Destacamos

Los docentes bonaerenses van al paro por la tragedia en la escuela de Moreno

El titular de Suteba, Roberto Baradel, anunció una huelga para este viernes en reclamo de que el gobierno bonaerense declare «la emergencia edilicia y educativa» tras la explosión de gas que mató a dos trabajadores. «El límite es la muerte», aseguró.

Los trabajadores de la educación de la provincia de Buenos Aires anunciaron un paro para este viernes en reclamo de que el Gobierno provincial declare la «emergencia edilicia y educativa» después de la trágica explosión en una escuela primaria de Moreno, en la que murieron una vicedirectora y un portero.

«Mañana todos los gremios de Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) en repudio de que no nos escucharon y que el límite es la muerte y reclamándole a la gobernadora Vidal y al Ministro de Trabajo que declaren emergencia edilicia y educativa va a haber un paro general de actividades de todas las escuelas de la provincia», anunció el titular de Suteba, Roberto Baradel, en diálogo con los medios desde el colegio en el que ocurrió la tragedia.

«La desidia e ineficacia de funcionarios inescrupulosos que tienen en sus manos una de las más altas responsabilidades del Estado, que es garantizar el acceso a la educación en condiciones dignas, hoy viola un derecho Humano: el derecho a la vida. Reiteradamente, hemos desde el FUDB denunciado la situación de abandono en que están nuestras escuelas, hoy ese reclamo se transforma en un grito de dolor de toda una comunidad», señalaron en un comunicado desde Suteba.

Según se supo, las autoridades de la escuela primaria Nº49 Nicolás Avellaneda de Moreno en la que esta mañana se produjo la explosión habían denunciado sistemáticamente las pérdidas de gas que padecía el establecimiento. Si bien en un primer momento, los bomberos hablaron de un estallido de una garrafa, un segundo informe realizado por peritos determinó que se habría tratado de una falla más general: una explosión de gas en el sector de un salón y en el pasillo del colegio.

La vicedirectora fallecida se llamaba Sandra Calamano, tenía 48 años, y a consecuencia de la magnitud del estallido su cuerpo fue expulsado hasta el patio de una casa vecina. En cuanto al auxiliar, su nombre es Rubén Orlando Rodríguez y su cadáver se encontró en el patio del colegio.

«Por todo lo expuesto, hacemos absoluta responsable a la gobernadora Vidal y a todo su equipo de funcionarios de ésto que no es una tragedia, sino que es producto del abandono y es la desidia a la que someten a la escuela pública», apuntaron desde Suteba.

InfoNews

x

Check Also

La decisión de la Corte: Una concesión a los jueces nombrados a dedo y una carta en la manga

Por Irina Hauser, en Página/12. Después de las presiones opositoras, la Corte Suprema resolvió aceptar el per saltum con efecto suspensivo solicitado ...