Destacamos

Mendieta sobre el PJ: “Dejamos de ser los que pechábamos el carro para ser los conductores del espacio”

Adrián Mendieta se tiene confianza en el armado de la oposición peronista de cara a las elecciones provinciales del 9 de junio. El actual intendente de El Carmen y referentedel Frente Justicialista, espera que en los días que faltan hasta la presentación de listas -el 24 de abril- se concreten acuerdos con los otros espacios que se inscribieron este martes y responden, con matices, al peronismo progresista local, sobre todo con Unidad Ciudadana. Quiere ser el candidato de la unidad opositora y se tiene fe, porque además pertenece a una generación de dirigentes que quieren dejar de «pechar el carro» para pasar a conducir el peronismo. Y lo dice con una metáfora: «Los enanos crecieron».

Entrevistado en El Submarino Radio (91.5), Mendieta se refirió a la tarea de acercamiento con otros sectores que se hizo durante las últimas semanas. A pesar de que no hubo acuerdo para integrarse con Unidad Ciudadana, cree que aún es posible que ambos espacios sumen fuerzas para el 9 de junio. «Hay un quiebre con Unidad Ciudadana, pero eso no significa que no podamos seguir hablando», decribió Mendieta. Es que hay una coincidencia central: «No hay ninguna duda de que la conducción a nivel nacional es Cristina Fernández de Kirchner», sentenció.

Consultado sobre el sistema de cooperativas que el gobierno de Morales redujo a su mínima expresión, consideró: «Fue muy bueno, me parece que tiene que volver, pero no solamente para empresas constructoras sino que puedan generar y convertirse en pequeñas pymes, porque eso mueve la economía de los pueblos».

Para el referente de la Liga de Intendentes, el gobierno provincial «habla de una paz ficticia, obligada, maneja la justicia y así mete miedo».

«Milagro Sala tiene que tener las garantías constitucionales en su defensa -reflexionó-. El Poder Ejecutivo no tiene nada que hacer con esta situación. Hoy muchos intendentes, gremialistas, estamos siendo perseguidos por la justicia. Entonces, ¿qué queda para un ciudadano común? Hoy las garantías no están dadas, no hay estado de derecho».

-Ayer se cerraron cuatro frentes que podrían encuadrarse en el justicialismo: Unidad Ciudadana, Frente Patriótico, Unión por Jujuy y el Frente Justicialista. ¿Por qué tantos?

-Porque no hay conducción en el PJ. La herramienta electoral se recuperó el año pasado, después de la intervención, y realmente no se logró afirmar una conducción. Si se hubiera llamado a internas, se afirmaba una conducción, pero no se hizo. Entonces todos nos sentamos a una mesa y nos pusimos de acuerdo. Inclusive estuvieron de acuerdo los que reniegan de la actual conducción del PJ.

-¿El partido quedó dividido en dos, mitad Rivarola y mitad Snopek?

-Más o menos. Quedó un tercio en el que estamos nosotros, la Liga de Intendentes, las organizaciones sociales, partidos provinciales y todos los que quedamos en el medio de esos dos armados. Pero esto tiene solución. En nuestro caso, la decisión es firme. Yo fui al PJ, Rivarola y otras autoridades fueron a El Carmen e hicieron una propuesta para que yo sea el candidato del PJ, y esto se consolidó. La decisión no la tomo yo, somos una mesa de conducción donde estamos varias organizaciones y sectores del campo nacional y popular. El Evita, Barrios de Pie, la Liga de Intendentes y otros sectores. Y tiramos la propuesta sobre la mesa. Había dos opciones: ser candidato del PJ o ser vice de otro sector político. La tercera era salir por afuera. Debatimos sobre el asunto y decidimos esta posibilidad de salir a jugar en primera.

-Hace unos días se lo vio en una foto con Máximo Kirchner y otros referentes kirchneristas. Sin embargo ni Unidad Ciudadana ni la Tupac Amaru están en el Frente Justicialista. ¿Qué pasó?

-Tuvimos algunas diferencias con ellos cuando con la Liga de Intendentes nos acercamos al PJ. Hay un quiebre, pero eso no significa que no podamos seguir hablando con los referentes de la Tupac o del Fuyo. Ellos tienen una posición y nosotros tenemos otra, que no es solamente mía sino de los otros sectores que me acompañan.

-¿El PJ se resiste a embanderarse detrás de Cristina Fernández de Kirchner?

-No. Eso está muy claro desde lo que pasó en Buenos Aires, cuando Gioja pidió conformar un gran frente patriótico con Unidad Ciudadana. No hay ninguna duda de que la conducción a nivel nacional es Cristina Fernández de Kirchner. Cuando estuvimos con Máximo, con Gioja y con otros referentes, todos nos pidieron que trabajemos por la unidad. Y eso es lo que venimos haciendo. Hemos hablado con todos los sectores. Estamos como en el medio para tomar una decisión, y decidimos la opción del PJ porque justamente va en línea con lo que se hizo a nivel nacional. Obviamente que otros sectores todavía no decidieron. Aunque también presentaron sus herramientas electorales, eso no significa nada. Todavía faltan 14 días exactamente para que cerrar las listas y hasta ese momento los espacios están abiertos, la posibilidad está. Nosotros respetamos lo que dijimos en Buenos Aires e hicimos el mayor esfuerzo. Pero el diálogo no está agotado todavía. No ha sido una tarea fácil, porque obviamente hay algunos que todavía creen que tienen el gran poder y te facturan con eso, así que es difícil.

-¿Ese gran poder serían Rivarola y Guillermo Snopek?

-Yo creo que son dos sectores importantes que han gobernado la provincia durante muchos años. Y bueno, existe una puja muy evidente entre ambos. Se notó en la Legislatura. Pero esto no tiene nada que ver con lo que nosotros hemos decidido. Y de alguna manera estamos conformes con haber logrado simplificar nuestro trabajo en estos años, con todos los sectores populares, para poder salir a dar una disputa digna en estas elecciones. Lo que sí está claro, y se lo dijimos ayer al presidente del PJ, es que no vamos a dejar de dialogar con los otros sectores, porque los necesitamos a todos. El compañero que está en Coranzulí y ve que tenemos tres y hasta cuatro listas del PJ, se agarra la cabeza. Sería muy irresponsable de parte de todos imaginarnos que solamente con este armado podemos ganar la provincia. Porque nuestro objetivo es ganar la provincia, sacar a Morales, cambiar de gobierno, armar una estructura sólida como para aportar en las presidenciales de octubre. Porque Jujuy tiene que aportar lo suyo para que Cristina vuelva, Cristina o quien ella disponga.

-Una solución a la dispersión puede ser que se bajen algunos de los otros frentes y después aparezcan los extrapartidarios, usando alguno de los sellos que pueden quedar. ¿Qué opina?

-Sí, es una solución. Yo creo que los partidos más importantes están dentro del PJ. Con respecto al Partido Blanco de los Trabajadores, veníamos imaginando que podía pasar lo que pasó, que se constituyeron en un frente que impulsa a Guillermo Snopek como candidato. Ahora habrá que ver cómo hacemos para lograr la unidad. Pero bueno, hay una disputa grande sobre los cargos de diputados provinciales. Ahí estamos más entrampados.

-¿Ya hay nombres y apellidos?

-No. Nosotros, desde la Liga y los sectores populares, venimos hablando de esto. Lo que sí hemos dicho es que queremos ver diputados que tengan referencia en el interior y que vayan a defender eso, porque siempre los diputados son de la capital. Y acá en capital todavía no tenemos candidato a intendente, entonces me parece que estábamos pensando en una cuestión legislativa. Nosotros salimos a ganar y vamos a salir a ganar. Ese es nuestro objetivo.

-¿El máximo objetivo es ganar la gobernación y quitarle diputados al oficialismo?

-Sí, equilibrar, quitarle la mayoría. Y ganar municipios, porque vamos a ganar municipios, comisiones municipales, porque tenemos muy buenos candidatos. Después de estas elecciones, esto va a quedar en una estructura muy importante. Pero tenemos que ser claros, porque es difícil todavía, pero yo tengo esperanza hasta el final de que se pueda consensuar. Con los sectores que representamos nosotros venimos trabajando hace dos años con el mensaje de que vamos a recuperar la provincia. Salimos pueblo por pueblo. Fue muy difícil. Cuando me presenté la primera vez en Palma Sola, me preguntaron de parte de quién iba y con quién estaba. Entonces esto nos sirvió para cumplir una etapa y ahora arrancamos de cero, solos, dejando de ser los dirigentes que pechábamos el carro para pasar a ser los conductores del espacio.

-Ustedes siempre estaban empujando el carro…

-Era difícil cuando nos hacían esa pregunta. Nosotros nos sentíamos agradecidos con nuestros compañeros por darnos el espacio para ser intendentes y concejales. Les dábamos las gracias. Pero hoy por hoy, los enanos crecieron. Y yo noto que ahora hay mucho entusiasmo. Veo mucha rosca arriba, pero lo que nos da esperanza es que cuando vamos a las localidades hay mucho entusiasmo. Hay mucha bronca, no contra el gobierno sino contra las políticas del gobierno. La gente lo está pasando mal. Hoy hablaba con una compañera que me decía que en San Pedro y otras localidades comenzaron con los trueques. Eso es preocupante. Recién vengo de una reunión con docentes, con directivos de la escuela de El Carmen, y no han mandado ni siquiera las máquinas para desmalezar las escuelas. Encima les prohíben tener contacto con los municipios, más si son opositores, entonces no pueden gestionar ni siquiera con la municipalidad, lo hacemos bajo poncho.

-Muchos estatales y docentes votaron a este gobierno. ¿Cree que hay un cambio en ese sentido?

-Sí, es así. Y estoy totalmente seguro de que están arrepentidos. He hablado con muchos docentes, con profesionales, inclusive con gente de empresas.

-Recién habló de que “hay mucha rosca arriba”. ¿Existe un círculo rojo en Jujuy?

-Yo no me esperaba esto de ahora, siendo acá protagonista. Me dijeron que hay cuatro o cinco empresas que manejan todo en Jujuy, Ledesma, Macro, las mineras…

-¿Ese sería el círculo rojo?

-Yo no lo sé, no tuve contacto. Lo que sí puedo decir es que esto se fue dando como decisión política. Nos hubiese gustado que fuera naturalmente, que digan “bueno, vamos a ver, vengan los compañeros de base, oxigenemos el partido”. Pero bueno, también fue posible porque no tenían alternativa.

-Fellner, Jenefes, Rivarola, Segura y Barrionuevo fueron la mesa chica del PJ por años. ¿Cree que se corrieron, que quedó Rivarola manejando de atrás?

-Yo no tengo contacto ni con Eduardo ni con Jenefes, en absoluto. Hablé con Eduardo en su momento, cuando yo trabajaba en su sector. Siempre lo fui a ver para que me aconseje desde la política, por su gran experiencia. Fue presidente de la cámara de Diputados, es indiscutible su conducción de ese momento. Pero con Jenefes no tuve ningún diálogo.

-¿Será este el tiempo de la generación de los que tienen entre 40 y 45?

Sí, estoy totalmente seguro. Guillermo Snopek tiene 44, yo tengo 44, Alejandro Snopek tiene por ahí, también Carolina tiene 44. Es esta generación que está revolucionando.

-Casi todos son “hijos de”…

-En el caso mío, no. Mi padre fue empleado de la Dirección de Energía que se quedó sin trabajo cuando fue la privatización, y mi madre fue enfermera. En la década de los 90 mi padre quedó sin trabajo, Ejesa lo tomó un año y como era una persona mayor le dieron la opción de retiro voluntario. Todavía está en juicio, tiene cinco juicios contra el estado.

-El gobierno hace campaña con el tema de la paz que supuestamente se vive en Jujuy, pero todos los días hay protestas, reclamos, hay carpas… ¿Cuál es su análisis?

-Lo que pasa es que ellos hablan de una paz ficticia, una paz de alguna manera obligada. Metieron miedo a todos los sectores, al sector sindical, a los docentes que no pueden protestar. Pero hay una realidad concreta y creo que lo que tiene que recuperar el gobierno es el diálogo, el respeto a las instituciones, el respeto a los sindicatos, a los que piensan distinto y también a la división de poderes, que hoy no existe. Porque ellos manejan la justicia y así meten miedo a los sindicatos, presionan a los intendentes por el tema de la coparticipación. Ayer en El Carmen pagamos los sueldos y me faltaron 280.000, así que les pagamos a los empleados y no cobramos los funcionarios.

-¿Cómo se sale de la situación actual que describe?

-Con un cambio de gobierno; no hay otra posibilidad. Porque las políticas tanto de la provincia como de la nación, van a ser las mismas. Si queremos tener cuatro años más de esta situación, bueno. Pero si no queremos, hay que buscar una alternativa. Yo escuchaba sobre la posibilidad de que sea María Eugenia Vidal la candidata a presidenta, pero tanto ella como el resto piensan igual, van a continuar de la misma forma. Y lo mismo en la provincia, sea Gerardo Morales, Mario Fiad o el que sea. Porque tienen el mismo pensamiento y las mismas formas de hacer política. Así que tiene que surgir una nueva alternativa que garantice una verdadera paz, diálogo con las instituciones y un sinceramiento con mensajes claros de la política hacia la gente, porque no puede ser que algunos funcionarios estén ganando sumas muy importantes mientras los trabajadores estén en una situación terrible.

-Imaginemos que llega a ser gobernador. ¿Cuál será su primera medida?

-Primero y principal, hablar con todos los intendentes y comisionados, que son los que ponen la cara en los municipios. Inyectar el dinero suficiente a través de créditos y subsidios para pequeños y medianos productores, empresas y pymes. Y hay que recuperar la economía popular.

-¿Cómo se hace eso con el nivel de deuda que tiene la provincia?

-Yo creo que es posible. Tenemos un equipo que está trabajando lo económico. Primero tenemos que ver cómo recibimos el Estado, con mucha deuda, pero la provincia tiene que generar recursos. Confiamos además en que el cambio va a ser también en la nación. Y la obra pública es la garantía inmediata para que exista movilidad social y dinero en la calle. El sistema de cooperativas fue muy bueno, me parece que tiene que volver, pero no solamente para empresas constructoras sino que ellos puedan generar y convertirse en pequeñas pymes, porque además esto mueve la economía de los pueblos.

-¿Qué va a pasar con Milagro Sala si es gobernador?

-El tema de Milagro es como el de cualquier ciudadano de Jujuy: tiene que tener las garantías constitucionales en su defensa. El Poder Ejecutivo no tiene nada que hacer con esta situación. Yo creo que si la justicia actúa como corresponde, ella puede tener las garantías como cualquier otro ciudadano. Hoy muchos intendentes, gremialistas, estamos siendo perseguidos por la justicia. Entonces, ¿qué queda para un ciudadano común? Hoy las garantías no están dadas, no hay estado de derecho, por más que a ellos no les gusta esa palabra. El otro día la presidenta del Superior Tribunal de Justicia decía que está preocupada por el descreimiento de la gente con la justicia. Es que no se avanza con nada. Este gobierno tiene muchos hechos de corrupción, muchas denuncias. En concreto, no avanzó con el tema del Ingenio La Esperanza ni con un montón de cosas irregulares. Hay una oficina anticorrupción que es una escribanía más del gobierno, que sirve para presionar y apretar a los que pensamos distinto. Cuando yo asumí la gestión en El Carmen, a los dos meses tuve un allanamiento en la municipalidad. Ningún abogado se anima a presentar una demanda, directamente los disciplinan desde arriba. A nuestro abogado, el doctor Nallar, que puso una demanda concreta contra el aumento de los miembros del Superior Tribunal, a la semana le suspendieron la matrícula.

-¿Está convencido de que van a lograr la unidad para el 9 de junio?

-Yo peleo por eso. Ojalá que sí, pero no depende de nosotros. Nosotros dimos las muestras necesarias de que buscamos la unidad. Son horas y horas de hablar, de decir “che, dejemos de joder”, porque la gente quiere un mensaje claro desde la oposición. Cuando fue el tema de las internas yo decía que si había internas nos íbamos a desangrar. Quizás es un sistema válido, pero yo decía vamos a demostrar que hemos aprendido de las derrotas consecutivas y nos juntemos todos a pechar el mismo carro.

x

Check Also

Temen por la vida de Adriana Condori: Denuncian violaciones a los DD.HH.

El Comité por la Libertad de Milagro Sala y presos políticos denunció violaciones a los derechos humanos contra dirigentes de la ...