Destacamos
Ekel Meyer / Pablo Pullen Llermanos

Recusaron al supremo Meyer para que no actúe en el jury contra Pullen: «Puede haber parcialidad» 

Esta mañana se presentó el pedido de recusación de Ekel Meyer, miembro del Superior Tribunal de Justicia, con el fin de evitar que actúe en el proceso contra el juez Pablo Pullen Llermanos, quien fue acusado de mal desempeño en causas de violencia de género que culminaron en femicidios.

En diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91.5), la abogada Mariana Vargas explicó que Ekel Meyer salió sorteado, junto a un juez y una jueza, para integrar el tribunal que deberá evaluar el pedido de jury contra Pullen Llermanos. «Entendemos que puede haber parcialidad», afirmó.

El cuestionamiento proviene de dos causas concretas, las de los femicidios de Roxana Masala y Marina Patagua. En el primer caso, cuando aún era ministro de Seguridad, Ekel Meyer había dicho públicamente que la mujer había vuelto «voluntariamente» a convivir con quien luego la asesinó. En el mismo sentido, Pullen Llermanos justificó haber ordenado la libertad del hombre que semanas después asesinó a Marina Patagua.

«Hablando de Roxana, Meyer planteó lo mismo que Pullen sobre Marina, culpabilizando y revictimizando a la víctima. Coinciden los dos. Esto es no comprender la violencia de género, el círculo de violencia y, sobre todo, el rol del estado», explicó Vargas.

«Por las mismas razones es que el movimiento de mujeres pedía la renuncia de Meyer al ministerio de Seguridad durante mucho tiempo», agregó.

Otra de las razones por las que se pide que Meyer se inhiba de actuar en este caso es precisamente su pasado al frente de Seguridad. «Como ministro, tuvo como subordinados a los mismos policías que actuaron, y en nuestro planteo de mal desempeño de Pullen hay una interseccionalidad con lo que hizo la policía; entonces Meyer podría tener algún interés», detalló la abogada.

«Él no puede ser juez en este proceso; no puede juzgar al que hizo exactamente lo mismo que hizo él», sintetizó.

El STJ debe ahora responder el pedido de apartamiento de Meyer. Si resuelve favorablemente, habrá que hacer otro sorteo para definir quién ocupará su lugar. También puede pasar que el magistrado decida autoexcluirse. Si, en cambio, se rechaza la presentación, el exministro de Seguridad integrará el tribunal que juzgue a Pullen Llermanos. «Va a ser un problema», afirmó Vargas.

Una vez iniciado el proceso de enjuiciamiento de Pullen, en 20 días tendría que realizarse el sumario. «Todo va a depender de que se reúna la prueba y otras varias cuestiones que hacen que se pueda demorar», explicó la abogada, y reflexionó: «Ojalá sea rápido, porque este juez sigue ejerciendo en los juzgados de violencia de género de Perico y de Humahuaca, entonces para las mujeres de esas zonas es un peligro».

‘Desastre’

Consultada sobre la utilidad de las capacitaciones en materia de género que se brindan en distintas áreas del Estado, Vargas consideró que no son suficientes.

«Hay más cuestiones. Porque además sabemos que algunos se van o se ausentan. Entonces hay que replantear todo. Es preciso que tener perspectiva de género sea una condición para ser juez o jueza, sobre todo en los juzgados especializados en violencia de género», señaló.

«Pero es lo mismo para el Poder Ejecutivo -continuó Vargas-, porque la situación es de gran desastre. Y no se frena. Al revés, se reproduce. Y cada vez tenemos en el Estado más violentos legitimados».

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Denunciaron ante la CIDH al gobierno de Jujuy por la represión en Campo Verde

Los vecinos del barrio Campo Verde, apoyados por la Coordinadora contra la Represión y la Criminalización de la Protesta, presentaron una ...