Destacamos

Salma Haidar, la transgresora

Por el licenciado Federico Noro – Director de Radio Nacional Jujuy. Pocas personas saben que Salma Haidar no se llamaba así. Su verdadero nombre era Zulema, pero nadie la nombraba ni la reconocía como Zulema.

Salma Haidar va a quedar en la historia política y cultural de la provincia de Jujuy; es muy difícil hacer una biografía breve de Salma, porque hizo y construyó un montón de proyectos, cumplió diversos objetivos y abrió caminos para muchas personas.

Se recibió de docente en los años ´60, pero estudio Ciencias Religiosas siendo grande, en la Universidad Católica. A mucha gente le llamo mucho la atención que una mujer musulmana estudie en una institución católica, incluso al Obispo Palentini, que la llamó por teléfono para preguntarle por su inquietud de estudiar otra religión. No era casualidad, porque Salma era una mujer muy curiosa y estudiosa, de mente abierta y transgresora.

Comenzó su militancia con el grupo Cronos, junto a muchos jujeños. Siguió en el Movimiento Humanista, una organización con adherentes a nivel mundial, aunque, desde chica, tuvo un corazón peronista. Fue la primera mujer que ocupo el cargo de Ministra en Jujuy durante el Gobierno de Roberto Dominguez, su amigo. Fue Directora del Instituto del Seguro y Delegada del PAMI en Jujuy.

Su militancia (junto a la de cientos de jujeñas) por los derechos de la mujer propició que se sancionara la Ley de Cupo, para garantizar lugares preponderantes de las mujeres en todos los cargos electivos de la política; décadas antes ya había mostrado su compromiso por la participación activa de las mujeres, cuando impulsó la modificación del estatuto de la Sociedad Sirio Libanesa de Jujuy, habilitando a que mujeres puedan integrar la Comisión Directiva. Condición antes prohibida.

La Ley de Paridad, que rige actualmente también, también es producto de la lucha de Salma, junto a muchas organizaciones de mujeres.

En el ámbito de la cultura y el arte fue una activa participante, escribiendo poemas, editando revistas, promoviendo obras de teatro. Todos la recordamos que desde su Asociación “Sujeto y Predicado” pidió el resguardo de las estatuas de la Lola Mora, solicitando, inclusive, la construcción de un museo para conservarlas adecuadamente.

Fue también, durante largos años Delegada del Comfer, hoy Enacom. Allí compartimos un espacio de trabajo, donde discutimos varias veces, debido a que era una mujer tenaz y de una personalidad muy grande. No obstante nos ganó el cariño y el afecto que nos teníamos, pudiendo crear una relación sinérgica y valiosa para el organismo. Juntos impulsamos la promoción en Jujuy del entonces proyecto de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, la conocida “Ley de Medios”. De esas acciones también participaron muchas organizaciones, cooperativas, comunidades originarias y algunos dirigentes políticos.

Tuve el gusto de conocerla desde muy niño, y de grande me honró con su amistad. Desde que falleció su hermana su ánimo estuvo disminuido, no obstante siempre tenía motivos para intercambiar ideas, noticias y actualidad política. Durante la pandemia hablamos por teléfono varias veces, con distancia social, la visité en su casa.

Muchos las vamos a extrañar, sabiendo que todos tus esfuerzos y su ejemplo estarán vivos en Jujuy para siempre.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Condena a Alperovich: Un límite a la impunidad del poder político y económico

Por María Florencia Alcaraz*. Después de 4 años de la primera denuncia, 4 meses de juicio oral y público y más de ...