Reclamo al Superior Tribunal por las presas políticas: «Da vergüenza tener que decirles que cumplan la ley»

El presidente del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy (STJ), Federico Otaola, se comprometió a dar «tratamiento urgente» al pedido de referentes de derechos humanos para que se otorgue la libertad condicional a cinco mujeres que permanecen detenidas  a pesar de haber cumplido los dos tercios de las condenas que recibieron en la causa conocida como «Pibes villeros».

Cuatro representantes de organizaciones se reunieron este mediodía con el titular del máximo tribunal en las instalaciones del Poder Judicial provincial para pedir la libertad condicional de cinco detenidas de la organización Tupac Amaru. El encuentro se cumplió un día después de que visitaran a Milagro Sala y demás presos y presas políticas de la provincia.

María Graciela López, Patricia Cabana, Mirta Rosa Guerrero, María Sandra Condori y Adriana Noemí Condori fueron condenadas en enero de 2019 a la pena de entre 6 y 7 años de prisión en el marco de la causa denominada «Pibes Villeros».

José Schulman, referente de la Liga Argentina por los Derechos Humanos (JADH), describió el encuentro con Otaola como «muy franco».

«Les dijimos que nos daba vergüenza tener que decirles que cumplan la ley, porque corresponde la libertad condicional», señaló Schulman, y relató que los supremos se comprometieron a tratar el tema «de manera urgente» y también a responder las denuncias de abandono.

Es que los referentes de derechos humanos denunciaron además «las condiciones inhumanas, la falta de atención médica y la violencia que el servicio penitenciario ejerce sobre las mujeres detenidas».

Del encuentro también participaron el secretario de Derechos Humanos del municipio de Avellaneda, Claudio Yacoy; la secretaria general de Fatpren y dirigente de SiPreBA, Carla Gaudensi, y la integrante de la Asociación de Ex-Detenidos Desaparecidos, Margarita Cruz.

La comitiva, integrada también por representantes de organizaciones sociales y sindicales, llegó entre el domingo y el lunes a San Salvador de Jujuy para reclamar «el cese inmediato de la persecución a Milagro Sala y a otros presos políticos» y para exigir «la independencia del Poder Judicial» en la provincia.

«Los derechos humanos se cumplen o se violan de manera integral», afirmó Schulman, y consideró «imposible que en una provincia donde hay presos y presas políticas, no haya el nivel de violencia que hay sobre la población.

Sobre ese punto manifestó que en Jujuy hay «un estado de control y disciplinamiento» y ejemplificó que las cinco detenidas de la Tupac Amaru «son amenazadas con mensajes en los que les dicen que si no se portan bien, les va a pasar como Milagro».

«La reunión fue muy franca», sintetizó Schulman, y agregó: «Cumplimos con nuestro deber de pedir que se cumplan los derechos. Ahora depende de ellos. Ojalá hoy sea el comienzo de un cambio. Les dijimos que la historia siempre llega, que no crean que todo es para siempre y que esto, alguien lo va a pagar».

Organizaciones de DD.HH. se reunieron con Milagro Sala y otros presos políticos de Jujuy 

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Se demora la libertad condicional de Graciela López: «Me considero una retenida de Gerardo Morales»

Este miércoles se cumplen siete meses de demora en el otorgamiento de la libertad condicional a Graciela López. La semana pasada ...