Destacamos

Una jueza fue denunciada por negar los derechos de los servicios de agua a una comunidad

La comunidad Cueva del Inca denunció que la jueza provincial Norma Issa rechazó un pedido del colectivo indígena para acceder al servicio de agua potable y energía eléctrica en plena pandemia del coronavirus.

El rechazo de la magistrada al pedido de instalación de los servicios de agua potable y de luz fue el pasado 21 de agosto, pero recién se conoció en las últimas horas de ayer, que sostuvo en una resolución que la comunidad siga cumpliendo la medida de no innovar.

La comunidad está ubicada en la ciudad de Tilcara, quién hizo nuevas presentaciones de morigeración de la medida cautelar, cuando inició la pandemia para poder acceder al agua y luz eléctrica, y de este modo evitar que se expanda el contagio del covid-19, ya que para tomar las medidas sanitarias es necesario tener agua potable.

Issa, no sólo negó el derecho a los comuneros de acceder al agua y a la luz, sino que “dejó en evidencia que la justicia es selectiva y no considera derechos indígenas, ni derechos humanos básicos y desprecia a las minerías”.

La Comunidad Cueva del Inca vive momentos de mucha angustia e indignación, ya que hay familias contagiadas con Covid-19 y la jueza con esta resolución no está respetando la vida humana, una vez más los jueces que imparten “la justicia” en Jujuy ponen la balanza a favor de los poderosos que vulneran y avasallan derechos, en este caso el de los pueblos indígenas.

La presidenta de la Comunidad Cueva del Inca, Claudia Méndez expresó que “es indignante que en plena pandemia, la Jueza Norma Issa impida acceder al agua y a la luz, con esta resolución se nos está negando directamente el derecho a vivir, es una condena de muerte, en nuestra comunidad ya tenemos familias afectadas con el Sars CoV-2 y la única forma de evitar contagios masivos es usando agua. Pero sin embargo se nos niega ese derecho, y sin acceso a la electricidad hay niños y jóvenes de la comunidad que no están pudiendo ni siquiera estudiar, hay familias hacinadas sin agua ni luz, inclusive se comparte un baño letrina entre varias familias. Es lamentable la justicia que tenemos en Jujuy”.

Por su parte, Gloria Gutiérrez integrante de la Comisión Directiva dijo que “en estos momentos lo que estamos pasando con el coronavirus estamos siendo afectados. Hay familias que tienen coronavirus, como integrante de nuestra comunidad solicito a la jueza que por favor contemple nuestra situación, venimos sufriendo la falta de agua y luz, ahora necesitamos si o si el agua, es complicado vivir así, las familias se las rebuscan como sea para tener el agua, donde antes se iba a buscar el agua en acequias y ojitos de agua, actualmente todo ha sido tapado para distribución de servicio de agua para otros lugares. Tuvimos la mala suerte que nos saquen hasta eso, estamos buscando la manera de sobrevivir, de luchar, al coronavirus ya lo tenemos en el lugar, hay niños, personas mayores, y estamos sin agua, es muy triste ver cómo la gente está padeciendo con estas prohibiciones.”

Ante plena crisis sanitaria, no poder tener agua ni luz es una condena social que afecta a las familias coyas de la comunidad Cueva del Inca. Esta negación de accesos a derechos básicos, afectan también otros derechos como por ejemplo el acceso a la educación, a los derechos de la niñez, de las mujeres, de personas con discapacidad. Todas estas circunstancias se dan frente a diferentes juicios realizados por la familia Mendoza quien aduce ser dueña de casi todo el territorio indígena.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Final del confinamiento en San Pedro: Apertura del sector comercial 

En un informe del Comité Operativo de Emergencias de San Pedro de Jujuy, el jefe de la ciudad, Julio Bravo anunció ...