Destacamos

Televisión Pública: El ente de calificación nacional de Milei

Censura para tapar el ajuste: a 100 días del gobierno de Javier Milei, los trabajadores y trabajadoras de la Televisión Pública denunciamos que nunca en nuestra historia vivimos los niveles de censura como en esta etapa. Comunicado de la asamblea de trabajadores de prensa de la Televisión Pública.

A cada sector silenciado de la sociedad en la pantalla del canal estatal le decimos que esto no cuenta con el consentimiento de sus trabajadores y se lleva adelante en el contexto de una persecución y un intento de disciplinamiento, que comenzó con el anuncio de cierre y el silenciamiento de Télam.

Durante otras etapas políticas, con gestiones que respondieron a diferentes gobiernos de turno, hemos tenido diferencias, críticas e incluso denuncias públicas, a las que se puede acceder fácilmente en internet.

En ningún caso hubo un nivel de censura tan grotesco como en este.

Un ejemplo cabe para ilustrarlo: en la transmisión de la apertura de sesiones del primero de marzo por cadena nacional, solo se mostraron legisladores oficialistas, en una paradoja construida en base a planos cortos para tapar el sol con la mano; ya que La Libertad Avanza cuenta con una notoria minoría en el parlamento, que se pudo comprobar con el rechazo a la Ley Ómnibus y al DNU en el senado.

En la previa de la cadena nacional, cada vez que un legislador de otro signo político hablaba con la prensa, fue cortado a los pocos segundos en la Televisión Pública.

Enumeramos algunos hechos censurados desde que asumieron el nuevo gerente de noticias, Fabián Gijón y el director del canal, Juan Parodi, en el marco de la intervención de Diego Chaer:

No se permite poner al aire ninguna voz que cuestione las políticas oficiales o critique al presidente Javier Milei: se impidió que salgan al aire las declaraciones de Torres, gobernador de Chubut y su ministro de Economía, durante la disputa con el gobierno nacional. En cambio solo se permitió la voz del ministro del Interior Guillermo Francos.

Se impidió poner la voz del gobernador bonaerense Axel Kicillof durante la apertura de sesiones ordinarias cuando se refirió a las políticas del gobierno nacional. Lo mismo sucedió sobre la conferencia de prensa que brindó para responderle a Milei sobre su llamado a la “rebelión fiscal”. En cambio sí se puso la respuesta del vocero presidencial Manuel Adorni al gobernador, y se sacó al aire a numerosos referentes agropecuarios para cuestionarlo.

No permiten el envío de equipos a cubrir acontecimientos importantes en el resto del país, como las graves inundaciones que por estos días afectan las localidades entrerrianas de Gualeguay y Gualeguaychú.

No se puede dar voz a quienes, según el gerente de noticias, forman parte de “la casta”. Cuando se le preguntó quién era la casta mencionó a Pablo Moyano, Eduardo Belliboni y Sergio Palazzo.

Se impidió la salida al aire del abrazo al Banco Nación el 20 de febrero pasado, un hecho noticioso todos los medios nacionales cubrieron.

Se impidió la cobertura y cualquier mención sobre el cierre de la Agencia Télam, que salió en todos los medios nacionales y que incluso fue anunciado por el propio presidente de la Nación en cadena nacional.

Lo mismo sucedió con el acto en defensa al INCAA que se realizó en la puerta del Cine Gaumont, que contó con numerosas personalidades de la cultura y que terminó con represión, también invisibilizada.

Tampoco se permitió cubrir la protesta por el cierre del INADI, ni se mencionó en los noticieros el cierre del Instituto de Agricultura Familiar.

Se impidió mostrar la movilización de la UTEP y organizaciones piqueteras el lunes 18 y la posterior represión. Solo se pudo hablar de “incidentes” y de la aplicación del protocolo del Ministerio de Seguridad nacional.

Se impidió la salida de una nota convocando a las actividades del 8M en dos noticieros. Solo permitieron una breve mención, con un texto editado por el propio gerente Fabián Gijón, quien retiró del texto todo lo mencionado a la protesta contra el gobierno nacional por las políticas de ajuste y lo referido a la defensa de la Ley de interrupción voluntaria del embarazo. No permitieron que salga ninguna nota desde la masiva movilización al Congreso nacional.

Se impidió poner la voz de los abogados defensores de Cristina Kirchner en la causa Vialidad. Tampoco se permitió nombrar el dictamen del Procurador del Tesoro, Rodolfo Barra, que usó la ex vicepresidenta para apelar la condena de 6 años que recibió. Barra fue designado en sus funciones por el propio Milei.

Está cancelada cualquier nota con Gregorio Dalbón, abogado de Cristina Kirchner y de otras causas de interés público.

Bajaron la columna sobre pueblos originarios.

Ordenaron bajar varias notas y columnas del noticiero de la web de la TV Pública.

Por si todo esto fuera poco, acaban de suspender los noticieros del fin de semana, sugestivamente en la previa del 24 de marzo, Día Nacional de la Memoria. Una marcha que este año promete ser la más grande de la historia desde el retorno a la democracia. Esta decisión, además de silenciar la pantalla, impedirá contar con el material, incluso para el archivo de nuestro canal con más de 73 años de historia.

Ante todos estos graves hechos de censura, que nunca sucedieron antes en democracia en nuestro noticiero, denunciamos públicamente estos ataques a la libertad de expresión en un medio público, cuyo rol social es la pluralidad de voces, el federalismo y la diversidad informativa. Como trabajadores y trabajadoras del noticiero, siempre defendimos estos principios, y denunciamos su incumplimiento en todas las gestiones, sin importar su signo político.

En un contexto en el que la agencia pública de noticias Télam se encuentra cerrada y con vallado policial en sus sedes; sus trabajadores están “dispensados” de sus tareas y todo su servicio informativo y su archivo histórico está inaccesible, no podemos dejar de expresar que se trata de otro acto antidemocrático de este gobierno: un nuevo intento de silenciar a la prensa que no es afín a sus intereses.

Por todos estos motivos el domingo 24 de marzo, además de movilizarnos junto a todos los trabajadores y trabajadoras de prensa desde SiPreBA, realizaremos una transmisión especial desde la Plaza de Mayo junto nuestros compañeros de Télam, con un noticiero especial en vivo a partir de las 19 horas, desde la puerta de la Agencia, donde se sostiene el acampe en defensa de las fuentes de trabajo y del patrimonio público.

La conductora Mirtha Legrand, una referente de los medios que dio sus primeros pasos en la Televisión Pública, expresó su temor a las represalias de este gobierno. Los trabajadores y trabajadoras de la Televisión Pública decimos: la libertad expresión y el derecho a la información no se negocian.

Asamblea de Trabajadores de Prensa Televisión Pública
21 de marzo de 2024
Sipreba (Sindicato de Prensa de Buenos Aires)

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Los obispos criticaron la falta de políticas sociales del Gobierno de Milei

La Asamblea Plenaria del Episcopado Argentino emitió un comunicado en el que remarcaron la vulnerabilidad en la que se encuentra buena ...