Destacamos

«Que lo encuentren vivo o muerto», pidió la madre de las dos hermanas asesinadas en Yuto

Graciela Segundo, la madre de Pamela y Ramona Gorosito, las dos jóvenes asesinadas el viernes en Yuto, habló con un medio local desde el hospital Pablo Soria, donde se repone de los golpes de recibió de parte del femicida de sus hijas. «Que lo encuentren vivo o muerto. Ha destrozado mi vida y la de mi familia», afirmó.

Pamela y Javier Broy estuvieron juntos durante nueve años. Hace seis meses, ella decidió separarse. «Él siempre la trataba mal, le pegaba. Siempre fue un chico violento», contó en diálogo con el programa La Primera Hora (LW8). 

Pamela tenía 23 años y era mamá de una nena de seis años y un nene de tres. Ramona, de 27, tenía una nena de 13 y dos varones de 10 y 7 años.

En los nueve años de relación de Pamela y Broy, hubo varias denuncias por violencia. En una de esas oportunidades, hace tres años, estuvo preso. Fue un día en que él la agredió mientras ella estaba con su bebé de dos meses en brazos, y también a su suegra. Pero «lo tuvieron un día, nomás», contó Graciela.

Aquella detención se produjo luego de que la policía buscara a Broy en el monte. El mismo lugar donde hoy Graciela asegura que está escondido.

En las horas previas al ataque, un vecino había alertado a la familia. «Dijo que andaba armado con escopeta y machete», contó Graciela.

El primer encuentro violento del viernes fue en la casa de la madre de Graciela. Ramona y Pamela habían ido a lo de su abuela cuando llegó Broy. «Entró y la agarró de los brazos a mi hija, la tironeaba para afuera, y mi mamá lo echó de la casa», detalló.

Fue entonces cuando las dos jóvenes hicieron la denuncia en la comisaría. Pero nadie hizo nada. «Estábamos llamando, les pedíamos por favor que vayan, que estaba armado, pero no hicieron nada por apurarse, por ir a ver», dijo Graciela.

No solo eso. En la seccional, los efectivos a cargo le pedían a Pamela los documentos y las partidas de nacimiento de sus hijos. Para Graciela, «en ese momento no da para andar pidiendo documentos, tenían que acompañarla, ir ver donde estaba». Ella asegura que en ese momento Broy se escondió en «un montecito» cercano.

En minutos, la tragedia

Graciela y su marido fueron a encontrarse con su hija, que ya había llegado a la casa. Conversaron, comieron algo, tomaron té. Luego el matrimonio acompañó a Pamela y sus hijes a la casa de su abuela. Antes de dejarla allí, Graciela le aconsejó: «Cerrá todo».

«Salimos, y parece que él estaba ahí nomás. Yo tenía el presentimiento de que estaba en el montecito, escondido. Pero el móvil no lo encontró», continuó Graciela.

Todo indica que Broy esperó que los padres de Pamela se fueran para ir a la casa.

«Íbamos llegando al barrio y sentí gritos. Me quedé parada. Sentí a los perros, una persona gritando. Me paro y le digo a mi marido ‘¡la Pamela! Volvamos», describió Graciela.

Cuando volvía, una vecina la llamó para decirle que «el papá de los chicos entró y le está pegando».

El marido de Graciela y Ramona corrieron hasta la casa. Ramona se cansó y se quedó atrás. «Mi marido siguió corriendo. En una esquina lo cruza y parece que él no lo reconoció. Cuando mi marido entró, Pamela ya estaba tirada en el suelo», detalló Graciela.

«Pasó un chico en moto y dijo ‘allá hay otra chica tirada’. Mi hija ramona ya estaba sin vida. Un tiro en la cabeza le pegó», continuó.

En ese momento el agresor se encontró con ella. Le dijo que la iba a matar y la mujer trató de defenderse. Forcejearon con el caño de la escopeta mientras ella le preguntaba qué había hecho con sus hijas. Fue cuando él le dio un fuerte golpe con la culata de la escopeta.

El reclamo de justicia

Para Graciela, es inexplicable que la policía todavía no haya encontrado a Broy. «Yo no quiero hablar mal, pero tendrían que entrar a ese monte, recorrer. Él está ahí, conoce, siempre andaba ahí. Supuestamente tienen rodeado todo el monte», dijo.

«Que lo encuentren vivo o muerto. Ha destrozado mi vida y la de mi familia», afirmó Graciela.

Ayer, la comunidad de Yuto se movilizó para reclamar justicia por Pamela y Ramona, y exigir que Javier Broy sea detenido y condenado por el doble femicidio.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Aclaran la muerte de un bebe de un año en Libertador: Muerte Súbita

Esclarecen la muerte de un bebé de un año en la ciudad Libertador General San Martín, luego que se informará que ...