casi pierde las elecciones contra el radicalismo. Hubo un voto castigo de la población y muchos votos que sangraron por las heridas que dejó la interna del PJ. La suspensión de la interna, con el reparto de cargos a todos los grupos descontentos, a excepción de Miguel Morales, busca achicar este problema, pero quedaron muchos heridos, entre ellos el quiaqueño Miguel Tito, que se mudó con sus bártulos al cuartel de Milagro Sala. Inclusive hay intendentes como el propio Julio Moisés, cuya participación fue decisiva para evitar el papelón el 11 de agosto, que todavía tiene varios reparos a la estrategia electoral de los funcionarios del gobierno.

 El funcionamiento de las colectoras es otro de los instrumentos que el FPV utilizará para mejorar su performance electoral. Por ejemplo, en Palpalá, los candidatos del intendente Alberto Ortiz y los de su archienemigo Rubén Rivarola se enfrentarán a concejales pero sumarán a la misma lista de diputados provinciales.

 Sin embargo, no están despejados todos los obstáculos internos, ni tampoco la imagen del gobierno frente a la sociedad mejorará en cuarenta días de manera significativa, ya que hay algunos conflictos sociales en marcha bastante graves, como el reclamo de los médicos en los hospitales públicos. Todo esto indica que si bien el FPV puede recuperar algunos votos en relación al 11 de agosto, no se acercará ni remotamente a lo que consiguió Fellner hace dos años.

 Los candidatos se presentarán este martes

 Los candidatos a diputados provinciales y concejales se deben presentar ante la justicia provincial este martes, con lo que la campaña con los nombres ya puestos entrará en el último tramo. Los partidos más grandes ya definieron los nombres, tanto el FPV como el Frente Jujeño. El resto de los participantes cerraban afanosamente las negociaciones este fin de semana.

 Las incógnitas más importantes estaban del lado del Frente Unidos y Organizados y el Frente Primero Jujuy. Por el lado de la izquierda, la novedad estaría en la Nueva Izquierda, que llevará al vicedecano de Humanidades, Carlos Benito Aramayo, en primer término para diputado provincial, secundado por D. Rivero y Angel Burgos, un empresario del vidrio.

 Pasarán otros veinte siglos y seguiremos filosofando como en la legendaria plaza de Atenas, donde Sócrates dialogaba con su joven discípulo Platón bajo las arcadas. Por supuesto que no siempre es la tranquilidad de los canteros griegos la que rodea al debate sobre la verdad, sino que a veces esa discusión se llena de balas y metrallas en las trincheras donde combaten musulmanes y judíos, o croatas contra serbios, o la Farc peleando con Uribe en la mítica Colombia. También en la resistencia de los mineros a las multinacionales, o la paciencia erizada de los primitivos que soportan en las selvas brasileñas el exterminio aserrador de los grande sojeros. Porque la verdad surge en un proceso de lucha, como en la escultura del británico Alfred Stevens, dedicada al duque de Wellington, el que derrotó a Napoleón en Waterloo, donde trata de arrancarle a la Falsedad la doble lengua y la máscara con la que engaña a la gente.

 En las siete semanas que restan para los comicios de octubre se escucharán muchos relatos que buscarán presentarse con todos los ropajes que se atribuyen a la Verdad. Pero ella, desnuda, emergerá radiante de las urnas diseminadas por toda la provincia, dejando claro el camino hacia el futuro.

x

Check Also

La ¿viveza? de insistir con el cuento de la energía solar

Por Juan Enrique Giusti. Se avecina un nuevo fracaso con la construcción de nuevos parques solares. Albert Einstein definía que la ...