Destacamos
romina aramayo

No hay avances en la investigación por la violación y asesinato de Romina

romina aramayo“El que mató a mi hija puede ser un patovica o un policía”, dijo a El Submarino Juan Víctor Aramayo, el padre de Romina, la joven muerta en Libertador Gral. San Martín y cuyo cuerpo fue hallado el 10 de abril con signos de haber violada y asesinada a golpes. Hasta hoy no hay detenidos por el brutal crimen, y estarían analizando el celular de la joven.

“Mi hija tiene golpes que aparentemente fueron realizados por alguien que sabe pegar. Puede ser un patovica o un policía”, aseguró Aramayo, quien espera con paciencia los avances de la investigación. “Hasta ahora no hay ninguna respuesta y se mantiene el secreto de sumario”, señaló.

 Romina Aramayo, madre de una niña de 8 años, fue violada por dos o más personas y luego asesinada a golpes. Encontraron su cadáver en avanzado estado de descomposición. Hasta ahora no hay detenidos, y tras varios allanamientos solo se secuestró su celular.

 El padre de Romina tuvo la posibilidad de reunirse con el ministro de Gobierno y Justicia, Alberto Matuk. No fue fácil llegar a él: tuvo que ir a la inauguración de la nueva terminal y allí pedirle al ministro del Interior de la nación, Florencio Randazzo, que intercediera. “Él nos consiguió una audiencia para que nos reciba el ministro de Gobierno”, reveló Aramayo.

 “Matuk nos dijo que nos quedemos tranquilos y que iban a hacer todo lo posible para encontrar al responsable de la muerte de mi hija, que fue terrible”, relató, y refirió que el ministro Matuk le pidió paciencia: “Tienen que investigar las llamadas, los testigos, las cámaras, nos dijeron en un mes o un poco más tendremos respuesta”.

 Aramayo insistió con sus dudas respecto de la amiga de su hija: “Todo Libertador habla de su amiga, que vino a buscarla un par de veces para ir a bailar, y cuando mi hija desapareció ese viernes a la noche, su amiga vino como si nada a dejar el bolso. Mi hijo tuvo que ir a preguntarle. Y cuando ella declaró fue con un abogado. Si no tuviera nada que ver, no necesitaría un abogado”, dijo.

 El hombre dice que confía en el trabajo que está haciendo el fiscal Carlos Farfán y en la doctora María Eugenia Di Pietro, que se ofreció a ayudar a la familia “muy gentilmente”.

 “Cada vez que tengo que ir a San Salvador, me causa terror -dijo Aramayo-. Espero que este asesino no duerma en paz. Le pido a mi hija que no lo deje dormir en paz”. 

Relacionada > Romina: sin detenidos por la violación y asesinato a golpes de la mujer


 

x

Check Also

Desaparición de Nataniel Guzmán: Aumentaron la recompensa en Mendoza

El Ministerio de Seguridad de Mendoza aumentó la recompensa a más de tres millones de pesos para quienes aporten datos que ...