Nueva audiencia del juicio oral por el atentado contra Cristina Kirchner: Declararon Carrizo y Uliarte

Luego de la jornada inicial de la semana pasada, en el juicio oral por el atentado contra Cristina Kirchner cuando Fernando Sabag Montiel admitió su intención de matar a la expresidenta, este miércoles fue el turno de Brenda Uliarte y Nicolás Carrizo frente al Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°6.

Carrizo: “Estoy preso por una joda, una broma”. Pidió perdón a Cristina

Nicolás Carrizo, el jefe del grupo de vendedores de copos de azúcar acusado de haber participado del intento de asesinato de Cristina Kirchner, declaró hoy en el juicio oral y negó haber intervenido en el atentado.

Dijo que los mensajes que lo complicaron en este caso -en los que admite haber sido parte de una organización para atacar a la expresidenta- fueron “una joda” y que los escribió bajo los efectos del alcohol. Durante su declaración, Carrizo lloró, afirmó que querer matar a alguien le parece “una locura” y dijo: “Quiero pedir perdón si ofendí a la señora Kirchner”.

Carrizo dijo: “Yo cometí dos errores: mandar los mensajes y ayudarla a Brenda Uliarte, pero yo no tengo nada en contra de Cristina, yo jamás mataría a una persona. Es una locura. Ni en pedo me voy a meter en algo así”. El acusado relató que se comunicó con Uliarte después del atentado, estuvo con ella y la acompañó al canal Telefé a dar una entrevista en la que la joven mintió sobre su participación en el ataque. Según él, quiso ayudarla, convencido de que no había tenido que ver con el atentado, y ella mintió.

En cuanto a los mensajes, Carrizo dijo que eran “un verso”, una burla. Entre lo detectado por la Justicia hay, por ejemplo, un intercambio con su hermanastra, a la que él le dijo que era dueño del arma que gatilló Sabag, le contó que habían “planificado” el atentado, que el plan era que lo hicieran una semana más tarde y que eran un grupo “decidido a matar” a Cristina Kirchner. En su declaración de hoy, dijo: “Yo solo quería que se coman el verso que les estaba diciendo y después cruzármelos y decirles que era una joda, y verles la cara. Yo me burlo mucho. Me río de la gente que se toma en serio cosas que no son en serio”. Carrizo pidió que lo sometieran a un detector de mentiras. “Nunca me creyeron. ¿Por qué no me ponen el aparato ese para ver si digo la verdad? Yo no tengo problema”, dijo. Carrizo no aceptó responder preguntas.

Uliarte, entre dudas, confusiones y arrepentimiento

En el inicio de la jornada, Brenda Uliarte manifestó su intención de declarar y optó por que el tribunal le realice preguntas. Pero la acusada solo respondió con dificultad algunas preguntas básicas.

Dudó al responder sobre la fecha y el lugar de su nacimiento, afirmó que trabajaba de kiosquera y cuando la jueza le preguntó “¿en Capital?, contestó “se podría decir que sí”. Sobre con quién vivía al momento del hecho, el 1 de septiembre de 2022, respondió mirando hacia Sabag Montiel: “Con un convicto y un manipulador”.

La fiscal Gabriela Baigún quiso saber si no trabajaba también vendiendo “contenido erótico”. “Sí, también”, afirmó. “¿Ganó dinero con eso?”, le consultó. “Sí, he ganado”. “¿Va a declarar?, le preguntó la jueza. “Sí, voy a declarar”, dijo Uliarte, aunque aclaró que solo iba a responder preguntas.

Entonces, la jueza Sabrina Namer le consultó sobre su rol en el intento de magnicidio, dijo que era “partícipe y encubridora”, aunque de inmediato agregó: “No soy”. Se quedó en silencio, se tomó la cabeza y el Tribunal decidió conversar en privado con la fiscalía y los abogados de las partes.

Acto seguido, Namer le explicó a Uliarte que su declaración se trataba “de un acto de defensa. El tribunal le está tomando declaración porque usted decidió declarar. Esto que diga acá es muy importante porque hace a su defensa. Es importante que sea clara, que se acerque al micrófono, que conteste lo que se le pregunta, pero lo que es importante es que usted, que pidió declarar, trate de ser lo más clara posible. De lo que usted diga pueden desprenderse consecuencias. ¿Le queda claro que es importante este acto y que es para mejorar su situación?”, le preguntó. “Sí, no más preguntas”, respondió la acusada, lo que generó la reacción de la magistrada: “¿Cómo no más preguntas?”. “No, no declaro, anulo”, sostuvo la acusada, pero la magistrada quiso saber los motivos de su repentino cambio de idea. “No me siento en condiciones de declarar”, argumentó y dio por finalizado su testimonio.

Las audiencias se llevarán a cabo una vez por semana, los días miércoles, por lo que todo el proceso durará varios meses. Declararán 277 testigos y está previsto que Cristina Kirchner preste testimonio tras la feria judicial de invierno.

En lo que respecta a las calificaciones judiciales, Sabag Montiel está acusado del delito de “homicidio doblemente calificado por alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas, agravado por el uso de arma de fuego” en grado de autor; a Brenda Uliarte se encuentra imputada por el mismo delito, pero en su caso como coautora. Mientras que a Nicolás Carrizo se lo acusan de ser partícipe secundario en el intento de magnicidio contra Cristina Kirchner.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Sturzenegger quiere eliminar 60 organismos del Estado

El ministro de Desregulación y Transformación del Estado, Federico Sturzenegger, prepara una serie de decretos para la eliminación de más de ...