Destacamos
talar

Carta de los obreros de Finca El Talar a nuestros compañeros de la fábrica

talarPor Juan Ávila, delegado de Finca El Talar. Compañeros del Ingenio Ledesma nos dirigimos a ustedes para solicitarles que apoyen nuestra lucha por la reinstalación a nuestros puestos de trabajo.

Nosotros, los trabajadores del campo de la finca El Talar, ante el corte de ficha de cientos de compañeros temporarios y eventuales, luego de esperar cerca de 3 meses que nos vuelvan a llamar para trabajar, les planteamos nuestra reivindicación a la dirección del SOEAIL y el cuerpo de delegados.

 Fuimos acompañados por los compañeros del sindicato y el cuerpo de delegados, de ahí en más empezamos a organizar reuniones con todos los damnificados por esta decisión arbitraria de la patronal, y elegimos a compañeros del cuerpo de delegados para que acompañen a los dirigentes del SOEAIL a las reuniones con la administración de la empresa. Pero recibimos solo evasivas de la administración del ingenio. Entonces, una vez agotado todo dialogo, emprendimos medidas de fuerza en defensa de nuestros puestos de trabajo.

 Entendemos que nuestra lucha es su lucha, porque hoy nos tocan a nosotros, pero si logran vencernos, dejándonos afuera de la finca El Talar, mañana también van a descargar cesantías, suspensiones y despidos contra ustedes, y todos los trabajadores del ingenio. Además de que si nos derrotan a nosotros, los obreros de la Finca El Talar, dejándonos desocupados, nuestro sindicato va tener que encarar las paritarias con menos fuerzas. Justamente, entendemos que la intransigencia patronal en su decisión de recortar personal no solo obedece a cuestiones climáticas o a la tecnificación en el campo, sino que también es un modo de atacar a nuestra organización sindical, para debilitarla de cara a las paritarias. Es decir, la patronal busca aprovechar las cesantías y despidos para rebajar las expectativas salariales del conjunto de los azucareros.

 Compañeros “la unión hace la fuerza”, ya hemos recibido el apoyo del pueblo El Talar y Vinalito, vecinos, trabajadores municipales, enfermeras, docentes, almaceneros y campesinos han colaborados con nuestra lucha, donando mercadería, carne, verduras y útiles escolares. Las mujeres son el nexo de nuestra lucha con la comunidad obrera de El Talar, cumplen un rol fundamental para que llegue la solidaridad del pueblo. Ellas han recorrido las despensas, carnicerías y verdulerías, como también los medios de comunicación para solicitar solidaridad con nuestra causa. Ahora es tiempo que estrechemos lazos entre nosotros, los obreros del campo de El Talar en lucha con los trabajadores de otras fincas (Paulina, San Lorenzo, Fraile Pintado, Don Herminio-El Piquete), y los obreros de la fábrica.

 Nos interesa soldar unidad, especialmente, con ustedes, porque son ustedes los que, en gran medida, mueven los engranajes de este enorme emporio azucarero. Sabemos que todo trabajador permanente alguna vez fue temporario, eventual o tercerizado. Por eso apelamos a su sensibilidad, ya que todos somos trabajadores, y mientras los empresarios se esmeran en dividirnos, nosotros tenemos que hacer todos nuestros esfuerzos para hermanarnos y unirnos.

 Les pedimos, encarecidamente, que se solidaricen con nuestra lucha en defensa de nuestros puestos de trabajo y de la continuidad laboral, colaborando mercadería, ropa, útiles escolares y dinero, para que nuestra lucha no la quiebre ni el hambre, ni el desgaste, ni el aislamiento. Si logramos nuestra reinstalación a nuestros puestos de trabajo en la finca El Talar, ganamos todos, porque nos encontraremos en mejores condiciones para exigir un aumento salarial que cubra nuestras necesidades y mejores condiciones laborales.

x

Check Also

Vuelos de lujo a la Antártida para ver el paisaje, otra idea de las aerolíneas frente a la crisis 

La actividad aerocomercial es una de las más afectadas por la pandemia de coronavirus. En todo el mundo, las compañías aéreas ...