Foto: Mariano Sánchez/NA

UxP quiere otorgarle  el certificación de defunción DNU

Unión por la Patria convocó a una sesión especial para tratar el decreto desregulador del Estado Nacional para el martes próximo, cuando todavía puede estar en debate el proyecto de ley Bases y Puntos de Partidas para la Libertad de los argentinos y el paquete fiscal.

Cabe resaltar que las autoridades de la Cámara de Diputados todavía no oficializaron la convocatoria.

La idea del peronismo es enterrar al DNU para siempre

Mientras se realizaba el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados en la que se debatía el proyecto de ley Bases, el jefe de la bancada de Unión por la Patria, Germán Martínez, anunció que pediría una sesión especial para tratar el mega Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de desregulación de la economía y achique del Estado.

Este viernes pasado, la bancada del peronismo hizo oficial el pedido a sesión especial y comenzó a poner en marcha la estrategia para dar la estocada definitiva al mega DNU en el poder Legislativo, que ya fue rechazado por el Senado en marzo.

La sesión por Ley Bases y paquete fiscal está citada para el lunes a las 11 y se presume que será maratónica. Unión por la Patria convocó a una especial para un día después a la misma hora.

Desde el UxP explicaron que el titular de la Cámara de Diputados, Martín Menem, tiene la «obligación» de hacer la convocatoria, más allá de que se pise con otra sesión que estaba antes. «Estamos convocando 24 horas después. El presidente tiene la obligación que convocar, si le falta un rato para terminar la primera sesión, que corra un poco la segunda», explicaron voces del peronismo.

La intención del oficialismo es que no haya cuarto intermedio en la sesión por la ley Bases y el paquete fiscal, sino que se lleve adelante hasta la aprobación de los expedientes. «Si cortamos, se van todos a sus provincias porque tienen actividades por el 1° de Mayo», comentaban voces de LLA.

Todavía la Cámara baja no hizo oficial la convocatoria a la sesión. Fuentes parlamentarias informaron que Menem le pidió a Unión por la Patria por carta que establezcan un nuevo día y horario porque para esa hora la sesión por la ley Bases y paquete fiscal continuará.

Desde el peronismo sostienen que hay conversaciones para voltear el DNU con otros bloques opositores. «Venimos hablando siempre con todo eso, pero también se trata de ver el momento en el que percibimos que podemos estar en mejores condiciones», indicaron.

Voces del Frente de Izquierda y los Trabajadores señalaron que acompañarán, en caso de oficializarse, la sesión para voltear un mega DNU. «Venimos exigiéndolo permanentemente y poniendo nuestras firmas a disposición de un llamado», señalaron desde las inmediaciones del bloque.

En la geografía de la Cámara baja, Unión por la Patria y la izquierda comparten la condición de no ser convocados a las negociaciones con el Gobierno nacional para los paquetes fiscales. Lo más cercano que existe eso es algún contacto con gobernadores peronistas. Como sea, entre ambos bloques suman 104 manos en contra.

Resta saber cuál es la postura de los denominados bloques «amigables»

Descartado el PRO, en quien LLA terceriza las explicaciones técnicas y manejo de las reuniones, queda el radicalismo y sectores afines de Hacemos Coalición Federal.

Desde las boinas blancas afirman que no hubo ningún contacto con ellos. «No habrá técnicamente posibilidad físico-material para hacer al mismo tiempo», especularon fuentes parlamentarias.

En cuanto al bloque de Hacemos, cuyo espectro político ideológico va desde el liberal Ricardo López Murphy a los socialistas de Santa Fe, la disposición a sentarse y dar quórum por el momento es difusa. Por lo pronto advierten que la sesión no fue convocada oficialmente. «Si convocan ellos solos no se va a sentar nadie», señalaron.

Hay una foto de lo que pueda pasar y es la de la sesión de este miércoles, en la que Unión por la Patria logró que se convoque a una sesión para debatir la actualización de la fórmula jubilatoria, el FONID y el presupuesto universitario, pero no se logró el quórum. A los 99 (ese día, 98) del peronismo y los 5 de la izquierda, se le sumaron 14 radicales, en su mayoría del sector Evolución de titular del partido, Martín Lousteau, y los que responden al diputado nacional Facundo Manes; los cordobeses Natalia De la Sota y Juan Brügge y los dos socialistas de Hacemos Coalición Federal y los dos del bloque Por Santa Cruz. A unas bancas de superar las 129 necesarias, la sesión de cayó.

El mega DNU ya tuvo su derrota en el Senado, por lo que la jugada del peronismo requiere precisión, ya que, de concretarse, es la estocada final al decreto presidencial, cuya validez requiere del aval de una de las cámaras.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Referentes de comedores protestaron frente a un galpón donde el gobierno esconde alimentos

Responsables de comedores y organizaciones sociales protestaron este martes frente a uno de los galpones donde se encuentran acopiados miles de kilos ...