Municipales rechazan la oferta del Gobierno y afirman que el bono de 50 mil pesos «es una mentira»

Al igual que otros gremios estatales, el Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM) rechazó la oferta de recomposición salarial planteada por el Gobierno provincial. Dicen además que el supuesto bono de 50 mil pesos anunciado por el Ejecutivo «es una mentira».

«Nos quieren meter el dedo en el ojo», afirmó Sebastián López, secretario general del SEOM. En diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91.5), aclaró que el anunciado bono de 50 mil pesos «es una mentira». Y detalló: «Si el mes pasado nos descontaron 22 mil pesos y este mes tampoco los van a pagar, son 44 mil pesos. Le agregaron 6 mil pesos más y eso da el bono de 50 mil. Entonces lo que están haciendo es devolvernos lo que nos quitaron, nada más».

Esos 22 mil pesos, explicó López, corresponden a un ítem que se había conseguido en una paritaria anterior, pero que «tenía una trampita, porque el que cobra más de 300 mil pesos no lo percibe». Entonces, al subir el piso salarial a 320 mil pesos, la gran mayoría perdió ese componente.

«Ahora lo recuperamos. O sea que no nos están regalando un bono sino que nos están devolviendo lo que nos habían quitado. Lo que pasa es que creen que somos tontos, que no sabemos leer. Seremos pobres, pero sabemos leer», comentó.

Si bien el reintegro de esos 22 mil pesos se volverá a producir el próximo mes, López advirtió: «El Gobierno, que tiene que hacer cumplir la ley y respetar las leyes, que tiene que hacer que todos cobren en blanco, instituye un no remunerativo no bonificable de alrededor de 67 mil pesos en negro, compuesto por los 22 mil pesos que nos habían choreado más un bono que en sector de salud era de 40 y pico mil pesos».

«Nos quitaron dos meses y ahora dicen que nos lo van a devolver y nos dan un bono. Y hacen una suma de todo eso. Pero en definitiva nuestro salario sigue achatado y seguimos en el mismo pozo. Por eso es que estamos descontentos y elaborando la nueva propuesta», señaló.

En promedio del piso salarial de los municipales es actualmente de 320 mil pesos. Casi un 60 por ciento de esa suma está en negro, lo que influye fundamentalmente en lo que vayan a cobrar los trabajadores cuando se jubilen. En este sentido, López explicó que desde el sindicato están diseñando una política destinada exclusivamente a los mayores de 50 años.

«Son cuatro pasos. La primera cuestión y la de mayor peso es el blanqueo salarial del 100 por ciento del sueldo», precisó. Para esto, la semana que viene el sindicato va a presentar un listado de todos los trabajadores municipales de la provincia, sean o no afiliados al SEOM, para que se les haga el blanqueo correspondiente de los diez últimos años.

El segundo paso es el reclamo ante todos los municipios para que se apruebe la ordenanza de recategorización a la máxima categoría diez años antes de jubilarse.

«El tercer paso, le guste o no le guste al Gobierno y digan lo que quieran, es que cuando un compañero municipal fallece o se jubila, puede ingresar el hijo; porque el compañero está condenado a cobrar la jubilación mínima», indicó López, y opinó: «Se merecen un premio, porque si están 30 años poniendo el lomo al estado, a las gestiones de cada sátrapa que pasa por las intendencias, por lo menos merecen el reconocimiento de que un hijo pueda ingresar al municipio».

Finalmente, el cuarto paso es «el reconocimiento que tenemos que tener como trabajadores municipales de parte de la sociedad y de los intendentes», explicó López, y en este sentido repudió los dichos vertidos por la Municipalidad de San Salvador de Jujuy «en referencia a que los municipales vendemos la ropa que nos entregan».

«Si hay algún municipal que la vende, corre por cuenta de ese municipal. Tendrá que investigarse y si corresponde sancionarlo. Pero el resto vestimos orgullosos la ropa que se nos da. Muchas veces ni siquiera tenemos para comprarnos ropa y usamos la que nos da el municipio para vestir a diario», agregó.

Liquidaciones corregidas

Desde el SEOM están realizando lo que López describió como «un trabajo técnico monumental», que consiste en el relevamiento de todas las liquidaciones por el cual detectaron errores que vienen arrastrándose desde hace años en más de 40 municipios.

El mes pasado, a partir de ese trabajo, el gobierno de Carlos Sadir tuvo que poner 70 millones de pesos para corregir el error en la liquidación de haberes de San Pedro. Este mes, en tanto, se corregirán las cuentas en una decena de localidades más.

«Tenían mal el código 4371, que es un código variable que estaba mal porque los liquidadores de los municipios y en Casa de Gobierno ignoraban cómo liquidarlo», explicó López.

Una vez subsanado el error, la corrección se mantendrá a futuro. Pero no solo eso. El sindicato pretende además denunciar la deuda que se generó en los últimos cinco años por las malas liquidaciones.

Paritaria ‘muerta y enterrada’

«La paritaria murió cuando asumió Gerardo Morales y hasta hoy continúa muerta y enterrada», afirmó López, y describió: «No tenemos paritaria sino conversaciones salariales. Nos sentamos a charlar sin ningún marco de legalidad, de legitimidad, ellos imponen y nada más».

López llamó la atención sobre esta cuestión en relación a las protestas masivas del año pasado por recomposiciones salariales y en rechazo de la reforma constitucional: «Si el gobernador no quiere cumplir con la ley y cree que le va a salir todo bien, que le pregunte a Gerardo Morales, que mató la paritaria y el pueblo trabajador lo liquidó a él en las urnas y hoy tiene el repudio social de todos los jujeños».

Y continuó: «Si Sadir no quiere transitar el mismo camino, tiene tiempo de revertir esta situación de recomponer los salarios y que no le explote un jujeñazo como le explotó a Morales, que hoy no puede transitar las calles de Jujuy porque siempre va a haber un municipal, un docente que se acuerde que él reprimió y que pagaba mal los sueldos».

-¿Qué reflexión hace sobre la actuación de los gremios en los hechos del año pasado? 

-No todos, pero algunos gremios fuimos partícipes, pusimos la cara cuando había que ponerla. Y gracias a esos gremios que tuvimos los huevos y los ovarios de no quedarnos en nuestras oficinas, la gente tuvo el acompañamiento para decir ‘nos vamos a la ruta a expresar nuestro descontento, a la plaza, aunque nos repriman’. Eso hay que valorarlo.

-¿Hay autocrítica? 

-Yo hago autocrítica. Nos está faltando más unidad, nos falta seguir construyendo. Por eso los municipales, los docentes, constituimos la Multisectorial y la Intergremial. El jujeñazo nos dejó el legado de seguir construyendo.

-En las reuniones paritarias, el Gobierno no reconoce a la Intergremial. ¿Por qué cree que es así? 

-El Gobierno no nos quiere reconocer porque obviamente quiere discutir con el que no le levanta la voz. Yo creo que habla bien de la Intergremial que no seamos legitimados.

-¿Cuál es la dificultad para lograr esa unidad? 

-El drama que tenemos en la provincia no son los representantes de los trabajadores frente al Gobierno, sino los representantes del Gobierno frente a los trabajadores. Esos son los que dificultan la unidad.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Los gremios docentes piden que el Fonid sea actualizado por inflación y se pague por cargo

Los gremios docentes solicitaron al Gobierno de Jujuy que el Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) sea actualizado, retroactivo al mes ...