Ocho policías comenzaron a ser juzgados en la causa Fuentealba II en Neuquén

Ocho expolicías acusados de participar de la represión que causó la muerte del docente Carlos Fuentealba durante una protesta en Neuquén en 2007 comenzaron a ser juzgados hoy en la causa conocida como Fuentealba II.

Los alegatos de las partes comenzaron pasadas las 11, luego de que el tribunal, integrado por los jueces Luis Giorgetti, Raúl Aufranc y Diego Chavarría Ruiz, coincidiera con el fiscal jefe Maximiliano Breide Obeid y con la querella que representa a la viuda de Fuentealba, Sandra Rodríguez, y rechazó los distintos planteos mediante los que las defensas de los imputados habían solicitado que fueran sobreseídos.

«En nuestro sistema hay una serie de pasos que llevan a la instancia de juicio. En ese proceso hay competencias y, en este caso, las excepciones respecto de la elevación a juicio deben ser tratadas en el control de acusación», indicó Giorgetti al informar la decisión unánime del tribunal de declarar inadmisibles las excepciones presentadas, la mayoría relacionada con los plazos del proceso.

Al momento de presentar la acusación, Breide Obeid detalló que en el juicio el Ministerio Público Fiscal (MPF) tiene limitado su accionar al único acusado oportunamente, pero no así la querella particular, integrada por los abogados Marcelo Medrano y Ricardo Mendaña, que avanzará contra todos los efectivos.

El fiscal jefe acusó por los delitos de abuso de armas y lesiones leves, agravadas por su condición de funcionario público, a Benito Ariel Matus por dos hechos que ocurrieron durante el operativo: haber disparado con una escopeta 12/70 contra una persona que se movilizaba a bordo de un auto y golpear con su arma a otro manifestante, cuando este último se dirigía con las manos en alto hacia un cordón policial.

Los abogados querellantes acusaron también al exjefe de la policía de Neuquén Carlos Zalazar, el exsubjefe Moisés Soto, el exsuperintendente de Seguridad Metropolitana Adolfo Soto, el exjefe del Departamento de Seguridad Metropolitana Jorge Garrido y el exdirector de Seguridad Mario Rinzafri por abuso de autoridad y encubrimiento, y a los policías Aquiles González y Julio César Lincoleo por encubrimiento agravado.

Luego fue el turno de las defensas, que adelantaron parte de su estrategia para reiterar pedidos de absolución.

Está previsto que el juicio se desarrolle hasta el 14 de marzo.

La Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN) se movilizó esta mañana hasta las puertas de la Ciudad Judicial de la capital neuquina, en el marco de un paro por 24 horas, para acompañar a Sandra Rodríguez en el inicio del juicio.

El maestro Carlos Fuentealba murió por el impacto en la cabeza de una granada de gas lacrimógeno disparada por el cabo de la policía neuquina Darío Poblete el 4 de abril de 2007, durante una manifestación del gremio docente en la ruta nacional 22, en cercanías del paraje Arroyito.

Por el hecho, Poblete fue condenado a prisión perpetua por ser responsable del delito de homicidio calificado con alevosía.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

El discurso completo de CFK en el encuentro del Grupo de Puebla 

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner compartió el texto de su discurso en el encuentro con el Grupo de Puebla que ...