Destacamos

Resignación por la Ley Bases: Quiere moderar los cambios con la ayuda de Villarruel

Se cumplieron dos semanas de debate en el plenario de comisiones del Senado por la Ley Bases y el paquete fiscal y el gobierno está frustrado porque se cayó la idea de tener un acto por el 25 de mayo con la figura presidencial triunfante con las leyes aprobadas.

Todo empezó a las 11, con las comisiones de Legislación General, de Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales de la Cámara Alta, liderado el debate, que duró doce horas y finalizó bien entrada la noche.

En la jornada, expusieron empresarios, ex funcionarios, directores de cine, científicos y miembros de la sociedad civil invitados en su gran mayoría por el bloque de Unión por la Patria y la UCR, los sectores que presentan las mayores críticas a las leyes libertarias.

En medio de este debate, la Cámara se revolucionó porque aparecieron en el despacho de Victoria Villarruel el ministro del Interior, Guillermo Francos, y el vicejefe de Gabinete, José Rolandi.

Los dos negociadores del gobierno mantuvieron un encuentro con la vicepresidenta para sumarla en la conversación (pedirle ayuda). Las normas están estancadas y Villarruel, que logró construir puentes con diferentes sectores de la oposición, fue ninguneada durante quince días por el oficialismo.

Estiman que, en las próximas horas, la titular de la Cámara Alta se sume a las conversaciones, para acelerar la cosa y conseguir los votos que necesita la Rosada para sancionar las leyes.

En este esquema, el oficialismo ya aceptó que la norma, si se aprueba, se hará con cambios y la profundidad de esos cambios y la cantidad de votos que tengan en el recinto son fundamentales para el futuro de las iniciativas cuando vuelva a diputados.

Lo que busca el oficialismo, y los legisladores amigables esperan que entienda, que un rechazo de algún artículo central podría significar que la ley se caiga.

“Si los 13 radicales te votan en contra, más los 33 de UP, más alguno de otro bloque, podés tener 48 votos o más en contra y eso haría que en Diputados sea imposible que lo puedas reponer”, señalaron.

La cosa es simple. Si algo se vota con mayoría simple en el Senado, Diputados puede insistir con el texto original con la misma mayoría simple. Si se rechaza por los dos tercios, el oficialismo debería conseguir la misma cantidad en la Cámara baja, algo que hoy parece imposible.

Otro punto que preocupa al oficialismo es el peso de los legisladores patagónicos. Todos ellos -sin importar al bloque que pertenezcan- se oponen a las modificaciones de Ganancias y a la privatización de Aerolíneas Argentinas y el Correo Argentino. Asimismo, las provincias mineras miran de reojo el Régimen de Incentivos para las Grandes Inversiones (RIGI). “Si todos los patagónicos te votan juntos perdiste. Son el 25% de la Cámara, si les sumas al resto de los legisladores de Unión por la Patria te suman una cantidad de votos que es irreversible en Diputados”, explicaron desde la Cámara Alta, Se sigue muy de cerca el “poroteo”.

El paquete fiscal estaba pensado para que sea debatido hoy por la tarde, pero la duración de las exposiciones se fue extendiendo durante las últimas jornadas, por lo que los senadores determinaron que ese debate se dé la semana próxima en la reunión de la comisión de Presupuesto y Hacienda.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Hubo rescatados y evacuados por las fuertes nevadas en el sur del país

Las provincias de Chubut y Santa Cruz son las más afectadas por las grandes nevadas, principalmente, en las zonas de las ...