Destacamos
Darío Abán, de ADEP, y Ricardo Ajalla, del Cedems.

Lo que el gobierno les ofrezca a los docentes el viernes definirá si inician o no las clases

Cada uno a su turno, los secretarios generales de los sindicatos que representan a los maestros de inicial y primaria y a los profesores de media y superior coincidieron en calificar de «fracaso» la reunión que mantuvieron el lunes pasado y que abrió la negociación paritaria de este año. El 5 por ciento ofrecido por el gobierno para el primer tramo de recomposición salarial quedó bien lejos del 40 por ciento que, estiman, sería necesario para equiparar la evolución de los sueldos a la inflación acumulada.

Darío Abán, titular de la Asociación de Educadores Provinciales (ADEP), que nuclea a los maestros, relató que apenas la ministra de Educación Isolda Calsina tiró la oferta sobre la mesa, los dirigentes gremiales expresaron su rechazo porque «no da ni siquiera para ponerlo a consideración».

En diálogo con El Submarino Radio (91.5), afirmó que «ahora la opción la tiene el gobierno», y precisó que las pretensiones de los docentes están en un mínimo del 20 por ciento más el cumplimiento de la cláusula gatillo, que es del 4,8 por ciento, mientras que la oferta de la ministra equivale a un impacto de 225 pesos en el salario de bolsillo.

«Ojalá que el viernes venga una mejora sustancial para que podamos debatirla con los compañeros», dijo Abán. Mientras tanto, los maestros están haciendo asambleas zonales en las que, además de informar los detalles de la reunión del lunes, se discuten los pasos a seguir.

Por el lado de los profesores nucleados en el Centro de Educación Media y Superior (Cedems), Ricardo Ajalla comentó que el sábado pasado ya habían decidido en asamblea que «primero tenemos que recuperar lo perdido en 2016 y en 2017, que es el 10 por ciento más el 5 por ciento, porque la inflación superó los aumentos de esos años», y que para este año piden un 25 por ciento, lo que equivale a un total del 40 por ciento de recomposición.

-¿Están más cerca del inicio de clases o del paro?

Abán: La brecha es tan grande que tengo que decir que estamos más cerca del reclamo gremial.

Ajalla: Con esta propuesta estamos más cerca de iniciar alguna medida de fuerza que el ciclo lectivo.

-¿Eso significa que podrían ir al paro y no empezar las clases? 

Abán: Ningún logro se ha conseguido con el trabajador en la casa. Nunca ha sido fácil, pero ahora estamos enfrentando uno de los momentos más difíciles para la clase trabajadora. Así que saldremos a la calle y volverermos a reclamar por nuestros derechos. Yo siempre he apostado al diálogo. Nosotros aceptamos el pacto educativo, queremos participar, opinar y aportar, no nos asusta el debate, pero me da la impresión de que ellos no se animan a dialogar. Les dimos una agenda de 25 puntos, vinieron, se sacaron la foto con nosotros y no pasó nada más.

Ajalla: Nosotros consideramos que este viernes tiene que haber una reforma sustancial en la oferta para que nosotros podamos transmitírsela a los docentes en la asamblea del sábado, donde van a estar los profesores de toda la provincia.

Claro que decidir un paro no resulta tan sencillo, cuando el gobierno provincial adoptó la postura de descontar los días no trabajados. «Eso al docente le ha pegado mucho -indicó Abán-. Lo tenemos judicializado, porque la postura de ADEP es usar todos los caminos democráticos que existen».

«Van a ser  momentos duros y vamos a tener que estar preparados», advirtió Abán.

 

x

Check Also

Protesta del Seom por los despidos en Pampa Blanca

Este jueves se realizó una protesta del Seom por los masivos despidos en algunos municipios de la provincia. Las medidas de ...