Destacamos
Foto: Télam.

Paro bancario en el Santander: En Jujuy la medida se cumplirá sin movilización 

Los bancarios jujeños están en medio de conversaciones en el marco de la conciliación obligatoria dictada por el conflicto por el cierre del Banco de Desarrollo. Por esa razón es que la medida de fuerza dispuesta a nivel nacional para este jueves, tendrá en la provincia sus particularidades: será sin asistencia a los lugares de trabajo y sin movilización.

Este viernes termina el primer tramo de la conciliación obligatoria. «Empezamos a avanzar en algo», describió en diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91.5) Sergio Garzón Torres, interventor de la Asociación Bancaria Seccional Jujuy.

El primer avance, precisó, fue que los trabajadores y trabajadoras del liquidado Banco de Desarrollo de Jujuy cobraron el mes de septiembre la semana pasada. «Eso descomprime un poco la situación», señaló el gremialista.

En la última audiencia de la conciliación, de la que participó de manera remota el secretario general de la Bancaria, Sergio Palazzo,  los sindicalistas pidieron «un gesto de buena fe» a los negociadores del gobierno provincial. «Lo han dado, aunque no fue algo milagroso sino que pagaron algo que estaban adeudando», analizó Garzón Torres.

En tanto, quedan otras deudas que saldar. El año pasado, a los empleados del Banco de Desarrollo les aplicaron unas retenciones que se habían dispuesto para trabajadores de organismos públicos que ganaran más de 100 mil pesos en bruto. «Eso fue confiscatorio; el gobierno se quedó con esa diferencia salarial durante seis meses -indicó el sindicalista-. Es decir que los compañeros y compañeras fueron aportantes involuntarios de las necesidades del gobierno provincial».

Además, a un grupo de trabajadores y trabajadoras les deben el Día del Bancario 2020, y a la totalidad de los empleados el correspondiente a 2021. Y está pendiente el pago de los sueldos de octubre y los de noviembre.

En las conversaciones, se están buscando alternativas para, explicó Garzón Torres, encontrar una salida al conflicto «siempre defendiendo que los trabajadores no pierdan la condición de bancarios».

En este contexto, algunos empleados del Banco de Desarrollo que están cerca de la jubilación están dispuestos a aceptar el retiro «si hay una respuesta razonable y si se les reconocen los derechos como bancarios».

Por otro lado, los que están en plena actividad aceptarían «desarrollar su tarea de forma habitual en otros ambientes, solo con su estatus de bancarios», aclaró el sindicalista.

Medida nacional

La conducción de la Asociación Bancaria ratificó el paro de actividades previsto para mañana en todas las sucursales del país del banco Santander, entidad a la que denunció por «extorsionar» y por pretender cerrar un centenar de sucursales.

Un documento firmado por el Secretariado Nacional, que encabeza Sergio Palazzo, señaló que esa entidad financiera «insiste en cerrar 100 sucursales y tercerizar la operatoria bancaria para eludir el cumplimiento de las condiciones laborales en la actividad, a la vez que se niega a pagar el bono anual» por el Día del Trabajador Bancario.

El gremio sostuvo que el Santander tiene sobre el pago del bono anual «una actitud extorsiva y de apriete, y condiciona su efectivización al cese del rechazo sindical al cierre de sucursales, que afecta la atención al público, y a la pérdida y precarización del empleo en el interminable ajuste que ejecuta a pesar de la emergencia nacional».

«La Bancaria rechaza esa aberrante conducta y exige su inmediata rectificación, y ratifica el paro total y nacional de actividades de mañana, con concurrencia a los lugares de trabajo, y el respaldo activo de las seccionales gremiales», concluyó.

La medida de fuerza había sido resuelta la semana anterior por el plenario de secretarios generales del gremio, que decidió el estado de alerta ante «la falta de respuestas positivas de la comisión paritaria para aplicar la Ley de Teletrabajo».

Palazzo y el secretario de Prensa, Eduardo Berrozpe, condenaron entonces «la actitud del Santander» y el plenario de las 53 filiales amplió la facultad de paro en ese banco con protestas en otras entidades para el caso de que se reiteren situaciones similares.

En julio último, José Álvarez, consejero delegado del Santander y segundo de su presidenta, Ana Botín, informó en España que la entidad había cerrado la primera mitad del año con un beneficio de 3.675 millones de euros, en contraste con las pérdidas de un año antes por 10.800 millones como consecuencia de la Covid-19.

En Europa obtuvo un beneficio de 1.426 millones de euros (un 170 por ciento más), en Estados Unidos ganó 1.628 millones, en Sudamérica 1.645 millones (un 41 por ciento más) y Digital Consumer Bank -la unión de Santander Consumer Finance (SCF) y Openbank- en 2020 logró ganancias por 569 millones de euros (11 por ciento más).

Según los datos ofrecidos por la Bancaria sobre la base de los balances del propio banco, el Santander se ubicó entre «los escasos ganadores del primer año de la pandemia de coronavirus y ganó de forma neta en Argentina 6 mil millones de pesos».

Además, según el sindicato, cerró el primer semestre de 2021 con ganancias netas por 2 mil millones de pesos, no obstante, lo cual «se niega a pagar el bono anual».

Banco de Desarrollo: Se cumplió la primera audiencia de la conciliación obligatoria

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

El Frente Amplio Gremial solicita la reapertura de paritarias del 2021

El Frente Amplio Gremial presentó este lunes una nota al gobernador de la provincia, Gerardo Morales, y en el documento, solicitan ...